Migrar de Venezuela: Una necesidad que no escapa de la realidad

in spanish •  21 days ago

129290_medico11.jpg
Fuente

En la búsqueda de la supervivencia

Como antropóloga, nos enseñan en la universidad sobre el poblamiento de América, cuando para aquel entonces existía un continente llamado Pangea y después de su división en Laurasia y Gondwana comenzó la travesía de traslado en búsqueda de supervivencia humana. Una de las teorías, sostiene que entraron por el estrecho de Bering y fueron descendiendo por las costas hasta que nuestro continente se fue poblando, esto ocurrió por la necesidad de buscar alimentos y viviendas. De todo lo antes expuesto, podemos deducir que la migración ha sido desde la época de nuestros antepasados, una necesidad de supervivencia.

En ese sentido, la situación crítica en Venezuela, ha obligado a retomar esa necesidad de supervivencia. Vemos con mucho dolor a familias que se han desintegrado a causa de esta terrible experiencia.

Migrar por necesidad

Quizás muchas personas aun creen en la posibilidad de ver llegar un cambio a la crisis que estamos viviendo hoy en día y por lo tanto se mantienen fieles a nuestras raíces. De alguna manera se han adaptado a las colas para comprar alimentos, la búsqueda de medicinas, entre otros y ya cuando te acostumbras, todo se hace más fácil.

Pero, cuando te toca directamente vivir en carne propia la muerte de un familiar a causa de la delincuencia, que por mala suerte se encontraba en camino a su casa, haciendo una de las tantas procesiones para comprar insumos para su hogar o simplemente porque le cayó mal a esa persona, entonces ya tu manera de pensar cambia y es ahí cuando te das cuenta que aquí ya no se puede vivir. Aun así, he escuchado testimonios de personas afectas a una ideología que para nada nos favorece, al decir que esto es normal y que en cualquier país vamos a encontrarnos con este tipo de peligros, pero las estadísticas no mienten y cada vez crece el número de personas asesinadas en manos de hombres y mujeres sin escrúpulos. Son muchos los números que no salen a la luz, pero al tener amigos trabajando en los centros forenses, nos informamos de una verdad aproximada de casos que llegan por esta causa y sin contar aquellos cuerpos que aun se encuentran desaparecidos.

Antes de graduarme de Antropóloga, en mi elección del ciclo profesional, tuve la oportunidad de escoger el departamento de física y ahí compartí con una gran profesora del área de reconocimiento forense a quien acompañé en algunas prácticas de identificación de cuerpos en la morgue y pude contactar la gran lista de desaparecidos que si los funcionarios hicieran su trabajo de búsqueda, incrementaran los números de muertes que hasta hace algún tiempo eran divulgadas en los noticieros del país, pero hasta eso han pretendido ocultar a la población para mantener una mentira, diciendo que nos encontramos en un país libre de violencia.

Recientemente, la salud fue uno de los temas que me ha afectado con mi embarazo. Conseguir una medicina tan esencial como para que tu bebé se mantenga dentro de tu vientre, se convirtió en una preocupación tan fuerte que por un momento me preparé para lo peor, aunque muchos me decían que tuviera fe, ya el esfuerzo debe ir más allá de nuestras creencias, cuando ganar dinero en nuestro país se ha vuelto como tener agua en nuestras manos. Esto lo pude sentir al pagar un poco más de un sueldo mínimo por dos cajas de pastillas que durarían exactamente un mes, pero ni hablar de las personas mayores que cobran menos de un salario y deben hacer milagros para completar para sus medicinas y aquellos que son independientes que deben estirar un poco más ese dinero para comprar algo para comer. Sabemos que debemos ser tolerantes, pero al oír a personas agradecer porque en este país aumentan el salario cada dos o tres meses y que eso los hace felices, me causa indignación. Sí, es cierto, los aumentos existen, pero al día siguiente cuando salen a la calle, se dan cuenta que los precios de los alimentos se duplicaron porque la superinflación que estamos viviendo nos come cada día y aún así levantan sus manos para ajustarse aún más la venda que tienen sobre sus ojos.

