Mil Obstáculos para llegar a la Meta

in #spanish2 years ago (edited)

Holaaaa los extrañe mucho, las ocupaciones me alejan de estos medios, espero estén todos bien. Hoy les comparto una historia muy personal, habla de mi crecimiento como persona y profesional.


Todos tenemos una historia detrás de un sueño, de un logro o de un objetivo cumplido, nada se gana de la nada, todo tiene un sacrificio, a cada uno nos toca diferente, quizás otros se vayan por atajos y se les haga más fácil o puede que esos atajos les enreden el camino.


         Mucho soñaba cuando era niña, que quería cuando fuese adulta todos mayormente decimos doctor, maestra, enfermera o veterinaria, pero a medida que vamos creciendo y conociendo nuestros verdaderos gustos es que fijamos una meta que se va convirtiendo en realidad a medida que trabajamos en ella. Cuando ingrese en un liceo técnico en 4to año de bachillerato, allí pude ver diferentes materias que estaban relacionadas a algunas carreras como turismo, administración financiera, informática, seguro y mercadeo esas eran las menciones que eliges cuando pasas a 5to año, al principio me decidí por informática pero luego de ver algunas materias me di cuenta que realmente me gustaba Administración, desde ese momento me di cuenta que era lo que iba a ejercer, me gradué de técnico medio en administración financiera, pero yo quería más, mientras conseguía un cupo en una universidad estuve trabajando en tiendas y en alguna que otra librería, poco tiempo pasó para que consiguiera cupo en una casa de estudio.


         Empezar fue complicado, pues la universidad me quedaba muy lejos de casa, estudiaba en caracas y vivía en el estado Vargas, las colas tanto de personas como en la autopista para subir y bajar eran terribles, largas horas sentada en los autobuses me afectaban ya la zona lumbar, en mis momentos libres tenia que ir al cyber o infocentro (en el infocentro hay computadoras que puedes utilizar gratis, son patrocinadas por el estado, mayormente están en bibliotecas, en el cyber hay que pagar por usar una PC) no tenía computadora en mi casa, así que me ayudaba de esa forma, a veces iba a casa de una amiga a transcribir o investigar, pero muy pocas veces, pues vivía muy lejos.


         Más allá de todos esos inconvenientes, tenía uno mayor mi papá, él me decía todos los días, que dejara de estudiar y trabajara, “un título no vale nada”, “solo será un adorno”, no puedo juzgar a una persona que trabajó desde los catorce y no terminó la escuela, además de criarse en un campo, para él perdía mi tiempo, pero para mí era muy importante. Cada mes obtenía una beca por tener buenas notas, eso me ayudaba mucho, aunque casi todo se fuera en pasaje, estudiar no me daba tiempo de nada, me consumía todo el día y hasta los sábados que tenía materias como Educación física, no podía cambiar el horario de clases pues pensaba en trabajar para ayudar un poco más en casa, empezaba a desesperarme, pues mi papa decidió no ayudarme en mis gastos, así que no me daba ni un centavo, quería presionarme a dejar la universidad, yo me valía de mil formas, con préstamos y la beca. Ese primer año de la carrera fue intenso, ya en el segundo no podía costearme el pasaje, impresiones, copias y todo lo que exige ser un estudiante, así que decidí vivir en caracas con mis abuelos, allí ayudaba en lo que podía y colaboraba en el hogar con lo que me daban en la beca, el gasto era mucho menor así que me alcazaba el dinero.


         Continué mi lucha de idas a la biblioteca, al cyber, noches sin dormir, en algunas ocasiones mis compañeras me ayudaban con las tareas y me las dictaban por llamadas telefónicas. A pesar del carácter de mi abuelo que no me permitía dejar la luz de mi cuarto encendida después de las ocho de la noche, llegamos a un acuerdo que si estaba estudiando o haciendo algún trabajo para la universidad no había problema. Me pasaron cosas inesperadas, en mi primera presentación del proyecto no pude asistir debido a que me dio lechina o mejor dicho varicela (es muy horrible cuando eres adulto), sin embargo eso no afectó mi calificación en esa materia pero en otras si, no todos los profesores me dieron oportunidad de recuperar evaluaciones (eso bajo un poco mi promedio), ya finalizando la carrera me contagie de hepatitis viral (comía en la calle en algunas ocasiones), ese día hice un gran esfuerzo fui a mi presentación final del proyecto ya que era para obtener el título de Licenciada en Administración, como era de esperarse aprobé con máxima puntuación "20 ptos" luego de eso no pude celebrar ,abuse un poco de mi salud así que fui directo al hospital.


         Fueron 5 años intensos, con miles de anécdotas y de las que solo conté unas cuantas, pues también está la parte de las personas que me dieron la mano y las que me dieron la espalda, mi papá tuvo que entender que no puedes obligar a tus hijos a ser lo que tú quieras, que somos libres de elegir siempre y cuando sea un sueño o meta sana, también entendió que no estudiaba por capricho sino porque verdaderamente era lo que quería, me gustaba, me hacía feliz, yo aprendí a ser fuerte y no desistir a lograr mis metas, el aprendió que estudiar va más allá de un título, sino de crecimiento , personal, profesional y hasta espiritual.


         El día que subí las escaleras a recibir mi título me sentí grande, a pesar que no fui de las tres mejores en promedio estuve entre los primeros 30 de 450 graduandos, aun así estaba orgullosa, en ese mismo momento me tracé otras, en las que estoy trabajando actualmente.


Enlace de Imágenes:
Imagen 1
Imagen 2
Imagen 3
Imagen 4
Imagen 5
La última foto soy yo.

Muchas Gracias por leer, sobre todo porque el texto es largo , Espero les haya gustado. Saludos.

kei.jpg