Concurso de cuentos #fotocuento - Semana 15: Ella sonrió y dijo: "gracias"

in fotocuento •  15 days ago

_20181002_191216.JPG

La fotografía es cortesía de @rahesi

Mi hermana menor nació como una flor fresca y bendecida por Dios. Se convirtió en una niña hermosa y con una sonrisa tierna y radiante que alegraba a los corazones de los pobladores. Sin embargo, yo la despreciaba con todas mis fuerzas.

En aquel entonces, sólo podía suplicarle a Dios que la matara, pero Él jamás cumpliría mis deseos si estos eran impuros. ¿Y qué era yo? La hermana mayor, más simple y apagada, un diente de león al lado de una orquídea.

Sin embargo, un día, Dios escuchó mis súplicas, y mi hermana comenzó a padecer de una espantosa fiebre que la hacía estar tan caliente como un horno panadero. Pero…¿Qué sentía yo al mirarla en ese estado? No podía ocultar que el génesis fue una profunda alegría la cual rápidamente se convirtió en amargura. No entendía por qué verla así me producía más dolor y preocupación que dicha. Entonces me sonrió, como siempre, pero no dijo nada. Los vecinos y habitantes del pueblo, en su amabilidad, siempre traían frutas, comidas, y hasta prestaron servicios médicos. Mi hermana se recuperó de pronto, y me agradeció por estar a su lado. «¿Por qué? ¡No ves que yo te odio?» Le dije.

Después, nuestros padres se enfermarían también, pero ellos no correrían con tanta suerte, y morirían. «Promete que cuidarás de ella» fue lo último que me dijo madre.

De ahí en adelante, me tocaría trabajar día y noche para mantenernos a las dos. En ese tiempo, nos volvimos unidas, y le pedí perdón por lo que le había dicho antes. Ahora, le dije que la amaba.

Mientras yo trabajaba, mi hermana entraba al coro de la iglesia.

En algún momento, ella quedó embarazada. Las miradas de los vecinos y cercanos, otrora llenas de aprecio hacia ella, se convirtieron en reproches e improperios. A su embarazo se concatenó la caída de la peste negra en el pueblo. El cura la culpó. Cuando ella denunció al cura de haberla violado, las monjas se escabdalizaron, y este dijo que era una bruja y que había que purificarla. Y así mi hermana fue condenada a la hoguera.

Lo último que me dedicó fue una sonrisa muy tierna y un «te quiero». Yo juré quemar la iglesia.

01508-language2bseparator.png

Puedes participar en #fotocuento leyendo estas bases Aquí
 


Posted from my blog with SteemPress : http://seifiro.timeets.xyz/2018/10/02/concurso-de-cuentos-fotocuento-semana-15-ella-sonrio-y-dijo-gracias/

Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!
Sort Order:  

Pintaré llamas en la iglesia, pero, necesito tinta de naranja, me ayudas a exprimirlas?

·

A mano, o con exprimidora? Me gustan las dos formas.