[Advertencia, título largo y final inesperado] LA ERA DEL CONTENIDO EN INTERNET EN UN MUNDO MATERIALISTA

in #spanish3 months ago

Intro. Imaginen los cuatro primeros descriptores de esta publicación, como un flashback de imágenes que vemos en la televisión, proyectadas rápidamente en nuestro cerebro.

REDES SOCIALES, TECNOLOGÍA, CONSUMISMO, TENDENCIA

Aunque pocas veces nos damos cuenta, somos parte de un gran sistema que nos conduce sin piedad a un mundo que genera dependencia infinita a valores finitos. No podemos culparnos por querer estar al día con aquello que el mundo nos ofrece como novedoso, llamativo y hasta “necesario”, estamos hablando de todo tipo de producto del mercado de consumo, ya sea virtual o material (tangible).

Este es el siglo XXI, la confluencia de hechos históricos, igual de importantes que aquellos que marcaron el rumbo de la humanidad años atrás.

Nos movemos en un medio muy exigente, vivimos atrapados en la pantalla del teléfono, la portátil o la televisión, con cantidad de contenido que nos ahoga en el mar agitado que llamamos “Internet” masificado naturalmente por la oportunidad de estar conectados y acceder a herramientas digitales de última generación.

giphy.gif

Todo esto, seguro tuvo un ideal principal, el de facilitarnos la existencia, simplificando nuestras tareas, sin embargo, no fue el único resultado, luego de acercarnos a nuevas plataformas digitales, terminó también alejándonos de las propias relaciones cálidas entre seres humanos que se fueron distanciando silenciosamente.

giphy (1).gif

Muchas son las advertencias y muchas también las consecuencias, nos estamos perdiendo una buena parte de experiencias y sentimientos que vienen de la interacción real entre personas que alimentan nuestro espíritu. Ojo, yo estoy utilizando este medio para acercarme a millones de personas, a ustedes, pero solo con el fin de compartir lo que recibo de otras personas que veo y fotografío en la calle por ejemplo. Tampoco espero que entiendan, que todo lo que hacemos con el internet es malo, no es el punto, se trata del uso que le damos y cómo CONTRIBUIMOS a un mundo mejor, más humano, más sensible, menos superficial pero que no deja de avanzar en conocimientos para el provecho de todos.

Ahora bien, nuestro día a día básicamente lo podemos categorizar en dos escenarios, el primero, rodeado de gente que conocemos, familia, trabajo, amigos; con quienes nos relacionamos “proporcionalmente” pues recibimos su atención, pero también le brindamos la nuestra. El segundo escenario, va rodeado de personas que NO conocemos, y vaya sorpresa, este es mucho mayor lógicamente; cuando andamos en la calle, en el super, al cine o viajando. Si resulta que este último escenario, es mucho mayor y no tengo directamente una ganancia pues no recibo o doy algo en buena parte de mi vida cuando no estoy rodeado de la gente que si conozco, pudiera parecer que se desperdicia gran parte de ella.
Si alguno leyó mi primera publicación, en donde me presento a steemit, sabrá que trato de aprovechar cada elemento de mi rutina, para sentirme viva, es un estilo particular de pensamiento, no quiere decir que sea el mejor, por supuesto, pero resulta muy emocionante y satisfactorio. ¿Qué por qué? Porque si en la calle me tropiezo con una escena donde veo dos enamorados, riéndose, puedo ser capaz de alegrarme con ellos (es más, me estoy riendo porque me ha pasado y si me entretiene bastante) y con cualquier otra situación, como esta por ejemplo:

20190926_135043.jpg

Algo que se volvió típico en las calles de San Felipe y estoy segura que en otras ciudades de Venezuela, fue encontrarse personas que sin ningún tipo de pena y protección, cargan tortas al aire, puesto que comenzaron a cobrar las cajas, muchos se ahorran este gasto. Para mí es un reto casi heroico, comenzando porque si bien la crisis económica duplica los precios casi a diario, la gente no deja de querer celebrar la vida en un cumpleaños con una linda torta haciendo un gran esfuerzo monetario, y luego porque se trasladan con ellas en el transporte público señores y mágicamente, no he visto ninguna torta estropeada por un roce.
En esta escena, esta señora no tiene una, sino dos tortas, una en cada mano, retando un malabar desastroso si una de ellas cayera al piso, literalmente “pondría la torta”.
Pero pasa algo lindo, al subir al bus, un señor se ofrece ayudarla y de la nada, sale esta bella sonrisa que me dejó cautivada, el señor solo la estaba ayudando, pero veía la torta como si fuera un regalo, no creo que éste creyese que se la iban a obsequiar, por eso la verdad me pregunto qué motivó su genuina y tan inocente sonrisa, igual que la de la niña a su lado. A mí solo me toco admirar el momento y sacar lo mejor de un viaje a casa que iba a ser caluroso y molesto.

B612_20191002_134610_257-01.jpeg

“SALIENDO DEL AUTOMÁTICO” “CAMBIANDO LA NARRATIVA” “SIENDO CONSCIENTES” Y “APROVECHANDO EL MOMENTO” Son mis mantras personales que comparto con ustedes. Cuando vayan por la calle, observen a las personas, vean sus expresiones y quizás se darán cuenta que carecen de algo, no se si es emoción, alegría o actitud, pero podemos comenzar cambiando eso que damos afuera para recibir de todo el que no conocemos, algo que puede alegrar el momento y así aprovechar un mejor contenido que puede ser igual de viral en las redes, que las noticias de los artistas y famosos, y así realzamos lo maravilloso de la interacción social entre conocidos y desconocidos y mantenemos la fe en la humanidad.