El Bosque de los Sueños [Parte 2/2] 🌙🌳

in spanish •  2 months ago 


Fuente

Capítulo 2

Lo que observaban era impresionante, cada paso les traía algo increíble. Ese bosque estaba encantado o era un sueño, pero nunca creyeron que algo así pudiese ser posible.

Peces gigantescos se paseaban frente a ellos, árboles muy altos que parecían llegar al final de un mar donde se encontraban inmersos y podían respirar con normalidad. Aquello había salido de un cuento fantástico.

Decidieron caminar, sin dejar de mirar impresionados a su alrededor y preguntarse en dónde estaban. Por un lado se sentían curiosos por todo aquello, mientras por otro lado tenían un poco de miedo acerca de cómo habían llegado hasta allí.

—Quiero volver, Isla—exclamó el castaño al tiempo que veía una caravana de peces dorados pasar justo frente a él.

La niña lo miro, un poco preocupada también, y apretó más el agarre de sus manos.

—No te preocupes, estaremos bien—la expresión de ella era completamente seria.

Isla lo guió a través del árboles y peces que paseaban por allí, no decía palabra alguna y parecía muy pensativa. Tim sabía que se la muchachita estaba intentando planear algo en su mente, era completamente algo típico de ella.

Luego de caminar por un par de horas, ver muchas cosas impresionantes y asustarse una que otra vez, llegaron a una especie de castillo de piedras inmenso. La puerta principal se abrió para ellos, como por arte de magia, y les invitó a pasar de una manera silenciosa.

Los niños se miraron entre sí, no sabían si era lo correcto. Pero después de pensarlo un poquito, ¿qué otra opción tenían?

Poco a poco fueron dando pasos por el castillo, caminaban en la dirección que les daba una aparentemente eterna alfombra roja con detalles dorados que brillaban. Habían peces aún más extraños dentro del lugar, pasaban a su lado como si ellos no estuvieran allí e incluso un par chocaron contra los jovencitos.

Cuando llegaron al final de aquel pasillo muy largo, un salón forrado de oro y corales fluorescentes los esperaba con ansias.

Allí lo encontraron.

Era un hombre con una barba que llegaba hasta sus pies, era canoso y vestía ropas finas de seda. Bajo ese extraño mar que no mojaba y donde podías respirar, había otra persona que parecía haber estado esperándolos por mucho tiempo.

—Me alegra verlos por aquí—su voz era ronca y profunda. Hacía eco en toda la habitación.

Isla y Tim no sabían qué hacer o decir, esa persona les miraba con familiaridad y les hacía sentir inquietos, pero no asustados.

—Puedo explicarlo muy fácil—volvió a hablar en hombre—. Ustedes desearon estar en este lugar, alejados de todo lo que les puede hacer sufrir. Yo soy el encargado de cumplir los sueños de los corazones puros.

Ambos pequeños abrieron los ojos como platos.

—Solo tengo una pregunta y es importante que me respondan con sinceridad—él se levantó, acercandose a ellos y mirándoles con una sonrisa—. ¿Esto es lo que quieren?

Pasaron un par de segundos antes de escucharse la primera respuesta.

—Yo quiero ir a casa. Quiero ir al mundos real—fue Tim quien dijo aquello, con un poco de tristeza en su voz y mirando hacia su amiga.

Ella estaba atónita, pestañeaba muy rápido y saltaba su atención entrebel hombre y su mejor amigo.

—Yo... Yo... —sentía que ni siquiera podía hablar.

—Isla...

El castaño ya empezaba a preocuparse acerca de la respuesta de ella. Él no quería dejarla allí ni quería vivir sin las locuras que juntos solían hacer.

—Si te quedas, podrás hacer todo lo que quieras, siempre tendrás diversión y nadie te va a castigar por nada. Es tu sueño, Isla... Pero no tendrás contigo a las personas que amas—las palabras del hombre llamaron la atención de la mencionada, haciendo que el otro niño sintiera ganas de llorar.

—Yo... —estaba meditándolo, quería decir lo que pensaba en ese momento con mucha sinceridad.

Pero cuando vio de nuevo a su amigo, supo lo que quería.

—Yo quiero ir a casa también—dijo esas palabras con mucha seguridad y compartiendo una sonrisa con el pequeño castaño que le acompañaba en todas sus travesuras.

Quizás el orfanato no era el mejor lugar del mundo, pero amaba a varias personas que conoció allí. A la señora Figgings por cuidarla toda su vida, a la señora de la cocina quien siempre le regalaba una galleta extra y le decía que era una pequeña traviesa, incluso al fastidioso de Armie, quien al final había terminado protegiéndola en varias ocasiones. Pero sobre todo, a Tim, quien era su mejor amigo en todo el mundo y con quien siempre podía contar, incluso cuando se le ocurría una locura.

El hombre sonrió y asintió en silencio, seguido de eso, un aplauso que hizo que todo volviera a ser oscuro.

Poco a poco Isla iba despertando, un rayo de un sol naciente se colaba por la ventana. Cuando terminó de sentarse en la cama, encontrando a un Tim muy dormido todavía, se sintió aliviada.

Estaba en casa, con su familia. Y no podía estar más feliz por aquello.

Sin_t_tulo_3.png

Muchísimas gracias por leer nuestra historia y su final en este último capítulo, nos alegra mucho volver a compartir un escrito con ustedes y esperamos lo hayan disfrutado. Nos encantaría saber qué te pareció la historia y qué te hizo sentir, así que déjanos un comentario.

Desde este lado del mundo, se despide con cariño @cafeconleche.

Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!
Sort Order:  

Hello!

This post has been manually curated, resteemed
and gifted with some virtually delicious cake
from the @helpiecake curation team!

Much love to you from all of us at @helpie!
Keep up the great work!


helpiecake

Manually curated by @livvu.