El brillo que le falta a nuestra vida

in #spanish2 years ago

image.png


Caminando por las calles siento en mí ser la desdicha y pena. Rodeado de personas llenas de éxito y carisma, al verme en el espejo solo veo como burla mi ser.

Veo que todos son felices, sonrisas radiantes, rostros radiantes... felicidad donde quiera que veo. Mi rostro no se ve feliz en absoluto desde hace mucho tiempo. ¿Cómo pueden serlo los demás en este mundo lleno de problemas y complicaciones?

No puedo saberlo. Solo sigo llevando mi vida como lo he hecho hasta ahora, llevando en mi espalda el peso de mis responsabilidades, mis deudas, mis desganas. Llego cada día a mi hogar, beso a mi hijo, antes solía besar a mi esposa, eso quedó en el olvido, últimamente nuestras conversaciones no son tan amenas. Otra razón por la cual en mi rostro permanece casi tallada en mármol, la expresión de dolor e ira.

A veces, sentado en mi sala de estar, observando los mismos dibujos animados que ve mi hijo, pienso en las diversas maneras de llenar mis días de vitalidad. Sí, solo lo pensaba, no encontraba forma de llenar mis días de dicha.

Veía a mi pequeño hijo, siempre jugando, lanzando objetos a todos lados, incluso contra mí. Su educación, debo admitir que por parte de nosotros, sus padres, ha sido decadente, siempre nos hemos permitido el hecho de llevar las cosas por facilidad y hemos ignorado de todas formas posibles las maneras de inculcarle valores, respeto y deberes.

Lo observo y hasta de ello me decepciono. Soy culpable, de su mala educación, su carácter explosivo, sus llantos y rabietas sin sentido, y solo pienso que estoy muy cansado como para tratar de instruirlo mejor.

Tenemos quejas, múltiples por parte de los maestros, vecinos y amigos, simplemente no hacemos nada para remediarlo. Yo no tengo las energías o las ganas para hacerlo.

Así pasan mis días, lamentándome por hacer todo de la manera incorrecta, sentado frente a un televisor viendo como mi hijo demuestra las más amplias definiciones de irreverencia. Sintiendo rencor por todos aquellos que demuestran una vida llena de felicidad.

El día en que por fin veo un brillo de felicidad y esperanza en mi vida, hice algo a lo cual no estaba acostumbrado, me desvié de mi camino de regreso a casa y me senté durante mucho rato en una banca de cemento del parque, disfrutando del andar de los que pasan frente a mí. Mis pensamientos habituales están ahí, recordándome una y mil veces que está todo mal. Siento mi corazón apocarse, hasta que la veo en la distancia. Una mujer, vestida con un vestido de muchos colores, flecos y lazos que destallan y una sonrisa radiante.

Delante de sus pies, su termo de café se encuentra hecho añicos, el café está desbordado por todos lados, pero aún así mantiene la sonrisa.

Me acerco y poco a poco camino, temiendo ser impertinente, temiendo ser maleducado. Hacía mucho no me importaba eso, pero algo me hace temer perder la oportunidad de conocer a esa persona. Le ofrezco mi ayuda y sin dudarlo la acepta, levanto los restos de su termo y al entregárselo su sonrisa se anima mucho más.

Sorprendentemente hablamos durante horas, tomamos un café como si fuésemos viejos amigos y poco a poco indagamos en nuestras vidas. Río con ella como hace mucho que no hago, siento su dolor cuando me cuenta sobre su enfermedad, un cáncer de mama en resolución. Siento como mis ojos se llenan de lágrimas cuando me explica todo por lo que ha pasado pero en su expresión solo hay felicidad.

Siento que tiene más fortaleza de la que yo he tenido durante toda mi vida y siento aún más la falta de amor que tengo en mi vida. La miro, siento su energía llena de vitalidad aún cuando estuvo a punto de morir y comprendo que soy yo quien está muerto.

Sin padecer ninguna enfermedad, sin tener ninguna condición, simplemente estoy muerto en vida.

Su esposo llega por ella unas tres horas después, es igual de sonriente y alegre, de su mano lleva una pequeña que apenas llega al lugar saluda y me dedica una sonrisa aún sin conocerme. Prometemos encontrarnos en una próxima oportunidad y realmente me da felicidad y esperanza el poder sentir tantas cosas positivas.

Regreso a mi casa con una convicción de que sencillamente he sido yo, ha sido mi falta de energía, mi mala perspectiva con la vida, lo que me ha llevado a sentirme arrinconado y devastado.

Comprendí que así como todos los demás brillan y tienen felicidad, yo también puedo tenerlo. Porque solo depende de mí. Los problemas, los conflictos no nos delimitan, y quizás no lo notamos hasta que es demasiado tarde, hasta que estamos completamente solos.

Aún yo no estoy solo, aún tengo a las personas que amo. Aún puedo ser feliz. Solo debo ponerle una sonrisa a mis días.


BANNER-NUEVO.gif


Links de las imágenes

Imagen
Banner editados por autor, en programa Photoshop Cs5.

Sort:  

Pero el final de todas las cosas se ha acercado. Por lo tanto, sea sobrio y esté sobrio en las oraciones.(1 Pedro 4:7)

Pregunta de la biblia, ¿Por qué Dios permite que el demonio haga tanto daño al hombre?

Mira el Video a continuación para saber la respuesta...
(Perdón por enviar este comentario. No estamos buscando nuestro beneficio propio, su intención es predicar las palabras de Dios de cualquier manera posible).


Comenta lo que entiendes de nuestro video de Youtube para recibir nuestros votos completos. Tenemos 30,000 #SteemPower. Es nuestra pequeña forma de Gracias, nuestro querido amigo.
Mira nuestra Discord Chat
Únete a nuestra comunidad oficial: https://steemit.com/created/hive-182074

Coin Marketplace

STEEM 0.30
TRX 0.06
JST 0.041
BTC 36770.56
ETH 2389.74
USDT 1.00
SBD 3.99