Senectud

in oldage •  9 months ago 

v.jpg
Uno por uno fueron cayendo los recuerdos.
Uno por uno se fue apagando el destino.
Nada queda en la conciencia,
aunque, a veces, hay luces que destellan.
La soledad se convirtió en sombras y
el silencio en el eco más sonoro.
Aparecen sonrisas ilusorias,
en los caminos perdidos de una vejez temprana.
Ojalá que los recuerdos se pudieran guardar en las bolsas
del supermercado. Allí, donde todo guardamos.
Ojalá que los pudiéramos recuperar,
para mostrarlos a quienes viejas historias
también vivirán.

Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!