Un Enigma Que Aun No Se Aclara

in #spanish2 years ago

Cómo surgió la rueda, es algo difícil de precisar. Es el único invento absolutamente humano, que no se ha inspirado en la naturaleza. En los seres vivos no existe un mecanismo de rotación indefinida, y en cambio algunos organismos, como los calamares, poseen un dispositivo para moverse en el agua semejante al usado por los cohetes.

Origen De La Rueda

Hasta hace poco se suponía que la primera rueda apareció en Egipto durante la XII Dinastía (1900 a. C.), pero Clarke halló dibujos de escaleras con ruedas, usadas en los templos de la V Dinastía (2500 a. C.).



Fuente

Heródoto dice que en el antiguo Egipto movían las piedras con “máquinas hechas con trozos cortos de madera”, pero los arqueólogos desecharon tal idea, y aplicando el método histórico clásico llegaron a la conclusión de que trasladaban las piedras por simple arrastre, pues incluso desconocían el uso de los rodillos.

En efecto, ningún texto, ningún grabado indican que movieran las grandes piedras por medio de rodillos. Pero el científico inglés S. Piggot nos muestra que los rodillos eran conocidos desde el Paleolítico. ¿Cómo es posible entonces pensar que los hábiles arquitectos egipcios dispusieran de una técnica inferior a la de los primitivos?

No parece sencillo pensar que fuera posible transportar una mole de 1200 toneladas a largas distancias sin contar con rodillos o algo semejante. Y menos aún erigir un monumento sin contar con aparejos. Y a pesar de eso, el transporte de megalitos en la antigüedad debió ser una tarea muy normal. En los templos y pirámides egipcios se colocaron bloques pesadísimos, y en el Cuzco (Perú) se movilizaron piedras de 600 toneladas. Y en Baalbek fueron superiores a las 2000 toneladas. ¿Las acomodaron por simple tracción?

Por Fuerza Debió Haber Ruedas

Pero volviendo a las ruedas, ¿cómo explicar que se usaran en 1900 a.C. a pesar de conocerse desde seis siglos antes? En Mesopotamia los niños jugaban con carretas de juguete hechas con cobre, y en Asiria sucedía lo mismo. ¿La fecha? El año 3000 a.C.

Otra aplicación de la rueda es su aplicación como noria para elevar agua, que Vitrubio cita en su libro De Arquitectura. Esas norias fueron de uso muy corriente en la antigüedad.

En China y en el Tíbet, donde la rueda se conoce desde hace miles de años, ésta no se emplea para el transporte, y su principio se aplica en cambio en rehiletes y molinos de viento.

Tampoco los musulmanes usaron la rueda para impulsar los vehículos. El islam no usó la rueda, y sus habitantes prefirieron la litera y el caballo como medios de transporte. ¿Acaso consideraban la rueda como algo que atentaba contra la naturaleza? En tal caso, la explicación podría ser la arena del desierto, que vuelve inoperante la rueda.

Pero este argumento no sirve para explicar la ausencia de ruedas en la América precolombina, donde había hermosas y largas carreteras, desde México hasta el Perú. La llamada vía real incaica llegaba hasta lo que hoy es el Ecuador por el norte, y rumbo al sur terminaba en algunos lugares de Chile y de Argentina, cubriendo en total unos diez mil kilómetros. Lo verdaderamente desconcertante de estos caminos es que no se utilizaban para que por ellos corrieran los vehículos de ruedas, pues las cuestas no las superaban con rampas, sino con escaleras. ¿Quiénes circulaban entonces por esas pistas o carreteras?

La Rueda, ¿Sinónimo De Guerra?

Se supone que los vikingos, que usaban la rueda para sus carros de guerra, la introdujeron en América, aunque no se han hallado restos que lo prueben.



Fuente

Pero los historiadores, deseosos de negar cualquier relación entre las civilizaciones americanas y las europeas, no han podido demostrar la ausencia de ruedas en el continente. Los juguetes mexicanos y los de Tiahuanaco, fabricados con tierra cocida, en los cuales la inserción de las ruedas en los ejes muestra un perfecto conocimiento de la mecánica, reduce el argumento a un error histórico. No hay duda de que los primitivos americanos conocieron la rueda, y la conocieron muy bien. Pero no quisieron emplearla. ¿Por qué? ¿Por alguna prohibición divina?

Tal vez fue una actitud pacifista, porque tenían de ella un mal recuerdo. Y la rueda siguió olvidada hasta la llegada de los conquistadores, perfectamente pertrechados para la guerra, con sus caballos, sus cañones... y la aplicación guerrera de la rueda.

Fue así como se enfrentaron dos conceptos distintos: un sentido pacifista que renunció a muchas conquistas en aras de una idea de paz. Y un sentido guerrero. Como era lógico, triunfó la filosofía militar, cuya tecnología está basada en gran parte en la rueda.

¿Hemos de creer que América conoció la rueda, pero se negó a usarla porque sus habitantes conocieron desde muy pronto cuáles eran sus peligrosas consecuencias? Me inclino a contestar afirmativamente.