El Enigma de Baphomet. Novela. (1)

in spanish •  2 years ago 

Ya que mi novela "El Baco" finalista del Premio Planeta 1993 ha sido de interés para muchos steemians, ahí la dejo para que en el futuro la puedan leer cuantos steemians nuevos lo deseen.

Hoy comienzo con mi segunda novela que se enmarca dentro de la arquitectura novelesca de El Baco. No es una segunda parte ya que tiene una estructura independiente, pero bien podríamos considerarla una segunda parte de El Baco. Se trata del descubrimiento de lo que ha estado oculto durante 700 años y que cambió no el rumbo de Europa sino el rumbo del mundo en el siglo XIV, y que se descubre en esta novela publicada por la Editorial Bohodón, ( Madrid) en 1911.

Vamos a ello:
.

Captura de pantalla 2017-07-18 a las 18.01.37.png
.
()
.
Captura de pantalla 2017-07-18 a las 18.02.26.png
.
Captura de pantalla 2017-07-18 a las 18.02.42.png

Captura de pantalla 2017-07-18 a las 18.02.59.png

Captura de pantalla 2017-07-18 a las 18.04.00.png
.

Captura de pantalla 2017-07-18 a las 18.04.20.png
.

Captura de pantalla 2017-07-18 a las 18.04.33.png
.

A los lectores:
Tuve la inmensa suerte de haber recibido enseñanzas en Salamanca, entre otros insignes profesores de distintas facultades, de los historiadores jesuitas Bernardino Llorca y José Ignacio Telechea Idígoras. Tras sus lecciones y conferencias sobre los templarios me entusiasmé con múltiples lecturas al respecto y, cuando creía que las había agotado porque ya se repetían los datos, forjé en mi mente mi visión de los siglos XII, XIII y comienzo del XIV, tanto de la vida cotidiana en los pueblos y por los caminos, como de la vida oficial en palacios, catedrales y monasterios.
Veía a los campesinos labrar las tierras, veía a los armenios que habían huido hacia Europa perseguidos por los selyúcidas, refugiados en logias, labrando piedras y levantándolas a pulso para colocarlas en las paredes de las catedrales y otras construcciones nobles y eclesiásticas, así como con sus afiladísimas hachas cortar troncos y labrar vigas y andamios; y veía a los mendigos intercambiándose mendrugos y otras limosnas obtenidas. También veía a los poderosos, jerarcas de la Iglesia y cortesanos disputándose el dominio sobre las gentes sencillas. Llené la cabeza de detalles e imaginé todo lo que he redactado en esta novela, con la que he pretendido crear una obra de arte, que ayude a desterrar del cerebro del ser humano toda maldad y cualquier tipo de calumnia por pequeña que parezca.
.
.

Captura de pantalla 2017-07-18 a las 18.04.51.png
.
.

Esteban Arias Hernández pretendía espantar su congoja con un canturreo indescifrable.
En el sótano, desempolvó el baúl de madera con nervios de hojalata. De su biblioteca eligió no más de una docena de libros y los colocó con esmero en el fondo, para que no se dañaran con el traqueteo, tanto en el tren hasta La Coruña, como durante la travesía del Atlántico.
Entre las ropas, envolvió su viejo violín Testore, que nunca logró tocar, y el reloj de sobremesa heredados de su abuelo.
Subió al desván con pasos inquietos y bajó la maleta de cuero forrada por dentro con fino tafilete. Cuando le había sacado brillo con el cepillo de limpiar los zapatos, se quedó en silencio mirando los enseres de uso diario, cubicando mentalmente los volúmenes para aprovechar todos los resquicios.
Con solemnidad litúrgica colocó dos mudas, pieza por pieza, hasta llenar las cuatro esquinas. No encontraba lugar para los ocho pergaminos medievales, que sacaba de España clandestinamente. Desocupó de nuevo la maleta y descosió el forro. Ya desentrañaría la caligrafía endiablada de lo que parecían banales contratos antiguos y escrituras de compraventa que carecían de validez alguna; aunque, escudriñadas algunas palabras sueltas, tenían todo el aspecto de encerrar una epístola y un viejo relato. Había que examinarlos más despacio.
Introdujo con esmero los ocho pergaminos y concluyó la costura pacientemente, con puntadas de maestro guarnicionero, pasando la aguja por los mismos agujeros para que no se notara el descosido.
Antes de cerrar el baúl definitivamente, salió de casa hacia el orfelinato. Le faltaba el último trámite: la firma y la póliza en el documento de adopción del niño.
Al día siguiente, temprano, el director de la inclusa se lo llevó al andén como habían quedado. Lo cogió en cuello y el niño se le abrazó con fuerza, como si no quisiera desasirse nunca, habiendo cambiado el semblante asustado por una sonrisilla. No pronunció ninguna palabra, ni papá, ni padre, ni nada. Sólo se achuchaba contra su pecho.
Subidos al tren, Esteban abrió la carpeta que el director le había entregado y comprobó los documentos que legalizaban a su hijo, demasiado pequeño para intuir el largo viaje que les esperaba en barco.
La madre del niño, Itziar Markuleta Etxeverría, quedaba en el manicomio atada con una camisa de fuerza.
Al cumplir la mayoría de edad, con la misma maleta de cuero y tafilete, José Antonio Arias Markuleta volvió a España, a pesar de que no le quedaba más familia conocida que su madre loca, y tardó mucho tiempo en descoser el forro.
Su padre, sintiéndose enfermo, le había encomendado recuperar el pergamino que le faltaba, costara lo que costara, para lo que precisaba de tal paciencia que cursó la carrera de historia.

Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!
Sort Order:  

Amigo, que bueno empezarte de nuevo a leer, super interesante tus publicaciones.
Un abrazo!

·

Gracias

I am very happy you are giving readers a chance to read your new novel. Thanks for sharing, my good wishes are always with you.

·

Muy bien.

  ·  2 years ago (edited)

I'll definitely read your new novel. Thanx for sharing

·

Perfecto. Gracias.

Es un honor interactuar contigo. Hace tiempo que vengo viendo los capítulos de El Baco, y no había podido leer ninguno. Voy a leerte.

Hace mucho que escribo. Publiqué sólo un libro de cuentos, hace más de veinte años, de nombre Un mudo en la garganta. Uno de sus cuentos obtuvo una mención en el concurso de Puebla.

·

Estos son anticipos, o esta novela que sigue a El Baco ya fue publicada?

·
·

Las dos novelas fueron publicadas. El Baco, por Editorial Edinford, hoy desaparecida. Y esta novela la publicó Editorial Bohodón, Madrid.

·
·
·

Gracias. Me confundí porque dice que fue publicada en 1911, pensé que tal vez era parte de la historia. Tal vez sea un error.

·

Pues también puedes publicarlo en steemit

·
·

Gracias. Sí, lo voy haciendo. Pero cuento por cuento, y esparcidos. Sí puse el índice completo de otro libro que escribí, de tema político. Pero ése nunca fue publicado.

Gracias por compartirlo, voy a seguir esta novela.

·

Muy bien. Espero que te satisfaga.

·
·

Seguro que sí.

Voy a tratar de seguir esta nueva literatura. Quiero ver qué pasa con el niño adoptado en la parte restante de la historia.

·

Es escena retrospectiva. El niño y el padre se sabe quiénes son en la novela El Baco. Esta segunda parte que constituye esta novela versa sobre el fin de los templarios de Ponderada, España. Y al mismo tiempo el descubrimiento de quién era Baphomet, por quien se condenó a morir en la hoguera a cientos de templarios inocentes.

This post has been ranked within the top 80 most undervalued posts in the second half of Jul 18. We estimate that this post is undervalued by $8.65 as compared to a scenario in which every voter had an equal say.

See the full rankings and details in The Daily Tribune: Jul 18 - Part II. You can also read about some of our methodology, data analysis and technical details in our initial post.

If you are the author and would prefer not to receive these comments, simply reply "Stop" to this comment.

·

Al contrario. Me interesa siempre cualquier opinión sobre mis obras, sea cual sea y venga de donde venga.

Que privilegio es leer junto a usted otra de sus grandes obras. Muchas expectativas con El Enigma de Baphomet. Novela. Muchas gracias por compartirla!

·

Muy gustoso de que los steemians que quieran puedan dedicar un ratito de su ocio a leer mis obras. La creación de una obra de arte no es exclusiva del autor, es más, yo diría que se comparte al cincuenta por cien la autoría que corresponde la mitad al autor y la otra mitad al lector al leerla, recrearla y suscitar múltiples evocaciones. Saludos Cordiales.

·
·

Muy buen punto! Espero algún día llegar a publicar obras tan grandiosas como las suyas. El gusto es mío. Saludos

very nice to read thanks for sharing here.

·

Gracias