Postales de la HIPER - inflación

in #cervantes3 years ago (edited)
Esto es un sueldo mínimo en #Venezuela. Para esto alcanza:

Esta semana mucha gente del extranjero me preguntó sobre las maravillas de un gobierno que aumenta el salario de los trabajadores en casi 300%, a todos les pedí paciencia y les dije que les mostraría en una foto la realidad salarial.

En el país de las reservas petroleras más grandes del mundo, el sueldo integral de un trabajador alcanza para un helado de tres sabores. Sí, para un helado y para pagar el bus de ida y vuelta cuando lo vaya a comprar.

Esto de la hiperinflación quizás sea absolutamente desconocido para millones de personas que tienen la fortuna de no haber caído en las garras de la ignorancia y el desprecio por la ciencia. Salvo países como #Ecuador, #Argentina, #Uganda, #Brasil y otros tantos, sería imposible pensar que el trabajo de todo un mes sea el equivalente a casi 4 dólares.

Les dejo estas postales de la HIPER-inflación venezolana:

¿Todavía no lo entiendes?

Simplemente imagínate que después de trabajar un mes completo, solo puedas comprar una cosa. En este caso un helado.

¿De dónde sacarías el resto para comprar lo que necesitas?, al resto me refiero a: Alquiler, transporte, huevos, carne, pollo, vegetales, hortalizas, calzado, agua, electricidad, teléfono, pan, queso y cualquier otra cosa.

¿Ahora sí?

Intenté buscar lo más insignificante posible. Algo no necesario, un artículo de lujo que llaman los economistas. Pero si todavía no entiendes la magnitud de esta tragedia, tranquilo, deja un comentario y te diré cuánto cuesta y cuánto representa del salario integral.

Fotos: Sony Xperia E2104

Texto: Héctor Escandell | @hescandell

Sort:  

Es así! El sueldo no alcanza para nada

Esto es LA tragedia. Justo regresé hace rato de comprar yogurt en una panadería pero antes pasé por un Farmatodo:

1 desodorante roll-on marca Every Night: 987.000 Bs.
1 champú de la misma marca: 1.300.000 Bs.
1 miserable esmalte de uñas: 650.000 bs.

Mi hermano gastó el fin de semana 50 salarios mínimos en una compra que dudará, con suerte, dos semanas.