26 Capítulo veintiséis. ESCRITURA CUARTA ( De mi novela "El Baco")

in spanish •  3 years ago  (edited)

ESCRITURA CUARTA
Durante el mes de septiembre, Leo mató el tiempo como pudo resolviendo problemas de química, introduciéndose en la informática y jugando al golf en El Candado, club del que eran socios sus padres.

Una mañana inició la salida, siempre con los hierros, porque el madera uno, el madera dos y el madera tres no los dominaba. Llegaba al «green» del hoyo cinco y la bola cayó en «banker». Como normalmente, por pura pereza, jugaba sin pinchos en los zapatos, al bajar a la arena resbaló en la ladera, se dolió del coxis y llegó sin billete hasta la bola blanca que desde lejos parecía un huevo de paloma. El casual compañero de partido intentó ayudarlo en su postura supina, y de pronto encontró por delante la marca tersa del pasajero priapismo subsiguiente a la caída, y por detrás, cuando intentaba levantarse, la culera de los pantalones claros teñidos de césped. Al sentirse observado con mirada firme, inexorablemente se asoció al rey mirón de las huríes humanas en la Edad Media leonesa. Como Pablo representaba el botón perdido, andaba algo desabrochado; y ante cualquier evento de la vida cotidiana, se sorprendía a sí mismo tenuemente hipnotizado e inmerso en los cercanos acontecimientos pasados.
En el mes de octubre, transcurridos los primeros días de clase, recibió carta de Ohio. Quién sabe, se decía mientras avanzaba en la lectura, si dentro de quinientos años esta «kártula» de Pablo no será parte de la historia escrita, y si el desprecio por las asignaturas de letras no sólo se convertirá en respeto sino en admiración tan sugestiva como inefable. El contenido del sobre le parecía una resma de fotocopias por el grosor del taco. Las hojas del cuaderno que Pablo y Leo habían descifrado en la playa también venían incluidas. Su primera intención fue leerlas lentamente, durante los ratos libres, para que no le robaran tiempo en los estudios; pero no se contuvo, y devoró de una sentada las que no había leído.
(En el fondo del baúl, he descubierto este pergamino, que tengo que incluirlo ahora, porque, aunque la fecha de la era está muy sucia, con la lupa he podido comprobarla y creo que los voy clasificando bien, según el orden cronológico. Dice así:)
El siguiente texto, no es necesario traducirlo en una nota a pie de página porque inmediatamente lo traduce el cuñado de Honorino.
«In era X post millessima (año 972) duas post mortem Heliodorus» (El resto está escrito en castellano antiguo muy raro)
(Por tanto, tengo que venir aquí, para reconstruir las sucesiones. Heliodoro murió en el año 970, y el hijo que heredó el cuidado de su religión fué Dorodionoteo, porque sigue diciendo):
(Traduzco, porque este documento tiene mezclas de latín con castellano antiguo muy raro):
«En la era 1010, dos después de la muerte de Heliodoro, Sajar y Aligmá renunciaron a las datas de sus antepasados. Ellos, hasta encontrar la verdad dionisiaca, vivían en la era 338 de Muhama. Con ellos, hombres y mujeres de todos los oficios se habían convertido a nuestras supremas tradiciones porque encontraron en nosotros amor y alegría en esta vida, además de amor y alegría en compañía del Baco en la eterna. En la religión de sus padres y abuelos (Dice textualmente: “abiis suis”), sólo tendrían alegría en la vida eterna, que es la incierta, aunque sea más larga. Sajar y Aligmá dieron a la mazmora de Dorodionoteo 300 hectáreas de tierras»
(He hallado la correspondencia porque en realidad dice):
«... MMDCC tafulias terras…»
(y cada tahúlla mide 1.118 metros cuadrados. Por lo tanto 2.700 tahúllas por 1.118 metros cuadrados que mide cada tahúlla, dan 300 hectáreas)
«También poseían cincuenta siervos, veinte parejas de bueyes, novecientas borras, seiscientos borros, doce asnos para trasportar piedras y hacer presas para hacer pesqueras y trasportar a los siervos al campo. Y todo se lo dieron a Dorodionoteo y a su mujer Naima».
(Dice): «deron a Dorodionoteo e a sua muler Najma cuanto avian en lugar pernomeado Mesapotama inter rivulos Esila ye Kia».
(O sea: que aunque detalla lo que dieron a la bodega, aquí dice que ese matrimonio, Sájar y Aligmá, que al parecer eran los dueños de toda la comarca, le dieron todo lo que tenían en la Mesopotamia, entre el río Esla y Cea, a Dorodionoteo, que era el dueño de la bodega. Puede ser que, si encontramos más escritos con los que se puedan demostrar más cosas, Honorino y Domitila sean dueños de toda la comarca. Hay que seguir buscando y ver dónde estaban esas 300 hectáreas de tierras. Comprobar también cualquier detalle que aparezca en otros pergaminos por si acaso fueron vendidas a alguien en el tiempo que va desde esta donación hasta el día en que se hizo la compra a Ceferino).
«Sájar y Aligmá también le dieron al sacerdote de la bodega, que era Dorodionoteo, dos mil masamuras para construir una casa al lado de la bodega y se fueron a vivir allí con Dorodionoteo y su esposa y sus hijos y con más parientes, muy cerca del Dios Baco. Y comieron carne de muharram y les supo muy buena, igual que a los cristianos. Los tagarinos les insultaban; les llamaban “Krd” que quiere decir“simius ya porcus”(mono y cerdo), por eso no salían de la bodega de dar culto a Baco sacrificando borregos y corderos».
(Dice): «borroaecus ya borraquias ya Krdarios».
«Eran descendientes de Muhama de la estirpe de los Sarquiyinos,
por eso los cristianos les llamaban Sarracenos, que es lo mismo; pero no lo sabían decir según la lengua de sus antepasados».
(En el mismo pergamino dice): «de avolorum ya de parentum suorum».
«Muy pronto, Sájar y Aligmá murieron felices, sonrientes, con el divino líquido en los labios. El color de su piel era aúreo, sobre todo los ojos. Antes de morir brillaban como el sol y mucho más que el oro. Los dolores debajo de las costillas derechas los convertían en sonrisas dionisiacas con el divino licor, licor de Baco que quita todos los dolores y adormece en la paz. Después de despertarse quita el dolor del centro, encima del ombligo; y adormece en sueño dionisiaco. También habían entregado a la bodega veinte fardeles que tenían llenos de ropa y doscientas quilmas para los cereales, y veinte alhamares.
Esto fu scripto su era MCCLXXXII en genero, XXII dias. Regnando el rey do Fernado en Leo, en Castiella, en Sevilla, ena Anda luzia, en otra tierra mucha. Aadil Bin Migaeliz scripsit.
(Atención a esta fecha porque es el año 1254, reinando Fernando III el Santo).

fotos

http://www.clubelcandado.com

https://es.wikipedia.org/wiki/Fernando_III_de_Castilla

Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!
Sort Order:  

Hi! I am a robot. I just upvoted you! I found similar content that readers might be interested in:
http://www.jgcastrillo.com/2016/08/el-baco-cap-25-26-27-28-29.html

This post has been ranked within the top 80 most undervalued posts in the second half of Jan 10. We estimate that this post is undervalued by $5.27 as compared to a scenario in which every voter had an equal say.

See the full rankings and details in The Daily Tribune: Jan 10 - Part II. You can also read about some of our methodology, data analysis and technical details in our initial post.

If you are the author and would prefer not to receive these comments, simply reply "Stop" to this comment.