Ni hablar de los artículos personales y de primera necesidad. En mi caso, los pañales para mi bebé que está por nacer y la leche de fórmula. Estos aumentan de precio cada tres días, motivado al alza o caída del dólar paralelo que es el que define nuestra economía actual a pesar de que los que se encuentran sentados en las sillas de poder, culpabilizan a sus opositores de que son los culpables de lo que estamos viviendo por ir al exterior a solicitar un bloqueo económico, cuando todos sabemos que lo que está pasando es producto de una mala gestión administrativa que nos mantiene en zozobra a todos los venezolanos que aceptamos y vivimos esta realidad.

Entonces, nos sentamos cabizbajos y analizamos que sí, se hace necesario migrar del país. Aunque las ganas por sacar a Venezuela adelante siguen latente, eso también se ha convertido en un imposible con tantas trabas que te ponen si no perteneces a un partido político. Cuando sientes que de alguna manera diste todo tu empeño por mantenerte aquí, pero ya no puedes seguir sobreviviendo, se te abren las alas y comienza la práctica por volar en búsqueda de calidad de vida.

No critico a los que se han ido porque tampoco les ha sido fácil desprenderse de sus familias y costumbres y más cuando sabes que a donde irás, te encontraras solo, rodeado de personas con culturas diferentes y que por la culpa de venezolanos con conductas no apropiadas, han hecho que nos den una mala fama en la mayoría de los países, haciendo que los que en verdad necesitan y quieren buscar una nueva vida para sacar adelante a su familia, se consigan con muchos obstáculos.

Migrar de Venezuela se ha convertido en un reto, en un desgaste emocional que va desde caer en el modismo de seguir a otros que se han ido sin analizar consecuencias que al final, se convierten en una frustración por no haber planificado todos los aspectos que van desde lo geográfico, económico y legal.

Por más que nos duela, a muchos se nos hace difícil sobrevivir en este país, ajustados en todo sentido y sin ninguna esperanza de cambio para todos los venezolanos.

No hace falta colocar más imágenes para hacer llegarle a todos los que me están leyendo, creo que cualquier foto que pueda descargar de internet, escaparía de la particularidad de cada venezolano.

¡Un gran abrazo para todos!

Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!
Sort Order:  trending

Lamentablemente es así, Venezuela se ha convertido en el país de las oportunidades rotas

·

Es triste afirmarlo, pero tienes toda la razón @poesía empírica :(

Es una decisión que puede encerrar la vida y la muerte. Mucha fuerza

·

Sí, por eso es que debemos sentarnos y analizar sus consecuencias. Gracias, amigo @darius86

Congratulations! This post has been upvoted from the communal account, @minnowsupport, by jackelinlopez from the Minnow Support Project. It's a witness project run by aggroed, ausbitbank, teamsteem, theprophet0, someguy123, neoxian, followbtcnews/crimsonclad, and netuoso. The goal is to help Steemit grow by supporting Minnows and creating a social network. Please find us in the Peace, Abundance, and Liberty Network (PALnet) Discord Channel. It's a completely public and open space to all members of the Steemit community who voluntarily choose to be there.

Amiga, estamos viviendo una de las peores realidades, que abarca todos nuestros puntos cardinales; a veces pienso que es una bendición seguir viviendo en la tierra que me vió nacer, pero hoy: nada me haría mas feliz que cruzar el óceano, y NO regresar jamás.
Un gran abrazo. @jackelinlopez

·

Así es amiga, muchos daríamos todo por poder irnos y poder vivir en un país dónde se pueda tener calidad de vida. Pero, hasta eso se hace cuesta arriba! :'(

Sin palabras que complementen.
Aún así, dejo mi comentario para que sepas que me pasé por tu blog y comparto lo antes mencionado.

