El aguador

in entropia •  3 months ago  (edited)

José se despertó al alba, enojado consigo mismo por haberse dormido.

La noche anterior la tormenta eléctrica y el fuerte viento lo hicieron ilusionar con que finalmente llegaría la lluvia, esa tan ansiada precipitación que todo su pueblo esperaba con gran angustia pero también con una tremenda fe. Diez meses sin llover es demasiado, aun para esas zonas áridas del norte donde se convive permanentemente con las sequías extremas.

La escasa visibilidad aun no permitía observar detalles pero le bastó mirar un par de lugares para comprender que no había llovido nada, su desesperanza se hizo notable pese a que se había jurado no desfallecer ni dar señales de abatimiento a su familia, era el hombre de la casa ahora que su padre se había ido.

Las reservas de agua en el pueblo estaban prácticamente agotadas pese al tremendo racionamiento al cual se habían embarcado desde hacía ya unos largos cuatro meses, la higiene personal estaba descartada casi totalmente y solo quedaba un poco para beber y cocinar, calculaban para 10 días y luego no se sabía que pasaría.

Los brujos y hechiceros de la zona hacía rato que no aparecían, vencidos por los fracasos constantes y el mal humor de la comunidad se habían retirado hasta que los ánimos se apaciguaran y la lluvia llegara. Mientras tanto José acudía diariamente al campamento de Mr. Jeremías Goldon, el científico que estudiaba el clima de la zona desde hacía mucho tiempo, allí conversaba tanto con Jeremías como con sus entusiastas ayudantes; en los primeros tiempos no entendía nada, veía esos complicados equipos, las computadoras, los listados llenos de números y solo su gran deseo y voluntad para aprender hicieron que muy de a poco en sus comienzos y con gran velocidad después, entendiera y hasta colaborara con la recolección de datos y los complejos experimentos.

José creía firmemente en que Jeremías encontraría la solución al acuciante problema pero no sabía cuándo y el tiempo era un factor tremendamente importante; sin embargo se había emocionado con las señales de la tormenta de la noche anterior pese a que los científicos le habían dicho que la lluvia era improbable. Lloró en silencio por haber sido tan tonto, había fomentado la ilusión de su familia y ahora tendría que explicarles que seguían sin agua.

Todo esto pensaba José sentado en un cómodo sillón en la sala de espera del aula magna del MIT aguardando su turno para dar un discurso sobre sus últimos avances en la obtención de agua en zonas desérticas con humedad extremadamente baja en el ambiente. Allá lejos quedaron sus tiempos de niño cuando recibió el apoyo de Jeremías para dedicarse a la ciencia. También quedó en sus recuerdos imborrables ese año extremadamente difícil con una sequía que su abuela y uno de sus hermanos menores no pudieron superar. Parecía que había transcurrido un siglo desde aquella época en la cual creyó que no lo lograría, que su mundo se derrumbaría y que su pueblo desaparecería, solo pasaron 17 años desde entonces, poco tiempo y grandes cambios.

Escuchó su nombre claramente, José Contreras. Orgullosamente entró a dar su discurso al aula colmada en medio de fuertes aplausos y claras señales de reconocimiento y simpatía. Comenzó a hablar sobre las estructuras de metal orgánicas el gran avance sobre el que había colaborado.

La ovación final y el reconocimiento era el mayor premio al que un científico aspiraba pero todo esto le importaba mucho menos que el éxito del que ya disfrutaba su pueblo allá en la lejana Sudamérica, tenían agua potable en cantidades suficientes. Ese era su mayor logro.


separador6.png

Nota: el proyecto del MIT es cierto como también es cierta la colaboración de varios latinoamericanos alguno de los cuales puede ser José.

Héctor Gugliermo

@hosgug

Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!
Sort Order:  

Interesante relato, realmente la necesidad es la madre de todos los proyectos. Disculpa @hosgug, tienes cuenta en discord para consultarte algo?

·

Si tengo, no la utilizo mucho pero la tengo. Con el mismo nombre de mi usuario de steemit.

·
·

Ok. No logré ubicarla, si puedes dejame un mensaje, mi usuario también es el mismo emiliomoron #6776

·
·
·

ahí te envié la solicitud de amistad