Semántica

in semantic •  9 months ago 

"No busques el sentido de una palabra, encuentra más bien el empleo que de ella hacen". Wittgenstein

Definir el significado ha sido motivo de estudios y discusiones desde tiempos remotos. Pero este interés por los problemas del significado se ha intensificado especialmente con el transcurrir de los siglos. Los diversos puntos de vista con que se enfoca el significado han dado lugar a la estructuración de una ciencia, la Semántica, que interesa tanto a la filosofía como a la lógica, a la antropología como a la psicología y a la lingüística. Últimamente se ha desarrollado un área de estudio denominado Semántica Lingüística la cual viene a ser, por consiguiente, un rama de la ciencia Lingüística que se encarga del estudio de los significados.

Su origen etimológico proviene del griego semantikos, "lo que tiene significado", estudio del significado de los signos lingüísticos, esto es, el estudio de las palabras, expresiones y oraciones.

El significado de las palabras:
La palabra es la materia prima de la comunicación, esta recibe el nombre de signo lingüístico, este es una entidad psíquica de dos planos: el plano del significante y el plano del significado.

El significante: es una forma física hablada o escrita. ¿Cómo lo podemos describir?, es una idea, por lo tanto es de sustancia inmaterial. Para poder utilizar esa idea de comunicación necesitamos materializarla en alguna sustancia física, como un sonido o como un signo escrito. El significante auditivo lo producimos pronunciando palabras, /Mesa/. El significante visual lo realizamos escribiendo las palabras; en español el significante visual representa el sonido de una palabra dicha, (Mesa).

El significado: es el concepto o la idea. Cuando una persona observa con atención un objeto o ser (real o imaginario), trata de formarse una idea o concepto del mismo. Este tiene dos aspectos:

Denotación: elementos esenciales de ese ser u objeto. En la palabra mesa, enumeración de sus elementos esenciales, una superficie plana, sobre un sostén.
Connotación: es la utilidad del ser u objeto. De la palabra mesa comprende toda la utilidad que puede prestar; mesa para escribir, mesa para comer; mesa para adorno, entre otros.
Cada palabra tiene un significado, es decir, contiene una referencia a nociones, objetos o ideas de la realidad. Esta realidad no es externa a nosotros, sino que la construimos de acuerdo con las relaciones que tenemos con ella, y estas relaciones permiten que los seres humanos le atribuyamos significados.

Ahora bien, el significado o imagen mental está compuesto por una serie de rasgos conceptuales que todos los hablantes de una lengua asocian de una manera general a un significante. No obstante, debe tenerse en cuenta que las palabras no funcionan aisladas de la situación y que, en su uso, los hablantes de una lengua pueden encontrarse con la existencia de diversos fenómenos propios del significado.

Características del signo lingüístico:
El signo lingüístico es arbitrario porque no existe ninguna relación directa entre el significante y el significado. Por lo general, en los signos llamados señales, como las señales de tránsito , hay cierta relación de elementos sígnicos. En cambio, en los símbolos, la relación entre significante y significado es bastante estrecha, pero en el signo lingüístico no hay ninguna relación entre sus elementos constitutivos.

Relaciones entre significado y significante:
Monosemia: Es la relación habitual que existe entre el significado y el significante en una palabra. A un significante se corresponde un solo significado. Por ejemplo, la palabra lapicero expresa un referente que solo puede ser evocado mediante ese significante.
Polisemia: una palabra es polisémica cuando podemos expresar con ella varios significados. Dicho de otra manera: un significante puede tener varios significados. Este es uno de los mecanismos más eficaces de la economía lingüística, pues permite expresar varios significados con un único significante. Ella se distingue de la homonimia en que se trata de una relación entre los diferentes significados que una palabra tiene, o ha tenido, un origen común. Ejemplo: banco para sentarse; banco, institución que maneja dinero; banco de órganos; banco de peces.
Los diversos significados de una palabra polisémica a veces se parecen, pero otras no: efecto de la guerra, la noticia causó efecto, dar efecto una pelota, los efectos personales.

Significados léxicos y gramaticales:
La palabra encierra dos tipos de significados, unas poseen significado léxico, es decir, hacen referencia a la realidad, aspectos concretos de ella (sustantivos, adjetivos, verbos y algunos adverbios). Esto quiere decir que cuando decimos mesa, por ejemplo, esta secuencia de sonidos nos remite a un objeto que se utiliza para escribir, para trabajar, para comer, que posee patas y que puede ser de madera u otro material y presentar diversas formas. Este tipo de significado permite organizar los vocablos en zonas de significado, o sea, en conjuntos y subconjuntos denominados campos léxicos o campos semánticos.

