ATENCIÓN DOCENTES; ¡ALERTA CON LAS APARENTES PERSONALIDADES DE LOS EDUCANDOS!

in education •  last year 
En las primeras semanas de clase es necesario que el docente evalúe la personalidad del niño, no obstante, dicha personalidad podría ser sólo una apariencia… que en ocasiones muestran como mecanismo de defensa o como un recurso evasivo. Por ejemplo: el niño podría estar mostrando una actitud conflictiva o violenta cuando realmente lo que tiene es miedo… si el docente no logra identificar con precisión su actitud, podría ocurrir que el niño se torne cada vez más agresivo, mientras que, si lo aborda con afecto, comprensión, paciencia y un poco de empatía muy pronto se dará cuenta de cuál es su verdadera personalidad. La personalidad no es más que una serie de comportamientos o modalidades que el individuo utiliza en su contacto con la sociedad y como ya dijimos en algunos casos puede ser aparente. En este caso el niño podría estar adoptando una personalidad simulada con la finalidad de ocultar sus verdaderos rasgos por temor a no ser comprendido.

TDAH ACTITUD PADRES PROFESOR.jpg
Fuente

Debemos conocer también que la personalidad no es sólo un factor hereditario, sino que además influyen algunos otros, que pueden modificar la conducta del individuo y por consiguiente dicha personalidad; algunos de ellos podrían ser: el entorno social, problemas familiares, frustraciones profesionales, fracasos entre otros. Un niño agresivo, en el fondo, podría estar frustrado, tener baja autoestima, miedo o inseguridad y todas estas manifestaciones pudieran ser consecuencia de una tristeza arraigada o producto del rechazo durante su gestación como ya se mencionó. Ante una situación como esta el docente debe comunicar de inmediato su evaluación al representante del niño, sugiriendo que éste sea observado en el hogar, así como también solicitar un historial de su nacimiento… los trastornos durante la gestación, si fue un embarazo deseado, los deseos reprimidos de la madre, sufrimientos, si hubo maltrato físico durante la gestación u otros (anamnesis). Con el resultado de esta información se hará un pre- diagnóstico y luego se intentará abordar al niño según sus rasgos, aun cuando sean aparentes; brindándole un acercamiento afectuoso, permitiéndole expresar sus verdaderos sentimientos y de este modo, probablemente se develarán sus verdaderos rasgos de personalidad. Una vez develados, el docente trabajará debidamente y de manera específica de acuerdo a dicha personalidad… aplicando todos sus conocimientos profesionales, por otra parte, como docente deberá tomar las medidas necesarias como: notificar al representante sobre la necesidad del niño de ser debidamente tratado por un especialista, y este determinará el tipo de requerimiento del niño… psicólogo, psicopedagogo u otro. El docente debe agotar los recursos en cuanto a las manifestaciones de conducta de sus alumnos e indagar las razones de su comportamiento, este no sólo debe ocuparse del rendimiento académico del niño sino también de las razones que le impiden expresar sus verdaderos sentimientos y alcances cognitivos. En algunos casos es el docente quien descubre en el niño sus peores traumas de la infancia, las razones que lo incitan a la violencia, al miedo, a la timidez, la tristeza, en fin, un docente debe actuar con verdadera vocación cuando se trata de ejercer su función profesional. Actuando desde un punto de vista humanístico y holístico.

02F05747-300x200.jpg
Fuente

Debe tomarse muy en cuenta que algunos niños tratan de ocultar su realidad ante sus familiares y buscan más bien una persona que les resulte ajena a su entorno familiar para revelar sus inquietudes o problemas, en estos casos el docente debe ser totalmente receptivo y atento ante la situación expuesta por el pequeño, blindándole su confianza y comprensión para lograr una mejor percepción del caso, y no debería discriminarse al docente regular, en cuanto a la posibilidad de estar capacitado para aplicar ciertas técnicas especiales; pues aunque esto es más competencia de la parte psicológica y psicopedagógica, el docente regular, también está capacitado, al menos en menor grado, para ejercer dichas funciones hasta un determinado límite, de modo que deben agotarse todos los recursos profesionales y humanitarios para lograr una mejor diagnosis en cada situación.

Por tal razón, el docente debe asumir cada niño en particular, cual, si fuera suyo, de este modo logrará crear lazos que lo unan sentimentalmente a él, desarrollar un interés personal por la ayuda y solución de cada situación. Cada niño debe ser un nuevo reto, porque cada uno de ellos, es una experiencia distinta, con diferentes potencialidades o debilidades, una nueva propuesta pedagógica y un nuevo despertar de ilusiones en cada padre o madre que desea conocer los por menores de su hijo para que tenga una evolución satisfactoria.

¨La pedagogía, más que una ciencia, es un arte… es ingeniería… Es un arte, entender al ser humano, y hacerse entender por él, es ingeniería, porque hay que ingeniarse las maneras de cómo, llegar a su interior, descubrir sus debilidades y potencialidades y luego delinear las propuestas, pedagógicas, estrategias y herramientas que corresponden, según su necesidad y/o condición.

Como siempre solía decirles a mis estudiantes, durante su formación como docentes… - seamos artistas e ingenieros(as) pedagógicos(as) y luchemos para que nuestros niños alcancen su objetivo académico-

Finalmente, ya agotados todos los recursos, dentro de sus posibilidades y capacidades, el docente regular, de no haber alcanzado el objetivo con el educando, procederá a hacer una referencia, detallando las potencialidades y debilidades del niño, para que éste, sea atendido… primeramente, por el docente especialista o psicopedagogo. Éste a su vez, hará las evaluaciones correspondientes, identificando el diagnóstico y tipo de atención que requiere, una vez revelada la interferencia, establecerá las medidas adecuadas. El docente especialista está capacitado para resolver un buen porcentaje de las dificultades que usualmente se presentan en los niños, sin embargo, existen otros trastornos que son de exclusiva atención, de otros profesionales y serán referidos específicamente.

Es competencia del docente especialista o psicopedagogo, elaborarle, un expediente al niño, básicamente este consta de: (1) instructivo de evaluación psicopedagógica, donde muestra su perfil en la primera infancia, (2) anamnesis, el cual es información del niño, desde su gestación y desarrollo en su primera etapa de vida (3) escala de evaluación académica, en este se calcula el alcance académico cognitivo y socio familiar.

Una vez, obtenido los resultados, el docente especialista o psicopedagogo, procederá a realizar la respectiva atención según su requerimiento. En caso contrario a su alcance profesional, del mismo modo procederá, a hacer sus respectivas referencias al profesional que compete según la necesidad y/o condición del niño (neurólogo, fisiatra, terapista, entre otros.)

De este modo, una vez más, espero haberles podido brindar una herramienta de trabajo tanto, a aquellas personas que ejercen como docentes o aquellas cursan esta formación como docentes y que busca agotar todos los recursos para satisfacer las necesidades educativas en aquellos niños que manifiestan algunas interferencias y que, por distintas razones, a veces se omiten o pasan desapercibidas…

Espero que sea de su completo agrado y utilidad…

Su amiga de siempre @edu.especial

Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!