Duelo premigración

in #reflexion8 months ago

image.png

Uno decide irse a otro país porque quiere vivir una experiencia diferente. Explorar otros sonidos, colores, sabores y olores. Emigrar es parecido a una nueva experiencia gastronómica. Es como esos restaurantes donde te vendan los ojos para comer. De repente todos los vicios y comportamientos que teníamos automatizados son extranjeros y se vuelven una novedad. Se le presta atención hasta al peso del brazo que se agacha para ir a tantear el tenedor, y cuando nos llevamos ese primer bocado a la boca, es una fiesta, para bien o para mal.

¿Es posible someterse a una inmersión cultural on demand? Podemos pedir comida china, mirar YouTubers de los Países Bajos, recorrer Grecia en Google maps y escuchar Landó. Pero creo que el futuro migrante busca ir más allá, quiere despertarse con la llamada de los musulmanes, comprar el baguette en la panadería de la esquina, ir a laburar en bici, en subte o en tren. Quiere ir a tomar algo en una terracita cuando cae el sol. Busca poner su cuerpo en un ambiente desconocido que podría ser totalmente hostil. Nadie lo conoce, no conoce a nadie ni a nada. Se acerca demasiado, habla muy fuerte y gesticula exageradamente. Llega siempre diez minutos tarde. Es torpe para todo, y a veces hasta maleducado (pero todavía ni se enteró).

Su subsistencia depende enteramente de él. Lleva a todos sus afectos en el bolsillo, dentro del celular. Pero el abrazo no se puede emular. El migrante tiene miedo de que no lo quieran y que se haya olvidado de querer. Pero la verdad es que el amor con el que construyó relaciones en casa, lo lleva intrínseco. Lleva consigo la capacidad de amar. Le da curiosidad cómo se hace el amor en otro idioma. Se quiere fall in love, se apaixonar, innamorarsi, amoureux.

El migrante debe recordar que no le debe nada al país donde nació. El país que no eligió, el que le tocó. Como la familia. Los países no tienen sintiencia. Argentina no va a sentirse defraudada si después de haberme formado en las instituciones públicas me vaya con mi título bajo el brazo a trabajar a otro lado. Es verdad que los primeros aprendizajes afectivos se dieron en nuestros lugares de origen. Lloramos nuestro primer desamor, festejamos nuestros logros con amigos pero eso no debería impedirnos poder seguir aprendiendo a sentir.

El que se va tiene miedo de volver y no saber con qué va a encontrarse. Tiene terror de perder sus afectos. Tocar la puerta en casas donde ya no habitan las personas que busca. Llamar a números que no existen. Le duele no estar para los cumpleaños, para los nacimientos, para los primeros días, para los últimos, para las navidades, los año nuevos, para los accidentes e incidentes, para la enfermedad y la muerte. Teme que el más pequeño de la familia no lo reconozca cuando llegue y llore cuando lo vea, que no quiera estar en sus brazos. Lo desgarra pensar que cuando llegue a casa el compañero peludo no esté para recibirlo moviendo la cola y que nadie le haya avisado. Que haya sido el último en enterarse. Y que se haya enterado de esa forma. Recriminar no tendría sentido. Es tarde para todo. Los padres están muy viejos y los niños ya crecieron demasiado.

Se siente sapo de otro pozo en todos lados. En su país se siente incómodo o carente y se quiere ir. Muchos toman como insulto que se vaya, porque no lo comprenden, lo interpretan como una traición a la patria, como un desagradecimiento. 'Te vas porque no somos lo suficientemente buenos para vos'. Cuando llega a su destino no encaja porque todo lo desconoce. Con suerte después de un tiempo logra estabilizarse. Decide volver, a visitar o a quedarse definitivamente. Pero ya no es el mismo, tiene otro aire, otros horarios, come diferente, hasta ya no habla como antes. Choca pero ahora con la que había sido su propia cultura.

Lo mueve la riqueza de su vida interna. El migrante que viaja solo no tiene la excusa de que se va porque quiere darle una mejor calidad de vida y mejores oportunidades a su familia. Pienso que en este caso, sería más fácil de explicar, más comprensible. El viajero que anda solo no tiene justificación válida para la sociedad pero tampoco tiene porqué buscarla.

Coin Marketplace

STEEM 0.21
TRX 0.06
JST 0.027
BTC 19235.46
ETH 1051.43
USDT 1.00
SBD 2.95