Hablemos de Arte: ¿Por qué?

in #spanish4 years ago (edited)


“La finalidad del arte es dar cuerpo a la esencia secreta de las cosas, no el copiar su apariencia.”

Aristóteles


"Me he arrojado sin preámbulo alguno a pretender descifrar aquello que los ojos no logran dejar de ver y he, estrepitosamente, fracasado. Doy cuenta ahora, al escribir estas líneas, que lo que intento entender pertenece a un reino que no me corresponde comprender, de que esta verdad, tan universal, habita más allá de lo que mi verdad propia me permite ver."



¿Por qué Importa el Arte?

Recuerdo aún la primera vez que vi Los Nenúfares. Mi padre me había llevado de viaje con él y, como solía ser, en sus esfuerzos por imprimir en mí interés alguno por las artes, había terminado por traerme a un pequeño museo que en esta ocasión albergaba obras de Monet. La sala, bañada en luz blanca que radiaba desde el techo simulando así una especie de catedral, era visitada en ese momento por solo unas cuantas personas y se encontraba sumergida en un silencio que era interrumpido únicamente por murmullos y ecos de pisadas. Recuerdo con claridad sentirme, en aquel instante, más en un templo, en una especie de santuario o lugar de religión, que en un "mero" museo y preguntarme qué era aquello que las personas venían a ver y por qué lo hacían, ¿Por qué – en definitiva – era relevante?

Mi padre relató, ante mis inquietudes, un breve paseo por la vida y obra del autor y contestó lo mejor que pudo mis preguntas, a las que poco en realidad le importaban la vida del pintor o la cantidad de recursos utilizados, la técnica, lo delicado de los trazos o lo relevante del contexto y el momento histórico, pues se desligaban estas de todo lo que tan a menudo asociamos a la importancia de la obra y se dirigían a aquello que reside más allá.

Es cuanto menos curioso el hecho de que enfrentados con una pregunta de tan aparente sencillez, recurramos con facilidad a verdades que poco tienen que ver con nuestras motivaciones e inquietudes más profundas y nos conformemos con medias tintas. Es muestra esa cualidad, quizás, de lo difícil que nos resulta asignarle valor a algo que sabemos es invaluable.

Nenúfares - Claude Monet / Museé de l'Orangerie

Existen objetos artísticos que poseen la capacidad de hablar por si solos y nos resultan, sin explicación aparente o racionalización inmediata, sagrados. Terminan siendo estas las piezas ante las cuales nos encontramos rindiendo tributo de manera constante y desde, me atrevería a decir, una consciencia colectiva, admirándolas maravillados e ignorantes, incapaces siquiera de poder explicar de manera coherente qué es lo que en nosotros provoca aquello que, desde su esencia, emana algo que nos resulta desconocido y nos comunica de manera parcialmente articulada el papel que el arte termina por desempeñar en nuestra sociedad y por consiguiente el rol del artista en la condición humana.

Es el arte, que tan a menudo es al mismo tiempo elevado y denigrado, más que una actividad en belleza o producto estético y comunicativo, más que sentimentalismo y expresión o cualquier otra definición académica que redunde en las escuelas. Se trata de aquello que es capaz de abrir nuestros ojos a todo lo que ha de ser considerado transcendental, de la mano humana que osa tocar lo que reside más allá de su alcance. Es la obra de arte una ventana abierta que expone lo que habita más allá de nosotros mismos y se aproxima en ese aspecto a una experiencia religiosa.

Nenúfares - Claude Monet

El artista, hemos de convenir, contiende su existencia con el caos de lo desconocido y se encuentra ante ello desnudo y franco. Necesita de su creatividad para vivir y de alguna manera exteriorizar lo que su interior posee y en ese sentido: se halla maldito.

“Nadie menos yo conoce la ansiedad que padezco y los problemas que me doy...”

Claude Monet

Su misma naturaleza le ha condenado a ser miserable a menos de que logre crear y sin embargo su proceso creativo, no carente de ironías, le resulta esquivo y le rehuye. Se halla afanado por construir belleza desde la nada y desde un pensar que le resultará a menudo imposible de entender con claridad, y erigirá su grandiosidad siempre dudando de la base sobre la cual ha elevado su trabajo. Temo he llegado a considerar la creatividad más maldición que bendición, y doy gracias, en secreto por supuesto, por no ser tan creativo como a veces se me estima. Es en definitiva el artista un pobre bastardo al que le urge mojarse en lo desconocido para pretender, de en medio de ese caos, encontrar sentido.

No existe quizás imagen que pueda asociar mejor a ello que los propios Nenúfares de Monet que, en su extensión de casi trece (13) metros, arrojan a quien le observa en el punto de vista del autor y en medio del caos y azar que rigen la totalidad del lienzo. Ante nuestros ojos reposa una escena más cercana a ensueño que paisaje, carente de estructura coherente, en donde desde el desorden se ha logrado construir belleza.

