Rebel without a cause (Película): una clásica tragedia adolescente.

in cervantes •  2 months ago  (edited)

La película más famosa de James Dean

El actor estadounidense James Dean es una de las figuras más emblemáticas de la época dorada de Hollywood. Su muerte prematura en un accidente automovilístico convirtió su ya mítica figura en leyenda, en gran parte gracias a sus tres papeles protagónicos en la gran pantalla: Cal Trask en Al Este del Edén, Jett Rink en Gigante y entre ellas, el papel más famosos de su breve carrera cinematográfica, Jim Stark en la icónica Rebelde sin causa.

Rebel without a cause es una película de 1955 dirigida por Nicholas Ray y protagonizada por James Dean, Natalie Wood y Sal Mineo. La historia comienza con el paso de tres adolescentes por una comisaría. Jim Stark (Dean) ha sido recogido en la calle en estado de ebriedad, aunque bien vestido; Judy (Wood) ha vuelto a escapar de casa en donde su padre ya no le demuestra afecto y Platón (Mineo) acaba de asesinar a unos cachorros utilizando la pistola de su madre ausente. No hay que ser muy agudo de vista para darse cuenta de que los tres jóvenes, desconocidos hasta entonces, mantienen relaciones conflictivas con sus respectivas familias, a pesar de lo cual, dos de ellos son recogidos por sus padres. Platón es rescatado por su criada, una mujer afroamericana, al servicio de unos padres divorciados, ambos alejados de su hijo.

Luego descubrimos que Jim Stark es un joven conflictivo que llega a Los Ángeles con su familia y que han debido mudarse una vez más debido a los líos en que andaba metido Jim. No es un mal chico, pero no soporta ser llamado "gallina", ¿por qué le resulta tan ofensiva la palabra? Pues porque esa es la opinión que él mismo tiene de su pusilánime padre. Jim quisiera que su padre fuese más fuerte, más varonil, que pudiera entenderlo y hablarle de las cosas de la vida, el honor, los problemas, las peleas, desea verlo convertido en una figura masculina ejemplar, un modelo a seguir que su padre, bastante sensible y comprensivo en demasía, no puede o no sabe ser. Así que la insatisfacción de Jim se exterioriza con una respuesta violenta ante cualquier cuestionamiento de su valor.

Y en Los Ángeles no será distinto. Aunque desea encajar entre sus nuevos compañeros sin buscar problemas, no lo consigue y estos lo convierten en blanco de lo que hoy es conocido como bullying o acoso. Pero no es un acoso sólo verbal. La pandilla, liderada por Buzz y su novia Judy (la misma de la escena inicial) lo reta a una pelea con puñales, pinchan la llanta de su automóvil y finalmente lo desafían a una carrera de automóviles en un risco que culmina en tragedia. Jim sale ileso y no es el único envuelto en el suceso, pero siente un irrefrenable deseo de hacer lo correcto: quiere ir a la policía y contar todo. Sin embargo, no puede. O mejor dicho, no lo dejan. La película muestra en esta parte (aunque también a lo largo de sus casi dos horas de duración) a una generación abandonada a su suerte, sin muestras de afecto, sin ejemplos a seguir, jóvenes que son mantenidos pero no criados por sus padres y la única figura de autoridad que les muestra algo de preocupación y respeto es el inspector de la policía Ray. Sin embargo, cuando Jim acude a la estación, Ray no está y los policías de turno lo despachan sin prestarle mucha atención, ¿y qué puede ocurrir en una historia cuando la juventud es abandonada completamente a su suerte? Lo natural: una tragedia.

Jim & Judy

En lo que parece ser el primer día de clases más largo de la historia, los protagonistas recogen suficientes experiencias para toda una vida. Pero no todo es malo. Jim traba amistad con Platón, quien, a causa de su abandono parental y ante la sinceridad y el valor de Jim, proyecta en él una especie de figura paterna y se convierte en una especie de escudero. Esa misma noche, Judy se acerca a Jim y al conversar y pasar tiempo juntos, dan el nombre de amor a esa chispa que él sintió desde la primera vez que la vio y ella desde el instante en que se dignó a verlo de verdad y a escucharlo.

