POSMODERNOS CONTRA LA POSMODERNIDADsteemCreated with Sketch.

in spanish •  last month  (edited)

Source img:https://www.pinterest.com/uchutenshi/arte-posmoderno/

A los fumadores, desde hace unos lustros, les chafan cada calada con eso de las pegatinas de “fumar mata”. Todo a nuestro alrededor mata, es peligroso, siendo el acto de la vida el más susceptible de muerte.

Entre todos estos aguijonazos, el más dañino de todos es el del progreso. La vida cómoda, con opíparos banquetes y opulentos muebles, atrofia cuerpo e intelecto, sumergiéndolo en una constante de vacío y miseria mental.

No obstante, el destruido humano posmoderno, goza a su disposición de más medios que ningún otro biotipo histórico. La más suntuosa biblioteca antigua, no llega ni al tacón a lo ofrecido por Internet. Por ello, los contemporáneos nos creemos muy listillos, amigos de opinar sobre lo ajeno y siempre gustosos de aleccionar, convencidos de ser coleccionistas de respuestas.

Para rematarlo todo, llega el sector servicios.

Nuestra deriva hacia el vicio, podía ser corregida con unos buenos madrugones. Un trabajito físico en el campo, suficiente para embravecerse y ver los días como una batalla. No obstante, el son del progreso marca esas pretensiones desfasadas, siendo deseables para la agenda mundial las tareas de atención al público y confección de informes.

El mundo entregado al comercio. Mindundis de punta en blanco matándose entre sonrisas. Devorándose civilizados, por un dulce ascenso o un jugoso aumento.

La desconexión con la naturaleza, junto con el espirítu pitagorín, deja en el humano medio un vacío incorregible. El alma es una zanja, cada vez más profunda, donde no hay cuerda que rescate al niño de nuestro interior. En consecuencia, la amargura se hace fuerte, clavando su bandera en nuestra mente y atacándola impía con soberbios revolcones.

El hombre se vuelve contra el mundo.

El nihilismo, combinado con la vida urbanita y la necesidad de realización, da como resultado la búsqueda de una verdad. Pero claro, ¡Ay! Es que somos muy cultos. Y lo que tiene el conocimiento es que tritura los esquemas a los que aferrar nuestra dicha. Así que improvisamos, tocando las cuerdas que nos apetece aunque duela escuchar la melodía.
Y construimos cosmovisiones.

Alejados de la vida, no podemos levantar más que aberraciones. El mañana nos castigará por el hoy, azotándonos con sus siete colas mientras suplicamos el expío. Todo lo que construimos está sesgado, atomizado con religiones tullidas que parten a los hombres como niños de Salomón. El espirítu humanista ha amputado la humanidad, dejando deformes gremios que guerrean unos contra otros en disonancia armónica.

El caos sirviendo al orden.

Así, los asépticos posmodernos sirven al amo que atacan. No ignoran sus mordiscos, o incluso los disfrutan, pero están despojados de la sangre y rabia con que marcar nuevos caminos. Mientras tanto, las luces se vuelven oscuras. El alba amaga con no volver, mientras la locura amenaza con ahogar al mundo en una noche eterna. La llama perpetua.

El infierno sin salida.

Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!
Sort Order:  

Sencillamente excelente. Un gran texto lleno de referencias de gran valor amalgamadas con oficio e intención. Upvote y follow sin chistar.

Muchas gracias amigo!

Por cierto, se te pasó la fuente de la imagen. Vale la pena ponerla, el post es bueno y eso puede hacer que lo descarte algun trail de curación.

Actualizado.Gracias por avisar!

Muy buen post, que me deja con una pregunta que hacer, ¿acaso de verdad la posmodernidad es un infierno sin salida?

El mundo saldrá de aquí.Otra cosa,es que tendrá que aprender-por las malas-las consecuencias de esta posmodernidad.Gracias por tu comentario y saludos!