Knives Out (Película): ¿quién mató a Harlan Thrombey?

in #cine7 months ago

Dos de los géneros de mayor demanda, en los libros y en el cine, son los thrillers y las novelas negras. Hay algo atractivo para la mayoría de las personas en el esclarecimiento de un asesinato (espero que no en su perpetración), sobre todo si la tarea parece desafiante y raya en lo imposible, al mejor estilo de los cuentos de Edgar Allan Poe o las célebres novelas de Agatha Christie.

Dentro de esas investigaciones cuesta arriba se enmarca la película Knives Out de 2019, conocida como Entre navajas y secretos en latinoamérica y Puñales por la espalda en España. Inicia, como es lógico, con la escena del crimen. La ama de llaves de la mansión Thrombey descubre al patriarca, el renombrado novelista de misterio Harlan Thrombey, muerto sobre un diván. La sangre que hay en el suelo ha salido de su garganta y el cuchillo en su mano apunta claramente a un caso de suicidio. Pero las investigaciones de la policía plantean varias hipótesis que apuntan en otra dirección. El hecho de que el cadáver de la misteriosa muerte pertenezca precisamente a un escritor de novelas de misterios es un punto a favor en el desarrollo de la trama, ya que con su experiencia, una Patricia Highsmith o un Raymond Chandler tendrían todas las fichas para convertirse en el asesino, no en la víctima. Pero, ¿y si fuese ambas a la vez?

La noche anterior al asesinato, Harlan había celebrado su cumpleaños número ochenta y cinco con sus familiares y amigos más cercanos. Así que la policía decide interrogarlos para tratar de esclarecer, o bien por qué se suicidaría el escritor, o bien si hay alguna historia diferente allí. Y aquí comienza uno de los mayores atractivos de la cinta: el reparto. Vemos desfilar actores y actrices de gran renombre y talento. El difunto es nada más y nada menos que Christopher Plummer. Jamie Lee Curtis es Linda, la hija mayor de Harlan, esposa de Richard (Don Johnsson) y madre de Ramson (Chris Evans). Toni Collette es Joni, viuda de un hijo de Harlan y Michael Shannon es Walter, el otro hijo del escritor. Marta Cabrera, la enfermera y amiga de Harlan, es interpretada por Ana de Armas.

La premisa: todos son sospechosos hasta que se demuestre lo contrario. A los dos oficiales a cargo de la investigación, uno de ellos fanático de las obras de Harlan, se les suma un renombrado investigador privado que fue contratado en secreto por un cliente misterioso. Se trata de Benoit Blanc, interpretado por Daniel Craig y se encuentra allí en calidad de colaborador. Además del nombre con fonética francesa, comparte con el Dupin de Poe y el Poirot de Christie, una agudeza mental capaz de ver la lógica en lo extraño y de ver los pequeños detalles. Siento que no llega al extremo de un Sherlock Holmes porque algunos detalles parecen escapar de su alcance, pero la forma en que realiza sus conjeturas y sobre todo su rectitud moral y la igualdad en el trato que da a todos los sospechosos, lo convierten en la mejor opción para resolver el caso.

Atractivo extra para la trama: la locación. La mansión de Harlan tiene varios pisos, escaleras, una chimenea, un estudio, varias entradas, ventanas, un enorme jardín circundante con árboles y estatuas. Parece un castillo en pequeño y los detalles en el interior del inmueble la aportan personalidad. No llega a ser un lujo opulento, pero los sofás de cuero, las lámparas colgantes y otros elementos, reflejan un nivel de vida bastante acomodado, dentro del cual mi artículo favorito es la colección de cuchillos de Harlan. Ya lo dice uno de los policías que investigan el caso: "esta casa parece un jodido tablero de Clue", ese juego de mesa en el que los jugadores se mueven de una habitación a otra para resolver el misterio de quién fue el asesino, con qué y dónde. Y eso es más menos la película: una gran partida de Clue.

El de hecho de que ningún sospechoso sea descartado y de que, de una u otra manera, todos parezcan tener un motivo para haber asesinado a Harlan, hacen que la historia del suicidio parezca cada vez menos probable. Pero, si no se quitó la vida a sí mismo, ¿quién lo mató? ¿su adorada hija mayor? ¿su nieto rebelde? ¿alguna de sus nueras? ¿su yerno? ¿su enfermera y amiga?

El American Film Institute la consideró una de las mejores diez películas del año pasado; la National Board of Review los premió como la mejor actuación conjunta; y fue nominada a los premios de la Academia en la categoría de Mejor guión original. Además de las actuaciones del reparto, la película cuenta con una vistosa fotografía, una excelente dirección y una trama absorbente con varios plot twists que van dirigiendo el caso hacia su inevitable, aunque en principio impensado, desenlace. La considero una película de 8/10 puntos, sumamente entretenida, con mucha comedia, drama y misterio, recomendada para todos los amantes del cine, de los misterios, de las novelas policíacas, de las bizarras historias familiares. Si por alguna razón aún no la han visto, les invito a que lo hagan y a que intenten resolver el caso antes de que lo haga Blanc a ver qué tanta madera tienen para ser investigadores privados, ¿creen poder hacerlo?