Primer Concurso de Fantasías Steemitas, un encuentro pensado

in miconcurso •  2 years ago  (edited)

IMG_20180101_190458067.jpg
Y allí estaba él, con sus vaqueros, una camisa gris que se ajusta en sus bíceps dejando a la vista un tatuaje celta que contornea su brazo derecho; sus hermosos ojos que la miraban con asombro al tener posado su titánico cuerpo en el marco de la puerta, su sonrisa seductora, que indica que su instinto va a desatar su parte animal. Luego estaba ella, un cuerpo bronceado que contrastaba en ese cuarto de paredes blancas, una hermosa muñeca tostada por el sol. Ella, una delicia exótica y atrevida, que vestía solo con medias panty que llega justo a la mitad del muslo, una diminuta tanga que adornaba su cadera, un sostén que resaltaba la belleza y blancura de sus senos y como complemento un hermoso liguero que adornaba su cintura. Toda ella una ninfa que adornaba su desnudez con delicadas prendas de encaje negro. Él, que ofrecía todos su deseos a lo que ella pidiera, se dejo guiar desde el marco de la puerta hasta la cama, se dejó tumbar y sujetándola con fuerza por la cintura la subió a su cuerpo como si solo se tratara de una gatita, sin embargo, ella que no estaba dispuesta a ser dominada, con gran avidez paso una cinta por su cara, vendándole esos misteriosos ojos, que serían lo único que no la dejarían llevar a cabo todos sus capricho, rápidamente, saco unas fresas y fondue de chocolate oscuro.
Ella se alejó un poco a disfrutar de la majestuosa imagen que daba su amor con los ojos vendados y un cuerpo expectante, se dispuso a quitarle la ropa, primero la camisa, con cuidado de que no se cayera la venda, levanto la tela beso a beso, desde el botón de su vaquero, subiendo por su abdomen, llegando a su pecho, ese pecho donde tantas veces se ha acurrucado para sentirse protegida y que ahora reaccionaba a cada caricia exigiendo más placer; mientras mordía lentamente su clavícula sus manos se dispusieron a desabrochar el pantalón, sorprendida de que su hombre de perfil griego se dejara llevar sin oponerse a nada, aprovecho para acariciar suavemente sus piernas y al dejar por fin libre tan majestuosa erección, decidió llevársela a la boca, como agradecimiento de su buen comportamiento, luego coloco una fresa en su boca, una en su garganta, una en el pecho, una en el abdomen y una en la pelvis, regándolas luego con un chocolate que estaba lo suficientemente caliente como para producir un gran placer, y muy lentamente disfruto cada bocado de esa fruta que venía acompañada del aroma que de él brotaba
Él, que había aguantado todo esto, como un animal amaestrado no pudo seguir conteniendo sus impulsos, y en ese momento, se incorporó de la cama, y en una grácil maniobra se puso por encima de ella, aun con los ojos vendados, comenzó a recorrer su cuerpo, sus largos dedos, pasaron por el borde del sujetador y en un acto de revolución dejo ese pecho en libertad, sus manos a tientas consiguieron la copa que tenía el chocolate derretido y demostrando que él conocía ese cuerpo mejor que nadie, rego sus senos con el chocolate. Con ansías comenzó a besar cada uno de sus pezones y trazando una línea recta entre la garganta y el ombligo llego a las delicadas braguitas, que estaban ya tan húmedas, que sus manos no demoraron nada en abrirse paso por el medio de sus piernas.
Ella que deseaba volver a tomar el control, se escapo de las garras de esa bestia salvaje que se volvía un lobo posesivo. Tomo sus manos y con una fuerza que no se espera de una dama, lo obligo a recorrer cada milímetro de piel que ella deseaba fuese acariciado. Y así, desde los pies hasta el borde de las medias, el recorrió esas firmes piernas como si fuese por un laberinto del que no conoce la salida. Ella lo forzó a detenerse y el con una sensualidad que mata, lentamente paso su lengua por sus muslos, dibujando de nuevo las flores del encaje, dejando que sus manos traviesas siguieran paseando por su monte de venus, se quitó la venda con pocos movimientos que ella no pudo detener, él la miro con esos ojos que solo pueden expresar deseo, sonrió y de esta manera ella cedió poseyéndolo y dejándose poseer como solo dos bestias en celo saben poseer. iluminados por la luna.

Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!
Sort Order:  

Increíble post de verdad ☻ te felicito, te invito a ver mis escrituras, quizás te gusten ☻

Seguro ya las leeré.

Que apasionante, te invito a estar pendiente de la premiación, éxitos.

Muchísimas gracias

Muy buen post, felicidades. Me gusta la manera en la que claramente detallas lo sucedido, mucha suerte. Te invito a pasar por mi post, también participe :)

Seguro que si muchas gracias por leerlo

Wow muy buen relato, seductor, apacionado y con sensualidad picante..

Ay vale que cosa más deliciosa vale. 😽😻😈😈👿👿👿.