HOMO HABILIS (Hombre constructor) Parte cuatro

in spanish •  3 years ago  (edited)

De los encofrados ya no tuvimos que preocuparnos porque los oficiales encofradores saben muy bien montar los cofres y moldes con maderas sostenidas con puntales, según las medidas de los planos del arquitecto. Cuando terminan de montarlos, el aparejador comprueba que las medidas responden a los planos.

Los casetones huecos de cemento los colocamos Antonio y yo.

El ferralla, ( apelativo amistoso para el especialista en hierros) seguidamente, fue cortando y colocando los hierros, también según las medidas de los planos.

Los capiteles, encima de cada pilar, serán formados en esos huecos cuadrados. El hormigón irá rellenando los capiteles y todos los nervios a lo largo y ancho.

Evidentemente, lo que parece más complicado para el ferralla es la colocación de los hierros de los capiteles, pero es conocedor del oficio; y cuando yo le preguntaba a ver si no se liaba, se sonreía, y me recordaba que la experiencia es la madre de la ciencia. “Sólo hay que tener un poco de paciencia” -me decía.


Construyendo una casa unifamiliar no hacen falta más de tres hombres para fabricar los forjados y los pilares. En la próxima foto, uno vuelca el hormigón y otro lo alisa.

Y en esta, un hombre más dirige la “pluma” del camión con la cuba llena de hormigón.


Llegamos a culminar el tercer forjado y a armar la estructura de la cubierta con vigas de acero. Yo mismo, el fin de semana las pinté de minio, dos manos.


Algún detalle en las fotos siguientes:

Las pletinas ancladas en el hormigón con tornillos ficher.
El aparejador nos indicó que había que reforzar algunas soldaduras que no habían quedado a su gusto:

Aquí ya se ve toda la estructura con los nervios para colocar los ladrillos planos “rasillones” y encima los aislantes y las tejas.


El arquitecto quiso ver “in situ” como iba quedando la realización de la estructura de hierro y en su visita a la obra me sugirió que añadiéramos un pilar más, aunque no figuraba en los planos, La viga jácena (la central y más alta) quedaría mucho más reforzada.

Una vez terminada la estructura de la cubierta y cerrada con albañilería, Antonio construyó las chimeneas. Una para el hogar de la salita, otra para la sala de máquinas como salida de gases, y otra para ventilación directa desde la parte más baja de la casa.

En este momento pintamos las chimeneas (ya se ven blancas) porque nos ahorraríamos andamios y horas de trabajo cuando ya estuviera la casa hecha.

Para la albañilería Antonio contrató a dos albañiles de su confianza y a dos peones de albañil.

Y seguimos la obra de arriba hacia abajo.

¿Alguna dificultad hasta ahora?
A mí, hasta ahora, todo me resultó bastante fácil e incluso divertido. Eso sí, durante la construcción de la casa, no tuve ningún fin de semana libre, ni vacaciones.

Consideraba el trabajo físico como descanso del trabajo intelectual. La primera vez que cogí un palustre se resbaló la mezcla y se me cayó al suelo con la consiguiente risotada del peón que me observaba. Un intento más y no se me cayó jamás.

Fui aprendiendo todos los oficios a cual más interesante e iba yo trabajando cuando tenía tiempo libre en mi profesión, con los albañiles y peones. Sólo un oficio se me resistió y no puede dominarlo, pero lo revelaré cuando llegue su hora. Voy a seleccionar las fotos de la siguiente parte:

Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!
Sort Order:  

Espectacular el proceso

·

No sé si espectacular. Lo que sí sé es que el proceso fue lento, sin prisa. La prisa es el mayor enemigo de una obra. Tiene que dominar la pasión en cada paso del proceso, casi como si el proceso y no el fin fuera lo fundamental de la obra. Gracias por el elogio

Me parece que va a quedar bellisima la casa!!! Felicidades!!!

·

Gracias. A ver el resultado de una casa en la que el ahorro con respecto a un contratista normal, como hace casi todo el mundo fue de un 40%

·

Ya estoy buscando fotos del final y las voy clasificando para los próximos relatos del proceso de construcción.

·
·

Me quedo esperando!!! Cordiales saludos!
Namaste

Ante todo gracias por compartir esta información. Primero por lo personal de la historia y segundo por el interés general (al menos para mí ).

Sería interesante saber al final cuanto tiempo se demoró el proceso y, en la medida de lo que estimes compartir, el costo total del asunto.

Salu2.

·

Echaré cuentas.
Es la casa donde he vivido desde entonces.
La empecé el año 2000 y vine a vivir en 2003, pero no estaba terminada. La fui terminando yo solo poco a poco.

Buen post!
Yo fui ferralla durante un tiempo hace ya unos 10 años. Duro trabajo.

·

Cierto, sobre todo cuando se cortaba con la cizalla con la fuerza de los bíceps nada más como mi amigo Tiburcio, una excelente persona. Cierto que terminamos siendo amigos. Cuando terminó mis hierros ya compró una máquina eléctrica de cortar. ¡Menuda diferencia!

·
·

Nosotros cortábamos con radial casi todo, excepto ciertos tramos donde era peligroso meter la máquina. Nos hartábamos a cargar pilares de 350 quilos sobre el hombro entre 4 personas.

·
·
·

la radial es muy peligrosa. Yo recomiendo la radial para cortar algo puntual donde la concentración del cerebro no se dispersa con la rutina. Cuando se hace algo rutinario con la radial viene el despiste y puede ser fatal...