Hemiplejia global

in #spanish5 months ago

No es mío. El concepto lo acuñó Ortega en el prólogo a la versión francesa de su obra “La rebelión de las masas”. La frase de marras, la que al leerla te amarra (o mejor, te desata), es ésta: - Ser de la izquierda es, como ser de la derecha, una de las infinitas maneras que el hombre puede elegir para ser un imbécil: ambas, en efecto, son formas de la hemiplejia moral...

Goya también lo sabía...

España tiene una tradición frentista. No hace falta leer “Una Historia de España”, de Arturo Pérez Reverte, para convencerse. Aunque quizá lo sea la Humanidad, entera. Ahí están las guerras históricas, sobre todo las civiles. Y las religiones, trasuntos de espiritualidad para conectar con el Altísimo o el Todo y encontrar así la armonía o el sentido menos doloroso de la existencia que, sin embargo, se convirtieron y convierten en cruzadas que llaman a las armas y al salvaje ajusticiamiento del hereje, infiel, ateo, blasfemo o, en nuestros días, al peor terrorismo. Casi cualquier religión ha terminado sirviendo de justificación para la intolerancia, el sectarismo, la persecución o el derramamiento de sangre. Incluso las laicas. Y las políticas.
Hay convencidos que hoy votan a los suyos si o si, ocurra lo que ocurra. El trasfondo de esta actitud puede ser tribal, religioso, en ocasiones fanático. También, quizá en el menos peor de los casos, es una cuestión del bolsillo. Ortega y Gasset fue un gran pensador. Sólo descontextualizándolo de su tiempo (1883-1955), un tiempo obviamente machista, su capacidad filosófica puede ser ninguneada. Pero valoró su pensamiento, muy por encima de esas cuestiones, una de esas grandes mujeres que brillaron en zona de oscuridad, una alumna que se convirtió en maestra, María Zambrano. La Rebelión de las masas la escribió Ortega cuando los fascismos seducían al sur de Europa y la revolución bolchevique al Este, simplificando la influencia territorial y sociológica. La masa y el hombre masa fueron advertidos por el filósofo que empezó a vislumbrar el huevo de la serpiente y la serpiente ya reptando.

Ortega y Gasset

Ortega aduce en el libro que el denominado hombre-masa nace de la mejora de las condiciones de vida de las clases populares y la burguesía. Esa comodidad -relativa vista desde nuestros días- le lleva al aburrimiento, a pensar sólo en su bienestar, exigiendo únicamente derechos, asumiendo cada vez menos obligaciones y despreciando la autoridad y las jerarquías.
Cuando nacen movimientos como el de la lucha contra el calentamiento global y se cuelan con fuerza en la agenda mediática (un movimiento sin duda esperanzador y necesario), parece que eso tan avanzado que ya detectó Ortega en el ciudadano de principios del siglo XX se superará en nuestro siglo XXI. Pero, cuando quien abandera esa tarea es una adolescente y cuando la fabricación de etiquetas partidistas cumple su función de apropiarse -para su frentismo electoral- de la transversalidad de un asunto que debiera unirnos a todos, uno asume que, al planeta, antes que el cambio climático, lo partirá en dos la hemiplejia global.

(c) Domi del Postigo / www.domidelpostigo.es

Sort:  

“Ágil, belicoso, inquieto. Hispania es distinta de Itálica, más dispuesta para la guerra a causa de lo áspero del terreno y del genio de sus hombres”

Tito Livio

Gracias por traer la cultura a steem

LOGO Nombre SINERGICA.png

Tu publicación destaca entre las demás, por la excelente calidad de su contenido, por eso ha sido seleccionada por el equipo de curación de @sinergica.

Curamos la etiqueta #spanish con el token SPACO de la Comunidad de Hispano Hablantes, te invitamos a formar parte de nuestra comunidad.