Nenúfares - Claude Monet

Resulta claro, entonces, que es en la medida en que somos capaces de dar cuenta de cuan limitados y finitos somos y cuan atados por nuestra ignorancia y desconocimiento nos encontramos que podemos comenzar a comprender la importancia de familiarizarnos con lo artístico, que en última instancia se trata de no menos que lo humano. Es parte ello de nuestro pacto divino, nuestra necesidad primitiva de vivir en manera tal de poder apreciar la transcendencia de nuestro falible y accidentado existir que sería, en ausencia de lo sublime: trágico y lúgubre.

“Sin el arte, la crudeza de la realidad haría que el mundo fuese insoportable”

George Bernard Shaw

Sort:  

Tengo problemas para entender el arte o al menos para captar su esencia. Nunca he tenido una epifanía frente a una obra de arte y muchas veces, contemplar un cuadro lo que me produce es un "Qué bonito", un "El tipo pinta bien" y muchas veces "WTF?"
Creo que el arte es de élite, no todos tienen la sensibilidad para apreciarlo en su justa medida y que muchos como yo, estamos en cegados.
Sin embargo, algunas obras si me han llegado, clásicas principalmente pero lo que me atrae de ellas es su belleza o lo ingeniosa de su creación, es decir, lo más evidente.

Escuché a un profesor de psicología decir en una charla respecto a Arte que la belleza era un camino a Dios. Yo, que soy menos supersticioso que él, te diría que es por lo menos un camino a algo más grande que nosotros, de ahí que la belleza de esas obras haya podido llegarte incluso cuando consideras que tienes problemas para entenderle. El problema creo tiene que ver con nuestro sentido de belleza que, como buenos venezolanos que somos, se encuentra subdesarrollado y por lo menos cientos de años detrás del de los europeos. Pero cuidado, que si dices esto en voz alta saltan los defensores del discurso correcto a decir que se tratan de bellezas distintas. Quizás otra forma de arte te produce una emoción más fuerte que la pintura, he visto que escribes bastante, tal vez hayan obras de literatura que sí te hayan conmovido en mayor medida. Gracias por fajarte a leer, saludos @jcalero

Había tardado en comentar este post porque sabía que me tardaría acá, jajaja. Me parece muy interesante que consideres el arte como una creación humana que va más allá de nosotros mismos, que connotes esa trascendencia a la ¿existencia? Porque el arte puede trascender a través del tiempo, a diferencia de nosotros, y más aún, seguir generando una experiencia estética que va sobre lo significativo.
Por mi formación, tengo varios choques entre las nociones de cultura y arte, porque siento que la cultura permea la experiencia asociada a lo artístico, lo estético y lo sensible, como cuando dices que desde el desorden se construye belleza, no lo entendemos ¿o sí? y no todos lo percibiran así, pero tenemos un marco referencial (cultura), un imaginario y una experiencia personal que nos permite abordarlo de alguna u otra manera. Saludos, Ale!

Hola Sophia, confieso me extrañaba no hubieses comentado aún, he tardado en responder porque me encontraba fuera de Caracas. Pareciera derivarse lógicamente que solo se puede comenzar a construir a partir de, entre otras cosas, un marco cultural, sin embargo no hemos de olvidar que se han originado cambios culturales a partir de despertares artísticos, por ejemplo aquellos que tuvieron lugar durante el renacimiento. Quizás no se trata de una que influencia a la otra sino de un ejercicio, o relación mejor dicho, en mutualismo.

Muy atinada reflexión, concuerdo contigo en que el arte no se trata sino de lo humano. Tendemos a encasillar a las personas y al hacerlo, nos sorprendemos que la gente tenga su lado artístico cuando no nos lo esperábamos. Pero si el arte es parte de ser humano, cómo nos podemos sorprender? Lo que pasa es que no entendemos nuestra verdadera esencia.

Gracias por leer Maria, pienso siempre habrá espacio para sorprendernos puesto somos distintos y cambiantes, en este sentido el arte siempre nos otorgará perspectiva. Saludos

Totalmente real. Me he fijado que la mayoría de las veces la "inspiración" llega cuando se está aturdido, ansioso, desesperado, deprimido.
Cuando un pensamiento oscuro aturde y pide ser expresado, ahí llega la inspiración.
Fan de tus posts, Alejandrito♥

¡Gracias Luzke! Siempre es bueno saber que me lees, saludos!

Siempre que termino en alguna conversación sobre cualquier cosa que se le considere arte se me hace inevitable mencionar lo que para mi significa el arte: la belleza buscando trascender, el conocimiento yendo mas allá, en cierta forma lo simple hecho perfecto. Y el arte es lo que nos hace humanos, como dices.

En el romanticismo hacer arte implicaba sufrimiento, y eso conllevaba a sublimar; y este es un concepto que me he tomado mucho en serio al punto de la ridiculez, y digo ridiculez porque en estos tiempos ya no se necesita sufrir para crear, ahora basta con estar en un buen ambiente y con buenas condiciones (económicas quizás) para poder estar en disposición de crear algo. Me dijeron un vez que era muy "romántica" y en efecto tienen razón, la cosa es que estoy consciente de ello y mas de una vez me he encontrado con que puedo crear sin necesidad de "sufrir". La verdad es que es todo un tema el como se hace arte ahora, bastante discutible. Aun así pienso que todavía es posible crear a partir del sufrimiento. ¿Tengo que dejar de ser tan "romántica" entonces?

