De pronto - Crónica de una paciente con cáncer en una Venezuela sin insumos

in spanish •  last year
Algo la sobresalta. El regreso a la realidad ha sido tan brusco que, por unos instantes, no sabe dónde está. Desorientada, mira a su alrededor y, de a poco, la realidad va regresando a ella

Mientras lo hace observa una mesita en un rincón, y en ella, una estatuilla de la Virgen con un vasito de agua bendita.

«Es curioso—pensó— primera vez que veo el vasito lleno».

El leve tictac de un pequeño reloj sobre el escritorio rompió el silencio.

Contiene el aliento una vez más y observa a la mujer que está sentada delante de ella. La doctora hojea los exámenes con minuciosa atención, hasta el punto en que parece que se le ha olvidado que tiene compañía.

En un desesperado intento por controlar sus nervios, seca sus sudorosas manos y se levanta. Se acerca al enorme ventanal que recorre el despacho y con una mano retira parte de la cortina, como si al hacerlo pudiera escapar a un mundo nuevo.

Con el corazón desbocado se dispone a observar afuera, a la calle. El clima pálido hace juego con su rostro y se concentra en observar unos pocos coches que salen de uno en uno del estacionamiento frente a la clínica, hombres, mujeres, quizás familias enteras que se disponían a ir quien sabe a dónde, quien sabe a qué.

Cerca de la entrada, una madre consuela a un niño que llora, a lo mejor quiere algo de comer.

Se pregunta qué hora es y devuelve su mirada al escritorio, el reloj marca las 9:47.

Han pasado más de diez minutos desde que entró en esta habitación. Quién sabe cuánto más tiene que escuchar los latidos de su corazón en su cabeza.

Al levantar el rostro del reloj, nota que la doctora Philomena la está mirando con un gesto que ya conoce.

Latido, latido, pausa. Latido, latido, pausa

Suspira; masculla bajito algo a la Virgen del rincón y exclama:

—Dígame, doctora

Al tiempo que vuelve a sentarse.

—Meli, primero que nada te digo que debes ser fuerte…

Los latidos dejan de sonar en su cabeza, su corazón se ha puesto a llorar.

—… He examinado atentamente los resultados de las últimas pruebas y…

La doctora tragó grueso. Melixander comprende que intenta buscar las palabras adecuadas, después de todo no es la primera vez. Comienza a jugar con el dobladillo de su blusa. Había escogido una de las más bonitas que tiene con la esperanza de salir victoriosa de ese despacho.

Observa con atención a aquella mujer de cabello gris y lentes redondos, buscando entre las arrugas de su rostro la silueta de un rayito de esperanza. Pero no lo encontró.

—Lo siento —continúa la doctora—, el tumor volvió a aparecer, esta vez se instaló en el pulmón, el hígado y el intestino. Debes iniciar el tratamiento lo antes posible.

De pronto, el aire de la habitación parece insoportablemente pesado, casi irrespirable, y sin soportarlo más, rompe a llorar.

━━ ◦ ❖ ◦ ━━

Melixader Morell es una mujer venezolana, de cabello ondulado que antes llegaba a mitad de espalda, y ahora cae con el roce de una caricia, su mejor rasgo es la sonrisa que siempre la acompaña de la mano de una jocosidad radiante

El día 03 de abril de 2018, en medio de una aguda crisis económica, le diagnosticaron cáncer por tercera vez.

Debió haberse chequeado en diciembre de 2017, pero transcurrieron cuatro meses para que, gracias a las remesas enviadas por un primo desde el exterior, alcanzara a reunir el dinero necesario para hacerse la tomografía correspondiente.

A finales de 2017, un estudio realizado por la Universidad Simón Bolívar de Venezuela reveló que por cada 100.000 habitantes, 33 mujeres son diagnosticadas con cáncer de cuello uterino en Venezuela, lo que representa casi el doble de casos en los 20 países que integran la América Latina. Para la misma fecha, solo quedaban en el país 10 equipos para radioterapia en hospitales públicos, lo que ha obligado a miles de pacientes a acudir a clínicas privadas donde los precios de cada insumo o sesión son exuberantes.

Para febrero de este año, la Organización Mundial de la Salud (OMS), indicó que el cáncer representa la segunda causa de muerte en el país, mientras que la Organización de Coalición de Organizaciones por el Derecho a la Salud y a la Vida (Codevida) aseguró que las 31 farmacias que se dedicaban a distribuir tratamientos de quimioterapias dejaron de funcionar.

━━ ◦ ❖ ◦ ━━

Melixander llora, llora porque pensó que había ganado la guerra, llora porque se siente sola, llora porque el costo de una sola sesión de quimioterapia cuesta doscientos cincuenta millones de bolívares y su sueldo como enfermera apenas llega a los mil.

Llora porque ve cada vez más pequeña la luz al final del túnel.

Como Melixander existen miles de guerreras venezolanas que se enfrentan cada día a la lucha en contra del reloj, el dolor y los precios de los insumos.

| | | |

Mujeres tormenta, que no quieren convertirse en tristes lloviznas de corta duración que el tiempo te permite olvidar.

Este post está dedicado a Melixander y el resto de personas que atraviesan una situación similar.

A ti, que me lees. Te agradezco infinitamente y te invito a dejar tus críticas constructivas.

A ti que pasas por una situación difícil, no flaquees, que el camino es largo pero más temprano que tarde llegarás al final del túnel y la luz no le dará más paso a la oscuridad.

No te cierres, no te rompas, no te tapes la cara y mucho menos permitas que las circunstancias duras arruinen tu sonrisa. Al contrario, ríete del miedo, salva el amor, grita con furia y revive la gracia.

Nunca es demasiado tarde.

❂ ❂ ❂

Quisiera aprovechar este espacio para agradecer enormemente a todos los Witness que hacen vida en steemit, en especial al equipo de @cervantes, cuyo apoyo me ha permitido contribuir a la causa de Melixander, quizás noten que tengo tiempo que no recibo grandes recompensas, pero aunque suene a cliché, cada granito cuenta.

Un Witness es quien mantiene una parte de los servidores para que Steemit no se caiga y siempre podamos postear, comentar, votar y recibir recompensas por ello dentro de la plataforma.

Te invito a votar por el equipo cervantil a través del siguiente enlace:

https://steemit.com/~witnesses

Las imágenes fueron tomadas de las siguientes fuentes:

| 1 | 2 | 3 |

¡Salud y buenas vibras para todos!

Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!
Sort Order:  

mu completo y dirigido tu pos éxito es repugnante para cada uno de nosotros ver como cada dia las cosas mas necesarias y los medicamentos no se puedan costear por los altos precios.

·

Gracias. Pues sí, es una batalla silenciosa la que pelean quienes padecen problemas de salud, en especial los pacientes crónicos como ella. Saludos.

Usted ha recibido un upvote por la comunidad @inteligentzia y su TRAIL de curadores ya que consideramos su post de información útil y de relevancia creativa.

Si quieres saber más del proyecto aquí te dejamos nuestro post introductorio

También puedes unirte a nuestro canales en el Chat Discord o en nuestro Grupo de Facebook para saber más del proyecto!

Congratulations @duemmys! You have completed some achievement on Steemit and have been rewarded with new badge(s) :

Award for the number of posts published

Click on any badge to view your own Board of Honor on SteemitBoard.

To support your work, I also upvoted your post!
For more information about SteemitBoard, click here

If you no longer want to receive notifications, reply to this comment with the word STOP

Upvote this notification to help all Steemit users. Learn why here!