2º concurso 4cuentos; Amor entre bambúes

in cuatrocuentos •  last year 
Mientras hacía el amor entre alaridos y suavidad, por la medianoche, su amada recibió un disparo de escopeta en su pata. Casi nunca copulaban, eran muy tímidos y esa era su naturalidad. Tenían planeado irse al amanecer en búsqueda de la subsistencia y la paz. Aunque en este mundo ya era algo imposible de conseguir.

Estaban por quitarles aquello que los mantenía vivos.

(
Fuente

Karhu y el árbol de la vida

Luego del disparo, su amado Soturi, entró en desespero y tuvo que buscar escondite como quien viera moribunda a su pareja. Comenzó a llorar sobre ella. Karhu lo miraba, y pensaba en su única cría que en años habían logrado con tanto esfuerzo.

Arkuus...
Cuídalo y no pierdas nuestra dignidad, es lo que une a nuestra familia, eres un gran padre y lo sabes, mi guerrero.

Y cerró los ojos. Soturi no tuvo de otra que despedirse, esconder el cuerpo de los estadounidenses que invadían su hogar, quienes seguro querían vender su hermoso pelaje tan parecido al Ying Yang. Habían talado la mitad de los árboles de bambú que quedaban en su zona.

Soturi lo sabía. Karhu era una gran madre, tan distinta a todas. Amable y cuidadosa con su endiosada cría. Pasaban horas juntos entre palos de bambú para darle de comer a Arkuus. Karhu sabía amar, una vez Karhu fue quien salvó a Soturi de una trampa que se toparon cerca, Karhu tuvo que empujarlo tirándosele encima. Soturi sintió mucha gracia y llegó a pensar que quería hacer el amor en ese momento, ese día se enamoró mucho más de ella.

Hasta siempre, mi amada Karhu, mi árbol, mi agua...

Soturi, la lucha

Una hoja de bambú puede unir el mundo. Arkuus guerreaba. A su padre lo habían capturado. En todos lados era un pequeño que peligraba, su pelaje era tan deseado. En soledad aprendió a buscar el bambú, como su padre le enseñó.

Soturi había hablado con los americanos que llegaron a Qinling, sin duda fueron los mismos que dispararon a Karhu. Intentó explicarles que quedaban muy pocos en China. Y les dió la opción de mantenerlo en cautiverio, y prometió qué, si buscaban una hembra, sería capaz de procrear. Por su suerte estos hombres casi nada sabían. Estos seres hermosos sólo eran capaces de dar a luz una vez al año. Una hembra podría estar fértil solo tres días.

El árbol de la vida, la belleza que muchos desean, pero pocos valoran. La vida es sagrada. Todos valemos.

Soturi al llegar a su cautiverio, lo esperaban cientos de periodistas para entrevistarlo. Todos creían que era un salvaje, pero no. Este era de los seres más pacíficos y tímidos del universo. Sus declaraciones llegaron a ser comparadas con la palabra de Cristo.

Sé quiénes son ustedes. Son humanos con sed de poder. Y lo entiendo, este mundo se rige por todo eso, si yo fuera parte de este sistema tendría que jugar por el dinero. Ustedes han intentado asesinarnos más de una vez, a mí y a todos mis hermanos de especie, mi hijo Arkuus en este momento no sé dónde está, tuve que dejarlo sólo por esto. Porque solo quieren mi piel para cubrirse del frío. Porque acaban con nuestros bosques sin compasión alguna, sin importarles que miles de seres hacen vida allí. Talan los árboles para hacer libros, y lo peor es que no han sido capaces de entender la ecología, el Eco como una forma de amor a esto que nos queda, la posibilidad de decir que estamos vivos.

Ellos preferían estar frente a una pantalla, ir a las universidades para luego no tener idea de cómo emprender un proyecto personal. A diferencia de Soturi, quien consideraba a Arkuus como su divino proyecto personal. Ambos sabían que esto no era un problema de extinción sino de lo bajo que había caído su sociedad en cuanto a su postura contra los animales.


El Movimiento de Osos Polares Libres, quienes pasaban la fuerte crisis del deshielo enviaron un comunicado en solidaridad con Soturi y sus simpatizantes.

