UN ZOOLÓGICO EN LLAMAS

in cervantes •  last year  (edited)

En horas de la mañana del día de ayer los vecinos de la UD-5 de Caricuao detectaron que un espeso y oscuro humo salía desde el interior del Parque Zoológico de Caricuao.

La situación comenzó a intensificarse a medida que el tiempo pasaba, el humo invadía el aire de los apartamentos cercanos y los vecinos se encontraban cada vez más preocupados. Acudieron a los bomberos de Caricuao, cuya sede se encuentra a escasos metros del Parque, quienes manifestaron su imposibilidad para actuar ante la falla del suministro de agua en la estación.

Un empleado con 25 años de servicio en el Zoológico afirma que “el incendio no fue espontaneo”, habría sido provocado por grupos políticos pro gobierno que hacen vida dentro de la parroquia con complicidad interna de algunos trabajadores que forman parte de estos grupos.

El móvil que llevó a estos delincuentes a ejecutar esta acción atroz ha sido, aparentemente, justificar la muerte de varios de los ejemplares del zoológico por desnutrición y falta de atención veterinaria, noticia que no quieren que sea divulgada y condenada nacional e internacionalmente como ocurrió con el caso de desnutrición de la elefanta Ruperta el pasado año.

El incendio comenzó en la parte baja del Parque, en la zona donde se encuentran los animales en cautiverio y la brisa fue haciendo que las llamaradas alcanzaran la parte superior del Zoológico, una vasta extensión de terreno virgen perteneciente al Instituto Nacional de Parques (INPAQRUES), donde habitan un número indeterminado de especies animales entre los que destacan los venados, iguanas, culebras, y varias especies de aves y roedores, esto sin contar los animales que han escapado del cautiverio y se han adentrado en la montaña.

El acceso a esta zona montañosa está restringido para el público en general, con excepción de una pequeña área donde se encuentra un sendero que es abierto los fines de semana a quienes desean ejercitarse.

La Alcaldía de Caracas mostró una vez más su indolencia e ignoró la situación durante el día, al igual que lo hicieron Hidrocapital e INPARQUES. La comunidad teme por el estado actual de los animales en general tras el incendio que fue controlado aproximadamente a las once de la noche por funcionarios de los Bomberos de Caracas, después de catorce horas de destrucción al percatarse que las llamas estaban a punto de afectar una planta eléctrica ubicada en la zona y que habría podido dejar a oscuras a varias comunidades aledañas.

Entre los animales más vulnerables del parque se encuentra un cunaguaro nacido el pasado mes de abril, los animales de la que un día fue la zona de contacto del Parque y la muy querida elefante Ruperta.

Por César R. Pinto

IMG-20180522-WA0072.jpg

IMG-20180522-WA0074.jpg

IMG-20180522-WA0073.jpg

IMG-20180522-WA0071.jpg

IMG-20180522-WA0053.jpg

Todas las fotos me pertenecen.

Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!
Sort Order:  

Que triste...

·

Totalmente!!!

Lamentable...

·

Así es preciosa!

Bomberos y rescatistas ya explicaron que el incendio sí afectó la planta Alí Primera y estuvo a varios kilómetros del
zoológico, por lo que no se afectó la fauna sino una importante área de capa vegetal, lo que traerá consecuencias importantes por las nuevas escorrentías durante las lluvias.

·

Bomberos y rescatistas que además, parecen haberse convertido e actores políticos. Pues mostraron indiferencia total ante la situación por al menos 10 horas. No se si conozcas la cercanía entre el parque y la estación de bomberos, pero la distancia es mínima.

·

Hermano, vivo en la parroquia, estuve en el sitio durante el incendio, fue a conversar con los bomberos y con el personal del zoológico antes y después. Ellos tienen una agenda política y un discurso que cumplir, yo tengo el deber de contar lo que vi, constaté y viví junto con la comunidad cercana. Saludos!

Que tristeza . Eso forma parte de la cadena destructiva del socialismo del siglo XXI

·

Desgraciadamente, si.