·

Gracias por pasar amigo, es una realidad que nos toca a todos de alguna manera. Un abrazo.

Una lección de humildad que estamos viviendo el pueblo venezolano, saludos desde Medellín, un venezolano más buscando felicidad en otras latitudes

·

Ciertamente, amigo @coliraver Mucho éxito en todo lo que emprendas!

Amigos venezolanos: Con estas desgarradoras declaraciones me quedo sin palabras. Solamente desearos fuerza para vencer como titanes esas dificultades. Sé que no es fácil, y que lo que es fácil es deciros palabras de ánimo pero es lo único que os pueden decir. Un fuerte abrazo.

·

Muchas gracias por sus palabras de fuerza, que llegan en el momento preciso, estimado @jgcastrillo19 Con mucho afecto recibo su abrazo en nombre de todos mis hermanos venezolanos.

Me considero optimista digan lo que digan, no hay nada como mi país Venezuela!! Tengo fe que pronto estaremos bien y seremos prosperos, con o sin este gobierno. Muchos amigos se han ido, la mayoria a las primeras semanas ya extrañaban a Venezuela y me comentan que Venezuela no tiene nada que envidiar. Estamos pasando un mal momento, este gobierno nos tiene aplastados a todos, pero debemos entender que todavia hay posibilidad de salvar nuestro país empezando nosotros mismo siendo mejores ciudadanos. Mientras unos lloran otros venden los pañuelos, y estoy convencido que todo esto que está pasando hará de este país en los proximos años una potencia, pero NO POR UN GOBIERNO, SI NO POR SU GENTE. Saludos desde Valencia Edo Carabobo.

·

Aunque verdaderamente hay una situación desfavorable para la gran mayoría, sea por pesimismo o por ser realista, tampoco podemos descartar que SI hay personas que venden pañuelos en una sociedad llena de llanto. Estoy seguro que NO quieren irse del país pues han hecho del dolor ajeno, su fuente de ingreso. Siempre he sido optimista y emprendedor en todo lo que me he propuesto, pero debo admitir, que también he pensado en la posibilidad de salir a otro país buscando mejores opciones. Opciones que me permitan obtener lo que deseo sin hacer colas interminables, comer lo que quiera sin preocuparme por el dinero (pensando en aquellos que están más desprotegidos) y saber que puedo comer lo que quiera y que mañana, no me faltará el dinero. He pensado en muchas opciones donde tengo amigos que ya han salido del país y están trabajando en Ecuador, Perú, Bolivia, Chile, Panamá, Colombia.Argentina, y paro de contar. Si bien es cierto que un país se hace potencia por su gente y su nivel de educación, no podemos descartar que mucha gente calificada, se ha ido en pos de sus sueños, de una vida mejor y de un mejor futuro para su familia. Carlos Baute una vez cantó: "No hay mal que dure mil años ni cuerpo que lo resista, yo me quedo en Venezuela porque yo soy optimista" y sólo logró triunfar estando en España. Si se hubiese quedado, tal vez, y es lo más probable, su historia sería otra.

·
·

Es verdad hay algunos que se aprovechan de la situación, pero no puedes decirlo en general. Hay muchas personas que ante está situación han logrado explotar muchos talentos y han logrado estabilidad financiera de manera honrada ¿como lo hacen? eso hay que preguntarnos. Pero estoy de acuerdo contigo, a lo mejor hay una realidad a fuera que va más allá de ser optimista, te lo dice alguien que lleva 4 días sin servicio de agua. Ya sabemos como está todo y la situación es la misma, tanto para el que se va, como para el que se queda, ambos haciendo un esfuerzo grande para poder salir adelante. Recuerdas que hay dos tipos de emigrante: El que se va para no volver y aquel que se va para volver con las ganas de crecer en su país. Si me tocara emigrar sería la segunda opción, no me veo en otro país que no sea Venezuela. Es una opinión personal. ¡Un gran abrazo!