Querido Soturi, nos hemos enterado de tus palabras. Has movido el reino animal. Esto es más que una rebelión ¿Quién mas que nosotros los osos polares podríamos entender todo el daño que nos ha hecho la humanidad durante años incontables? Sabemos que muchos intelectuales han proclamado que los Estados oprimen la clase baja, oprimen al pueblo, etc. Lo que olvidan es que lo primero que oprime y reprime el Estado es la misma vida. Esto no se trata de un problema "ecológico", del reino animal o el hábitat. Se trata de que la misma humanidad acaba con la poca conciencia que les queda. Ya no les queda amor por las hojas del bambú o por el frío de los hielos. Sí, sabemos que han acabado con miles de animales, pero no somos meros rebeldes que queremos hacernos las víctimas, porque también creemos en los buenos humanos, los sanos, los pocos que tienen amor por la vida. Hemos visto como exterminan a los inocentes con las contaminaciones de agua en Somalia, las guerras financiadas en Siria, el tétrico éxodo de Ruanda, la explotación petrolera, la contaminación en las regiones mineras sin cuidado, los ríos alimentándose de basura sin que todavía aquellos que no son afectados directamente por el problema están sentenciados a morir y aún no se movilizan por todo esto al estar concientes. Actualmente pasamos por una crisis del derretimiento y todo esto de nuevo por causas del calentamiento global. Buscamos como resolver, no esperamos a la ONU. El Estado es eso: acabar con la belleza de la vida, acabar con el bambú. No te queremos encerrado, Soturi, te apoyamos en esta causa que no es tuya sino de todos, tanto humanos como animales, tanto millenials como tus amigos de Qinling, Minshan y Sichuan. Recibe mis garras.

Ystävä, líder de osos polares

Miles de animales se movilizaron después de sus declaraciones y la respuesta de Ystävä. Leones lideraban marchas por toda la ciudad en pro de la vida de los mamíferos. Osos pardos morían en protestas. Los perros lograron alianzas con las pocas almas humanas que amaban la vida y recaudaron el oscuro dinero para alargar la vida de las especies en peligro de extinción.

Soturi se enorgulleció de que su lucha se contagiara y que un amigo muy lejos de su especie y su hábitat se sumara a esta lucha.

Larga vida a los mamíferos...

oso polarrr.jpg
Fuente

Arkuus, el gran amante

El pequeño pasó a ser un guerrero como su padre. Vivió orgulloso del amor que contagiaba su padre por el mundo con sus palabras. Arkuus se enamoró. Kauneus era su maestra en el amor. Juntos aprendieron a preparar el bambú y a amarse mutuamente. Eran dos amantes que entendían perfectamente la flora de la vida, la luz de sus rayos, los ojos de sus corazones.

"¿En dónde estás? ¿Hacia dónde me llevas? Déjame verte con los ojos que me has dado. Amado padre. Me he enamorado, ahora que no estás he aprendido a valorar la vida, a apreciar cada segundo que pasa como una pizca de placer.

La vida es tan dura como un parpadeo. Amo a Kauneus como tú seguro amaste y amas a mi madre. Cuando preparamos las cañas siempre leo algo de los poetas árticos, son maestros de luz, tú me enseñaste. Una vez me habías hablado de las Bestias Místicas, nuestros antepasados. Ahora que estoy más grande recuerdo lo mucho que me encantaba oírte hablar de la mitología que nos antecedió. Contigo aprendí a sentir la música de los pájaros humildes. Cuando escucho cantar sus sonetos siento que vuelvo a caminar contigo y con mamá, y todo se me hace tan perfecto.

Soy un enamorado del amor padre. ¿Sabes? La diferencia entre los humanos y nosotros es muy extensa, casi infinita, sé que me enseñaste a no compararme con el resto, pero he notado que nosotros no perdemos la humildad, siempre ha sido algo como que muy sagrado. Aunque conocemos mucho el ego, nunca nos hemos dejado devorar por él. Es un demonio peligroso, el ego. Hasta que lo aprendemos a domar. Mientras que los humanos no aprendan a gestionar su ego no colaborarán a resolver toda su catástrofe. Algunos se han enfocado en destruir el ego y no es posible. No se dan cuenta que solo es cuestión de asumirlo sin caerse al abismo.

Además, padre mío sabes que los humanos últimamente en esas corrientes de postmodernos y coaching, hacen mucho hincapié en desaprender. Aprender para desaprender, vaya absurdo ¿no? Yo creo que pierden mucho el tiempo. Lo bonito de nosotros es que aprendemos y reaprendemos. Todos mis caminares contigo al amanecer de niño fueron experiencias de felicidad, un experimento de percepción inocente. Hoy lo entiendo como el bambú. Son cosas que si no estuvieran tendríamos que inventarnos o reinventarnos como los humanos, pero nosotros, al contrario las reaprendemos… Te amo padre…"

Arkuus piensa en su madre a diario y todas las mañanas espera a su padre mientras recuerda el día de su separación, el día que comenzó la gran lucha, donde despertaron todos los guerreros del mundo para vencer a los que estaban en contra de la luz, de la vida, de la ternura de los osos panda.

Arkuus. Te amo hijo, ahora te cuidaré junto a tu madre, nunca olvides el bambú.

panda.jpg
Fuente


Para participar en esta maravilla de concurso, lee muy bien las reglas en este post.

FL

Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!
Sort Order:  

Ay no pero que belleza ese oso se robó mi corazón, te deseo mucho éxito en tu participación.

Gracias por tus buenos deseos, encantado de que te haya gustado. Buenas vibras.

FL

Un relato magnifico con un mensaje buen claro y critico. ¡Suerte en el concurso @fernando.lubezki!

Qué bueno te guste hermano. Muchas gracias, buenas vibras, bendiciones!

FL