Respetando acuerdos

in spanish •  last month

De todas las enseñanzas que he encontrado en la biblia hay una que no deja de sorprenderme y no solo a mi sino que todos quienes se la comparto piensan igual que yo lo hacía al principio y es que la tendencia a practicar lo que nos parece justo está en nosotros aunque casi no practicamos la justicia sin conocer a Cristo. Para explicar un poco de que se trata quiero permitirme citar la bíblia

Mateo 20 Dios Habla Hoy (DHH)
La parábola de los trabajadores del viñedo
20 »Sucede con el reino de los cielos como con el dueño de una finca, que salió muy de mañana a contratar trabajadores para su viñedo. 2 Se arregló con ellos para pagarles el salario de un día, y los mandó a trabajar a su viñedo. 3 Volvió a salir como a las nueve de la mañana, y vio a otros que estaban en la plaza desocupados. 4 Les dijo: “Vayan también ustedes a trabajar a mi viñedo, y les daré lo que sea justo.” Y ellos fueron. 5 El dueño salió de nuevo a eso del mediodía, y otra vez a las tres de la tarde, e hizo lo mismo. 6 Alrededor de las cinco de la tarde volvió a la plaza, y encontró en ella a otros que estaban desocupados. Les preguntó: “¿Por qué están ustedes aquí todo el día sin trabajar?” 7 Le contestaron: “Porque nadie nos ha contratado.” Entonces les dijo: “Vayan también ustedes a trabajar a mi viñedo.”

La explicación del parrafo está demás pero aun así quiero aclarar que tenemos varios grupos de trabajadores, el primer grupo fue a trabajar acordando recibir como pago el salario de un día, los otros grupos se les dijo que se les daría lo que fuese justo y es obvio que por orden de grupos los primeros trabajaron más horas que los últimos. Para todos nosotros sería justo que los que trabajaron más ganen más dinero que los que trabajaron menos, pero esto es lo que ocurre:

8 »Cuando llegó la noche, el dueño dijo al encargado del trabajo: “Llama a los trabajadores, y págales comenzando por los últimos que entraron y terminando por los que entraron primero.” 9 Se presentaron, pues, los que habían entrado a trabajar alrededor de las cinco de la tarde, y cada uno recibió el salario completo de un día. 10 Después, cuando les tocó el turno a los que habían entrado primero, pensaron que iban a recibir más; pero cada uno de ellos recibió también el salario de un día. 11 Al cobrarlo, comenzaron a murmurar contra el dueño, 12 diciendo: “Éstos, que llegaron al final, trabajaron solamente una hora, y usted les ha pagado igual que a nosotros, que hemos aguantado el trabajo y el calor de todo el día.”

Estoy seguro que tanto usted como yo podríamos opinar igual que el primer grupo de trabajadores, sentirnos menospreciados en un sentido laboral y lanzar la misma queja de protesta pero cual es la razón? esta fue la respuesta que recibieron:

13 Pero el dueño contestó a uno de ellos: “Amigo, no te estoy haciendo ninguna injusticia. ¿Acaso no te arreglaste conmigo por el salario de un día? 14 Pues toma tu paga y vete. Si yo quiero darle a éste que entró a trabajar al final lo mismo que te doy a ti, 15 es porque tengo el derecho de hacer lo que quiera con mi dinero. ¿O es que te da envidia que yo sea bondadoso?”

Cuando meditamos en la respuesta dada por el dueño de la finca debemos recordar que el salario fue acordado en el momento de la contratación y que al terminar la jornada se les pagó lo acordado (el salario de un día). Si no hubiesen habido más trabajadores se hubiesen ido a casa contentos con lo ganado pero como sus compañeros que trabajaron menos recibieron la misma cantidad sintieron que era injusto. A veces nos quejamos de la vida basandonos en los logros que obtienen nuestros semejantes, queremos ser como x o que nos vaya mejor que a y porque pensamos que merecemos más que ellos. Pero la justicia de Dios es que Él dijo "tendré misericordia de quien tuviere misericordia", lo mismo pasa en nuestros lugares de trabajo cuando nos parece que alguién recibe mejor paga a pesar de trabajar menos que nosotros. En estos casos solo debemos reflexionar si se nos está dando lo acordado si es así lo demás no es cosa nuestra.

Debemos entender que aunque todos valemos lo mismo no somos todos iguales y cada quien recibe conforme a la medida que Dios permite y pone gracia. Antes de quejarnos por algo que estemos recibiendo debemos pensar en que tenemos el privilegio de recibir cuando otros no lo tienen y en lugar de presentar quejas debemos ser agradecidos en todo momento. Es mi forma de pensar y lo dejo aquí a manera de reflexión. Que Dios bendiga tu vida.!

Imagenes CC0 de Pixabay

Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!
Sort Order:  

A mi también me ha pasado, pero si se ha contratado y hay un acuerdo entre las partes entonces no queda de otra que cumplir el contrato acordado. Siempre pasa que habemos varios contratados y siempre uno trabaja mas que los demás.

·

Asi es, creo que debemos enfocarnos en la relacion laboral con el patrono sin que nuestro rendimiento o actitud dependa de terceros, si se respeta el acuerdo nosotros debemos cumplir nuestra parte de buen ánimo, gracias por comentar amigo.!

·
·

Me gusto el blog, tiene una enseñanza muy bonita. Gracias a ti.

Logo cides mini.jpg

Si buscas votos GRATIS, te invito a integrarte a la Comunidad Cides.
Para unirte a esta comunidad tienes que seguir el trail de Cides en Steemauto.

boton seguir a cides.png

Y en 24 horas estarás registrado en el bot de Cides para recibir los votos de la comunidad.