·
·
·

Y precisamente, esa es mi filosofí de vida. Si tuviese la oportunidad de salir de mi país, sería para regresar e invertir en él. Todo, absolutamente todo dependerá de cómo podemos ver el vaso... medio lleno o medio vacío. De allí, obtenemos nuestra visión de futuro y nivel de optimismo y la determinación de irse para no volver o irse para regresar repotenciado. :)

·
·
·

Para mi tambien sería tu segunda opción. Solo busco el bienestar de mi hijo que está por nacer. Así sea la más optimista de todas las mujeres y por más que haga todo el dinero del mundo, se nos vuelve agua, cuando una leche de formula cuesta 500 mil bs. Entiendo tu posicion y respeto tu opinión y soy de las que nunca ha parado aun cuando no conseguía el medicamente que pudiera retener a mi bebé en el vientre. trabajo 24 horas al día para poder llevar una vida medianamente estable, pero no es calidad de vida. Un abrazo y admiro tu actitud.

·
·

Decidir irse del país, va más allá de un capricho, se trata de defender al más indefenso tal y como lo mencionas @oneray. No quise causar una polémica con este post y entiendo que estamos muy sensibles. Fue un desahogo ante todo lo me ha tocado en carne propia. No hay mejor ejemplo que el que pones de Carlos Baute, siempre pensé igual y lloró con tan solo pensar que en cualquier momento tendré que abandonar mis sueños aquí. Respeto tu comentario. Un gran abrazo.

·
·
·

Estimada jackelinlopez, es realmente un honor y deleite leer tu comentario. Acertado por demás, vale la pena decir que la realidad por la que atravesamos, no es nada sencilla de evadir. Desde hace más de 4 años, soy empresario, y he visto como cada día la vida de cada trabajador se deteriora, al punto que muchos de ellos solo trabajan para medio comer. Un dolor indescriptible se siente, pues, a mayores ganancias, también aumentan los compromisos. Y entiendo perfectamente todo. A veces, al igual que la mayoría, me dejo arrastrar por la incertidumbre y participo de las quejas colectivas. Pero, ha aprendido que el mismo esfuerzo que e necesita para hundirse en el pesimismo, se necesita para ser proactivos para tomar decisiones acertadas y cambiar nuestra condición. En mi caso, trabajamos los 7 días de la semana hasta un poco más de las 6 pm. Me cuesta por la hora hacer compras para las comidas de la familia y ayudar económicamente a hijos y familiares (cosa nada fácil hacer) no porque no haya dinero, sino porque no alcanza para mucho. Tengo dos nietas, 8 y 4 meses, y atravieso lo mismo que pasarás dentro de poco, a menos que podamos hallar la ecuación matemática que nos eleve nuestra calidad de vida. Mi punto, es compartir algunas cosas que me han funcionado para mejor, aunque igual no alcance para mantener el estilo de vida que veníamos trayendo tiempo atrás.
Confío, que más temprano que tarde, podamos volver a ser un país que ha recibido siempre con los brazos abiertos, a los que hoy nos desprecian fuera de nuestras fronteras. Mi mejor deseo para ti, y para todos. Un súper abrazo y cualquier estrategia que funcione, espero sea compartida, pues, todos estamos en el mismo barco llamado Venezuela.

·
·
·
·

ESte tipo de post, es el que hace despertar y pensar en mejores fórmulas para triunfar y salir adelante, sin importar el gigante que quiera interponerse.
Desde Maracaibo, mis mejores deseos para todos.
Desde ahora sigo tus publicaciones.

·
·
·
·

Muchas gracias por su comentario. Sería ideal que como hermanos venezolanos podamos ayudarnos a superar esta situación y que este medio sirva de portal para que difundamos información relevante de cómo conseguir las cosas básicas en nuestro país. Un gran abrazo a usted también y gracias por leerme. Saludos, desde Caracas.