Mi Batalla Perdida Contra Las Hormigas Rojas

in #life6 years ago

Tengo 18 años viviendo en la ciudad de Maturín, en el Complejo Habitacional Paramaconi, un proyecto de viviendas creado por el gobierno venezolano para atender a los sobrevivientes de la Tragedia de Vargas de 1999. Cuando llegué a ese lugar sólo eran blancas las paredes de las casas. Todo lo demás era rojo. Techos de tejas rojas, suelo de arcilla roja y grandes hormigas rojas.
nido 1.jpg
fuente Google
Desde ese momento comencé a combatir a las terribles hormigas, también llamadas hormigas de fuego. Mi intención no era exterminarlas, sino alejarlas de mi casa, de mi patio y de mi jardín. Sin embargo, no logré mi objetivo. Por el contrario, ellas se multiplicaron y nosotros aprendimos a convivir con ellas. Pero, 18 años después, nuestras amigas, las hormigas rojas, se han convertido en una plaga, son millones de ellas. Por ende, ya son un peligro latente porque han invadido gran parte del patio y su principal nido está construido debajo de los basamentos de nuestra casa lo cual puede provocar su inminente hundimiento.
nido 2.jpg
fuente Google
Recientemente decidí sembrar algunas matas frutales en el patio de la casa como parte de mi proyecto de jubilación.
20180120_172416.jpg
foto original tomada con mi teléfono
Pero, noté que tan pronto las pequeñas plantas comenzaban a crecer, las hormigas las destruían, comiéndose sus hojas. Por lo tanto, tomé la decisión de reiniciar mi antigua batalla contra las hormigas rojas. Primero, me puse a investigar en Google todo sobre las hormigas rojas. Y encontré esto: Las hormigas rojas, hormigas coloradas, hormigas bravas u hormigas de fuego (Solenopsis), son un género de hormigas picadoras, con más de 280 especies en el mundo. El nombre, hormigas de fuego, se aplica solamente a algunas especies de poderosa y dolorosa picadura.
Una colonia de hormigas produce grandes montículos en áreas abiertas; se alimentan principalmente de plantas jóvenes, semillas, y a veces de grillos, cucarachas, etc. A menudo atacan animales pequeños y pueden llegar a matarlos.
Anidan en el suelo, con frecuencia cerca de áreas húmedas, como cauces, bordes de estanques, césped y autopistas. Usualmente el nido no es visible por hacerlo debajo de objetos como madera, ramas, rocas, ladrillos, aceras, casas, etc.; si no, hacen montículos con forma de cúpula, en áreas desnudas, abiertas como campos, parques y césped. Esos montículos pueden alcanzar 40 cm de alto y más.
20180120_172336.jpg
foto original tomada con mi teléfono
Las colonias se fundan por grupos pequeños de reinas o por una sola reina. Aunque una sola de ellas sobreviva, en seis meses la colonia puede llegar a miles de individuos. Algunas colonias pueden ser poliginas (múltiples reinas por nido); habiéndose visto una colonia de más de cien reinas. La reina pone huevos a diario, en un promedio mil seiscientos cada día.
Una reina es generalmente el individuo más grande de la colonia. Su función primaria es la reproducción.
reina.jpg
fuente Google
El macho tiene la única función de aparearse con la reina, dando continuidad a la especie con sus genes.
macho.jpg
fuente Google
Las obreras son hembras estériles que construyen y reparan el nido, cuidan de las larvas, ayudan a los soldados a defender el nido, buscan el alimento en los alrededores del nido y alimentan tanto a los jóvenes como a los adultos.
obrera.jpg fuente Google
Los soldados son hembras estériles que se encargan de la defensa del nido. Se diferencian de las obreras por sus poderosas mandíbulas.
soldado.jpg
fuente Google
En EE.UU., se gasta más de 5.000 millones de dólares anualmente en tratamientos médicos, daños y control de áreas infestadas. Además ocasionan aproximadamente 750 millones de dólares en daños al año en la agricultura, incluyendo pérdidas veterinarias. De igual manera, la isla de Taiwán ha sido seriamente afectada por esta especie.
Después de leer muchos artículos, encontré diferentes repelentes ecológicos para alejar las hormigas de mi patio. Y decidí aplicarles un preparativo de vinagre, lavaplatos, sal y agua. Preparé 25 litros de dicho repelente el cual llamé “Limón Ácido de Zullú” porque le puse un lavaplatos de “Limón Natural”. Introduje los 25 litros del repelente en todos los orificios de los nidos de hormigas que conseguí en el patio.
A la semana siguiente pasé al patio para evaluar los resultados de mi repelente “Limón Ácido de Zullú” y observé que todas las entradas de los nidos de las hormigas habían cambiado de lugar y mis amigas, las hormigas rojas, estaban más vivas que nunca.


video original tomado con mi teléfono y subido por mí a youtube
Pero, mi sorpresa fue mayor cuando en la entrada de uno de los nidos encontré un inmenso insecto marrón de más de 5 centímetros de largo y dos centímetros de diámetro en su parte más ancha.
20180120_174529.jpg
foto tomada con mi teléfono
Tenía el cuerpo cubierto por un caparazón duro. Un acorazado sin patas y sin cabeza que parecía un gusano gigantesco. Sólo podía mover de un lado a otro su extremo posterior.
20180120_170532.jpg
foto original tomada con mi telefono
Yo lo tomé, pensando que había capturado la hormiga reina, y lo puse en una caja de zapatos con un poco de arcilla para simular su hábitat. Me sentí victorioso. Me dije a mi mismo: “Si la reina estaba en la entrada de la cueva, debió ser porque estaba huyendo por el efecto del repelente y la capturé en su huída.” Entonces concluí que las demás debían estar huyendo también.
20180120_172402.jpg
foto original tomada con mi teléfono Luego, le mostré a todos en casa la hormiga reina capturada como el premio de mi victoria. Todo el mundo se sorprendió al ver el raro insecto porque nunca antes habían visto algo así. Pero, para mi tristeza, descubrí que sólo era la pupa de una mariposa gigante.
Días después noté que las hormigas seguían allí, comiéndose mis plantas y más agresivas que antes.
20180120_172324.jpg
foto original tomada con mi teléfono
Repentinamente sentí la picadura de varias hormigas que se habían trepado a mi pierna dentro de mi pantalón. Me sacudí violentamente y golpeé fuertemente mi pierna con mis manos para quitarlas y evitar que siguieran picándome. Algunas hormigas cayeron al suelo muertas, trituradas y otras sólo huyeron. Entonces, quedé sorprendido porque las hormigas muertas que cayeron al suelo no tenían el olor natural de las hormigas. Su olor era a lavaplatos de limón natural. Mi súper repelente “Limón Ácido de Zullú”, lejos de repeler hormigas era un nutritivo y oloroso alimento para hormigas con sabor a “Limón Natural”. Si tienes hormigas en tu patio, no las dejes multiplicarse allí. Y si conoces un tipo efectivo de repelente natural y ecológico contra las hormigas, por favor, compártelo aquí para mí y para cualquier otra persona cuyo patio esté invadido por ellas.

Coin Marketplace

STEEM 0.25
TRX 0.14
JST 0.034
BTC 51496.08
ETH 2996.09
USDT 1.00
SBD 4.27