Jim representa la honestidad, el coraje, el valor, la lealtad; Judy representa el amor, la dulzura (a veces disfrazada de rudeza), la redención; y Platón, quizás debido al sino griego de su nombre, representa la locura, la tragedia, la inestabilidad emocional que resulta del abandono y el descuido de unos padres a quienes no parece importarles la vida ni la conducta de sus hijos.
Lo que me sorprendió de esta película fue que si bien se trata de un drama adolescente, no se parece a las películas más recientes de trama similar. Es decir, en Rebel without a cause se siente el peso dramático de valores como el honor y el valor, mientras que en la mayoría de las cintas contemporáneas ciertas actitudes "rebeldes" de los personajes más bien parecen una moda o una imitación de conducta carente de convicción. Además, por debajo de los vistosos conflictos, las peleas, los autos veloces y demás, se esconde la verdadera trama de la película: las consecuencias de una juventud abandonada por sus padres.

Las actuaciones de la terna principal son muy buenas y el personaje de Jim Stark es ya un ícono dentro de la historia del cine. Sin embargo, me gustó más la actuación de Natalie Wood como Judy por encima de todas las demás. Además de la oportunidad de ver a un jovensísimo Dennis Hopper en un papel menor y de ser testigos de escenas clásicas de la historia del cine, como esa línea "¡I got the bullets!" que Ryan Gosling cita en La La Land, ver Rebel without a cause nos permite por un lado valorar un drama adolescente de los años cincuenta, cuando el cine aún era más arte y contenido que forma y tendencia; y por otro, darnos cuenta de que los dramas personales y los problemas familiares no son propios de una época o de una sociedad en específico, sino que constituyen un tema universal.

Por la excelente forma en que el film retrata la decadencia moral de la juventud estadounidense y explora ese abismo generacional entre estos y sus padres, además de contar con un buen guión, buena fotografía y buenas actuaciones, considero este clásico como una película de 8/10 puntos y la recomiendo a todos los fanáticos del cine. James Dean fue el primer actor en recibir una nominación póstuma al Óscar como Mejor actor (aunque no por este papel) y debido a su fatal accidente no pudo acudir al estreno de esta cinta el 27 de octubre de 1955. El ícono de la rebeldía juvenil había fallecido semanas antes, el 30 de septiembre. Tenía tan sólo 24 años.

Reseñado por @cristiancaicedo



Posted from my blog with SteemPress : http://cristiancaicedo.repollo.org/2019/08/13/rebel-without-a-cause-pelicula-una-clasica-tragedia-adolescente/

Otros posts que pueden interesarte:

Requiem por Toni Morrison
El móvil (Libro): un excelente thriller metaliterario
Verdes (Poema): los versos que se habían extraviado
Extremely Wicked... (Película): Zac Efron interpreta a un asesino en serie
Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!
Sort Order:  

Hola @cristiancaiced, este post ha sido propuesto para ser votado por la cuenta @Cervantes. Saludos.

Con tu reseña crítica muy bien escrita, como suele ser, @cristiancaicedo, nos traes un filme que ocupa un lugar central en el cine sobre las generaciones juveniles, además de recordar al casi legendario actor James Deam.
Ciertamente, como dices, en este filme los personajes juveniles son portadores de valores nobles, aunque sean personas conflictuadas; no así ocurre con filmes más contemporáneos, como El club de la pelea o Chash, por citar solo dos, donde lo que impera es un nihilismo narcisista y vacuo. Saludos.

Exactamente, en los últimos años la rebeldía suele mostrarse como algo vacío, anárquico podría decirse, sin un trasfondo real. Creo que es una historia atemporal en cierto sentido y por ello se ha convertido en un clásico generación tras generación. Saludos y gracias por leerme.