Podemos arder para no desaparecer en el frío.

in cervantes •  last month  (edited)

Es posible que caigamos miles de veces en el limbo de la desesperación y el descontrol personal, y es más frecuente cuando nos toca vivir en un lugar repleto de injusticias.

Cuando nacemos no tardamos en expresar nuestra energía soltando gritos de vida, llorando ganas de experimentar. Esa energía es el fuego más potente del universo y la sociedad nos ha hecho tan necios que hemos encontrado la forma de apagarlo.

landscape-4129533_1920.jpg

Tengo 19 años, una pequeño hijo, una excelente compañera de vida y un montón de familiares y amigos que tenderían su mano ante mi caída en todos los escenarios más temidos, y sin embargo el frío que pesa sobre mi herencia social ha logrado atenuar la llama de mi volcán interno. No muchas veces he logrado enterarme de hasta qué punto se han congelado mis energías, pero ha sido una batalla férrea la que he emprendido para atizar el fuego en mi yo.

Apenas concuerdo con la idea de que persigo el mismo calor que me ha llevado a crecer tanto y obtener más de lo que he pedido, me siento convulsionante y ardiente con imponencia ante la naturaleza de lo que soy.

Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!