Mi experiencia con AIESEC

in spanish •  17 days ago

¡Hola amigos steemianos! Nuevamente estoy por acá y en esta ocasión les quiero comentar mi experiencia trabajando en una ONG de alcance global, que promueve la paz y el liderazgo juvenil. Acompáñenme a conocer de qué se trata AIESEC.

Nota: Todas las fotografías fueron tomadas de mi galería y del Banco de Imágenes de AIESEC en Venezuela, cuyo acceso está restringido a los miembros. De igual manera, los logos fueron tomados de la carpeta de logos oficial de AIESEC International, cuyo acceso es limitado.

AIESEC es un movimiento que está presente en más de 122 países. Hasta hace poco era considerada una organización, pero luego se le dio la connotación de movimiento. Creemos que la paz existe y es posible. En 70 años de operaciones hemos comprobado que los líderes que promueven la tolerancia, generan entornos pacíficos. Nuestro trabajo consiste en la promoción del liderazgo juvenil, ya que la juventud será la encargada de dirigir el mundo en un futuro; y si desde ahora fomentamos el entendimiento cultural, gran parte del trabajo está adelantado. Todo esto lo hacemos a través de experiencias prácticas de voluntariado, emprendimientos y pasantías.

Los programas que ofrecemos son:


Es un programa de voluntariados, cuya duración es de 6 semanas. El intercambista escoge el país y la oportunidad. Su trabajo será en alguna fundación que esté alineada con el Objetivo de Desarrollo Sostenible que él/ella haya escogido. El programa le ofrece al menos 1 comida diaria (algunos países ofrecen 3), la estadía, agenda cultural y sesiones de liderazgo.


Es un programa de prácticas profesionales, cuya duración es de 2 a 3 meses. El trabajo sería con una Startup, apoyando a su crecimiento. El programa incluye 1 comida y también el alojamiento. Es ideal para aquellos jóvenes que estén terminando su carrera profesional y quieren ver qué se hace en el exterior, para emprender en su país.


Membrecía: Es un programa de liderazgo en el cual perteneces a la organización y trabajas en alguna de sus áreas, con un rol específico y oportunidades de desarrollarte profesionalmente. Tienes un equipo y siempre será importante preservar su legado. No es remunerado, pero la experiencia, los contactos y la proyección que adquieres, son mejores incentivos que el dinero en cuenta, ya que con un perfil competitivo, puedes optar para las mejores oportunidades de trabajo. En este caso, AIESEC es como un laboratorio empresarial.


Es un programa de pasantías remuneradas, cuya duración oscila entre 6 meses y 1 año. No incluye comida ni estadía, pero la persona estará trabajando en una empresa con su salario mensual, que suele estar por encima del sueldo mínimo del país que escoja. Es requisito fundamental ser profesional y hablar una segunda lengua, preferiblemente el inglés. Es importante destacar que en oportunidades muy contadas es posible que la empresa cubra el costo del boleto aéreo del intercambista.




Haré énfasis en este último programa (Membrecía), ya que es en el que he estado por casi 3 años.

Cuando llegué a AIESEC, estaba cursando el 4to año de mi carrera (Educación, mención Desarrollo de RRHH). Aunque me encanta la Educación, no estaba muy enamorado de mi mención. AIESEC apareció como una oportunidad de “trabajar” en un área de Recursos Humanos y familiarizarme con ese ámbito de mi profesión. Mi primer rol fue el de Education Specialist. Mi trabajo era encargarme de planificación y ejecución de actividades educativas para el comité local. Por cierto, funcionamos por entidades. Tenemos AIESEC en Venezuela, pero en distintas universidades del país existen los comités que le dan vida a la entidad nacional. Yo pertenecí a AIESEC en UCV.

Participé como comité organizador de una fiesta de premiación, en la cual me encargué de la agenda. Por otro lado, en un congreso nacional fui algo que se conoce como “Chief Delegate”, quien representa a su comité ante los organizadores del evento y es quien baja la información a sus delegados. Acá logré que mi comité ganara por primera vez el trato VIP durante la conferencia, que básicamente era comer de primeros, poder repetir y escoger quiénes comían de último ja, ja, ja. También fui parte del comité organizador de un congreso nacional, en el cual estuve encargado de todo lo relacionado a los delegados. Aquí dirigí a mi grupo de 10 Chief Delegates y créanme que esos chamitos se convirtieron en una gran familia ¡Los amo!

Mi siguiente rol fue de Talent Planning Coordinador, en el cual me encargaba de apoyar al Vicepresidente de mi área (Talento Humano) en las actividades de reclutamiento, selección, inducción y capacitación de nuevos miembros. Acá tuve un equipo de 2 personas.

Luego de enamorarme de los Recursos Humanos, decidí hacer un gran cambio, así que apliqué a un área operativa y me convertí en Strategic Sales Coordinator para el programa de voluntariados. Mi rol acá era parecido al anterior, pero la diferencia era que me encargaba de trabajar con los jóvenes interesados en irse de voluntariado.

Para mi último rol, fui bautizado como Vicepresidente del programa de Voluntariados Salientes. Acá estuve encargado completamente del producto y tenía que garantizar el crecimiento del área con respecto al año anterior y además, ofrecer experiencias de calidad a todos los intercambistas que se animaban a tomar un proyecto de voluntariado. Esta fue sin duda la etapa más retadora de todas. Tuve un gran equipo, pero es mucha la responsabilidad y el estrés de ser el representante de algo. Sin embargo, amé mi estrés. Mi rol acaba de culminar y decidí tomarme un tiempo fuera de AIESEC para dedicarme a mi Trabajo Especial de Grado. Cabe destacar que se puede hacer carrera en AIESEC, bien sea en Venezuela, aplicando a otros países e incluso llegando a ser Presidente de AIESEC International, con nueva sede en Canadá. Ya dos venezolanos lo lograron.

Hoy, a 3 días de haber dicho “adiós”, puedo dar fe de que AIESEC es realmente un movimiento importante en el mundo. Aunque trabajamos de forma sigilosa, nuestro impacto es real, tangible y positivo. En este momento mi comité está compartiendo con una alemana, una peruana y un holandés que apostaron por nuestro país. AIESEC en Venezuela es una entidad fuerte y con una membresía capaz de lograr muchos cambios de los que nuestro país necesita. Solo es cuestión de que todos lo creamos para que trabajemos por hacerlo posible. Adicionalmente, AIESEC en UCV es para mí el comité de los comités. Seguirá existiendo, porque las nuevas generaciones lucharán porque así suceda. Desde afuera estaré con mi mano tendida, en caso de que necesiten una. Solo le pido a Dios que nuevamente me dé la oportunidad de regresar y encontrar rostros llenos de orgullo por mantener esplendoroso el hogar de nuestra hermosa Maya La Guacamaya (la mascota de UCV).

¡Muchas gracias a todos los que me acompañaron en este viaje AIESECo!


¡Once an AIESECer, always an AIESECer!

Y tú ¿Te irías de intercambio?

Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!
Sort Order:  

wooooow esto me parece genial y muy interesante. Ya quisiera yo ir por ahi repartiendo buenos mensajes de paz