Me encantó este escrito, gran reflexión. Espero seguir leyendote.
¡Saludos! :)

En lo absoluto es necesario dejar de ser romántico, en todo caso, de presentarse esa condición, debe incorporarse de manera consciente, como bien mencionas ya has hecho. Ser romántica en el sentido que mencionas: saber que puedes crear desde el sufrimiento, y también sin ello, es una herramienta más a tu disposición. Si me lo preguntases, mejor saber crear desde múltiples lugares, que solo uno.

Hola, Ale. Maravilloso escrito. Desconocía esta obra de Monet, sin duda es impresionante, y más después de lo que escribes, porque podemos suponer que ha sido consecuencia de una necesidad (o quizás maldición) de crear, de exteriorizar, de una manera tan abundante.

Creo que allí radica lo que mencionas sobre el tema humano del arte. El ser humano es un creador nato, no puede vivir sin crear, padecería, implosionaría, y el artista lo vive constantemente.

Un abrazo grande.

Un abrazo Israel, gracias por tomarte el tiempo de leer.
Estoy de acuerdo con lo que dices, basta con observar a niños pequeños para dar cuenta de que esa necesidad de crear se encuentra dentro de nosotros incluso antes de que nos demos cuenta de ella y es el artista quien retiene dicha necesidad y la vive, acertado comentario.
Me encuentro debatido sin embargo, entre creer que existe quien es capaz de dejarle ir o por el contrario, que todos tenemos algo de artista por dentro.
Saludos.

Excelente. El arte es el agua que sucumbe al poro que toque y cómo lo toque, enerva, vacía y llena, causa oximorones existenciales y alegrías frescas, entre tantas cosas. Grandioso este escrito Ale, de la manera más pulcra posible, te felicito. Saludos!

¡Alí! ¡Que gusto que me leyeras y más aún que fuese de tu agrado! Has resumido en dos líneas de prosa mi trabajo, y de hermosa manera. Un abrazo, saludos!

Chamo, cada vez que te leo me maravillo más de lo bien que escribes. Particularmente al leerte hablar de un tema tan complejo como es la experiencia estética, que tres años de carrera aún no han logrado darme la confianza para comentar con soltura.

Leí en uno de tus comentarios que distintas formas artísticas llegan de una manera particular a cada persona. En mi caso, aunque me veo capaz de apreciar una pintura o una fotografía, es el cine lo que logra mover realmente mis emociones. Ciertas películas, cuando por momentos logran la combinación precisa de movimiento, color (o ausencia de color), sonido y narrativa, producen en mí algo que solo puedo describir como una "sobrecarga de los sentidos"; algo similar a lo que los románticos llamaban el "sentimiento de lo sublime". Creo que no existe experiencia alguna que pueda compararse a eso.

Que bueno de verdad tenerte por acá por Steemit. Te mereces todo el éxito que estás teniendo en la plataforma, que estoy seguro que cada día será más :)

Muchas gracias por palabras tan alentadoras y por todo el apoyo que desde el comienzo me has ofrecido Wilmar, contar con ustedes como base de apoyo me ha ayudado a ir construyendo esto.
Puedo ver eso que dices sentir reflejado en tus análisis, pienso es imposible dedicarse a algo en la forma en que te dedicas sin amarle de verdad, en ese sentido estoy convencido de que amas el cine. Quizás entonces el sentimiento de lo sublime es un producto de un amor real por lo sublime, pero eso suena mucho a pura habladera de paja jajaja.
En todo caso, siempre me ha parecido increíble como lo artístico es capaz de producir inclusive respuestas físicas y sensoriales.
Saludos @wilmarnm, nos estamos leyendo.

DQmQFe88sgvVwCsxqVhN1TnLnQMpoMV3dovACMDs3dbxcSq.jpeg

Por cierto, esta semana publiqué un capítulo nuevo de mi libro, es una breve reflexión sobre la Modernidad, apreciaría mucho que un usuario nuevo como tú la leyera y me diera su opinión,
CLICK EN LA IMÄGEN
invitación 2.jpg
Captura de pantalla (211).png

¡Alejandro, estás en Steemit! Me encantó tu post. También tuve la oportunidad de ver esa obra de arte en persona y de verdad es mágica. Espero que te este yendo muy bien c:

¡Oriana! Increíble como hay de venezolanos por acá, la situación se nota nos apremia jajaja. Cierto que estuviste en París, que bueno hayas podido verla, es algo aparte. Nos vemos dentro de nada en el instituto, saludos!

Post votado por el proyecto Celfmagazine y CAH. Buen trabajo.

Muchas gracias @robinsonlgil y @celfmagazine y CAH por el voto y la confianza. Saludos.