El ladrón y poeta François Villon (segunda parte)

in spanish •  last year 

En mi anterior publicación presenté al poeta François Villon: 

https://steemit.com/spanish/@marioamengual/el-ladron-y-poeta-francois-villon, 

Ahora, tal como les ofrecí, voy a comentar algunos de sus versos, no sin antes dejarles dos opiniones sobre su obra:

Esta ave del cadalso fue el único gran escritor de su tiempo y país, y con él se inicia la literatura moderna en Francia. Boileau lo calificó como el primer poeta articulado del idioma; y si lo medimos, no por la priorida del mérito, sino por lo vigente de su influencia, no comparándolo con oscuros antecesores, sino con los grandes y famosos sucesores, instalaremos a esta figura desprestigiada y desaliñada en un nicho más alto en el templo de la gloria del que fuera soñado jamás por el crítico. (...) De él proviene buena parte de Rabelais, de manera directa o indirecta, una inspiración profunda, permanente y cada vez mayor. No sólo su estilo, sino su dura pero pertinente manera de contemplar el aspecto sórdido y feo de la vida, se vuelven cada día rasgos más específicos de la literatura francesa.

Robert Louis Stevenson en François Villon: estudiante, poeta y ladrón.

Fuente

... la obra del genio, merced a la imprenta, a la sazón incipiente, se multiplicó póstumamente y, siglo tras siglo, creció la cohorte de lectores cultos, a quienes había de encantar encontrar en el poeta a un hombre doliente y sensible, criminal pero arrepentido, irónico pero creyente, y a un artista cuya perfección aparece sin falle, y es gala eterna de la lírica francesa.

Gustave Cohen en La vida literaria en la Edad Media (la literatura francesa del siglo IX al XV).


Ahora leamos a Villon. Así comienza El testamento:

En el año trigésimo de mi edad,

que ya había bebido todas mis vergüenzas,

ni del todo loco, ni del todo cuerdo,

a pesar de muchos sufrimientos soportados,

que en su totalidad he recibido

por la mano de Thibaut d'Aussigny...

Si es obispo y bendice las calles,

yo niego que lo sea mío.


En una época, en ese siglo XV de Villon, mientras los poetas cortesanos se regodeaban en fiorituras y en poemas de salón, Villon sobresale por la crudeza de sus declaraciones, por incorporar a la poesía hechos y cosas que no eran tenidos por poéticos o  se consideraban antipoéticos. Veamos.

Pero ¿qué quieres? Mi destino,

contra el que de ningún modo puedo,

me trata con tanta deslealtad,

que de él me viene este comportamiento.

Perdonadme de alguna forma,

y tened en cuenta que en gran pobreza

(y esto lo dicen todos)

no cabe gran lealtad.


¿Despecho? ¿Desengaño? ¿Amor traicionado? Villon lo afrontó con su característico humor y con el mayor desparpajo:

De mí, pobre, quiero hablar:

fui golpeado como trapo en río,

completamente desnudo, no quiero ocultarlo.

¿Quién me hizo masticar esas grosellas

sino Catalaina de Vaucelles?


Ya en el desengaño, en el desamor, en la entrega traicionada, declara Villon:

Me ha engañado y hecho creer

siempre de una cosa que era otra:

de la harina, que era ceniza;

de un mortero, un sombrero de fieltro;

de la vieja escoria, que era estaño;

de dos ases, que eran tres;

(siempre el mentiroso embauca los demás

y toma el rábano por las hojas).


Ante la muerte, no es Villon menos original, aunque en la Europa de aquellos tiempos las plumas anónimas, las del ingenio popular habían concebido el horror de la Danza macabra o Danza de la muerte. Villon, muy de su tiempo y muy a su estilo, dice:

Sé que a pobres y ricos,

cuerdos y locos, curas y laicos,

nobles, villanos, generosos y tacaños,

pequeños y grandes, hermosos y feos,

damas descotadas,

de cualquier condición,

con adornos y altos sombreros,

a todos agarra la Muerte, sin excepción.

Fuente

Da para mucho más la breve obra de Villon, pero he querido en este espacio llamar la atención sobre ella e invitar a leerla, para quienes no la conocen, y puedan acercarse sin prejuicios a esa inmensa voz de la moribunda Edad Media, de ese poeta que horas antes de ser llevado al cadalso, aunque fue perdonado después, escribió para siempre:

Yo soy François, aunque me pese,

nací en París, cerca de Pontoise,

y en el extremo de una soga

sabrá mi cuello lo que mi culo pesa.



Aquí les dejo dos enlaces: uno con las poesías de Villon; y otro, un relato concebido por Stevenson, inspirado en Villon:

https://lengualoscantos.files.wordpress.com/2010/10/francois-villon-poemas.pdf

 http://www.lashistorias.com.mx/index.php/archivo/un-alojamiento-para-la-noche/

Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!
Sort Order:  

Congratulations! This post has been upvoted from the communal account, @minnowsupport, by marioamengual from the Minnow Support Project. It's a witness project run by aggroed, ausbitbank, teamsteem, theprophet0, someguy123, neoxian, followbtcnews, and netuoso. The goal is to help Steemit grow by supporting Minnows. Please find us at the Peace, Abundance, and Liberty Network (PALnet) Discord Channel. It's a completely public and open space to all members of the Steemit community who voluntarily choose to be there.

If you would like to delegate to the Minnow Support Project you can do so by clicking on the following links: 50SP, 100SP, 250SP, 500SP, 1000SP, 5000SP.
Be sure to leave at least 50SP undelegated on your account.

  ·  last year (edited)

Excelente... Francois Villon es un contemporáneo nuestro. Asombra pensar que escribió con tanta libertad y profundidad de pensamiento en plena edad media... Por algo Nicolás Guillen le dedica su hermoso Soneto al cual el cantautor cubano Amaury Pérez musicalizó magistralmente:

Cerca de ti, ¿por qué tan lejos verte?
¿Por qué noche decir, si es mediodía?
Si arde mi piel, ¿por qué la tuya es fría?
si digo vida yo, ¿por qué tú muerte?

Ay, ¿por qué este tenerte sin tenerte?
Este llanto ¿por qué, no la alegría?
¿Por qué de mi camino te desvía
quién me vence tal vez sin ser más fuerte?

Silencio. Nadie a mi dolor responde.
Tus labios callan y tu voz se esconde.
¿A quien decir lo que mi pecho siente?

A ti, François Villón, poeta triste,
lejana sombra que también supiste
lo que es morir de sed junto a la fuente.

Un upvotico, te resteemeo y te sigo ;-)

Excelente comentario que complementa cuanto he escrito. Gracias, @yomismosoy, y saludos.