Hay, en cambio, otras palabras que no tienen este tipo de significado, no se refieren a ninguna cosa, cualidad, acción o cualquier otro aspecto de la realidad objetiva. Su significado es solo funcional o gramatical. Así por ejemplo, como el articulo es un identificador del sustantivo, las preposiciones pueden indicar relaciones de dirección (a), destino (para), procedencia (desde), instrumento (con), oposición (contra). Algunas conjunciones significan unión (y, e), otras oposición (pero, mas, aunque) o causa (porque). El significado de estas palabras es estrictamente gramatical o funcional, porque indican solamente una función gramatical.

Campos léxicos o campos semánticos:
Los lingüistas modernos están de acuerdo en afirmar que así como encontramos una organización, una estructura, tanto a nivel fonético como morfosintáctico, es posible igualmente reconocer una estructuración en el plano de significado de las palabras, es decir, en el nivel de la semántica. En este sentido, han habido muchos intentos tendientes a demostrar que el léxico de las lenguas, pese a su complejidad, también está estructurado, que el vocabulario no es una lista de palabras arbitrarias, inconexas, sin relación, sino que las palabras están dotadas de relaciones entre sí, que constituyen grupos y subgrupos emparentados por el significado, en los cuales el valor de un término está condicionado por la existencia de otros términos. Estas ideas se han visto concretadas a la noción de campos léxicos o campos semánticos, que vienen a ser un conjunto de unidades léxicas interconectadas entre sí por el significado, que exponen a las distintas maneras que tenemos de ver y clasificar la realidad.

Cada campo semántico toma el nombre del concepto central que lo une. Así obtedremos los campos léxicos o semánticos de pariente que abarca padre, madre, hermano, tío, abuelo, yerno, nuera, etc. El de sonido en español, de los colores, de los animales domésticos, de los metales, etec. Algunos campos se subdividen a la vez en subgrupos más específicos. Por ejemplo, el campo semántico de mueble incluiría, entre otros subgrupos, el asiento (silla, butaca, sillón, sofá, banqueta, taburete, ture, puff y otros), cada uno de los cuales presenta los rasgos comunes de mueble y además uno que lo distingue de los demás muebles, que los conecta a todos, el cual es para sentarse. Al mismo tiempo, poseen rasgos distintivos que los oponen entre sí. Por ejemplo, la silla se distingue de la butaca en que esta tiene brazos, pero la silla no, y del taburete, en que este no tiene espaldar, pero la silla sí y así sucesivamente.

La semántica estudia la significación en dos aspectos: Diacronía y Sincronía.

La diacronía estudia los diferentes significados que han sufrido las palabras en su evolución y transformación a lo largo de las épocas, cuando las necesidades comunicativas han requerido cambios de significación.

Ejemplo: la palabra azafata significaba originalmente, criada de la reina, un significado que es muy diferente al que conocemos actualmente; lo que implica un cambio diacrónico, es decir, a través del tiempo. La palabra fisco originalmente significaba monedero; muy diferente a su significado actual.

La sincronía es el estudio de los hechos lingüísticos en un momento dado, fuera de la evolución del tiempo, atendiendo al contexto y a la significación. Esta explica el significado de una palabra en un momento dado. Ejemplo: La palabra zorro significa, literalmente, macho de la zorra; pero ese significado puede hacer referencia a hombre astuto, perezoso, hacerse el tonto, etc.; esto implica un empleo sincrónico de la palabra.

El amor es una locura que solo la cura el cura,
y cuando el cura la cura comete una gran locura.
Llama que Llama es como se llama.
¿Viste cómo se viste?

Causas del cambio semántico:
Causas históricas: encuentro de culturas, palabras nuevas.
Causas sociales: nuevas profesiones, nuevas ciencias, adelantos científicos.
Causas psicológicas: actitud de las personas al comunicar ideas y tabúes sociales.

Referencias Bibliográficas
Cardona P. y Otros. (2008) La Buena Práctica del Lenguaje. Colombia: Zamora Editres LTD.
Chumaceiro I y Álvarez A. (2000) Español lengua de América. Caracas: El
Nacional.Falcón, J y otros (2000) Lengua Española. Caracas: Fedeupel (Serie Azul).
Lacau- Rosstti (1980) Nuevo Castellano 1: Lengua y Literatura. Buenos Aires: Kapelusz S.A.
Molero A, A. (1985) Entienda la Gramática Moderna. México: Ediciones Larousse, S.A. de C.V.
Munguía, Z. y otros. (2009) Gramática lengua española: Reglas y ejercicios. México: Larousse.
Soca, R. Historia de las palabras. (Documento en Línea) disponible en: http://www.elcastellano.org

Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!
Sort Order:  

Hi! I am a robot. I just upvoted you! I found similar content that readers might be interested in:
http://tucastellanoenlinea.blogspot.com/2014/01/nociones-basicas-de-la-lengua-iii.html