El hambre, un proceso en revolución

in cervantes •  last year

El Problema

En este momento Venezuela enfrenta una de las crisis económicas más fuertes de su historia, que ha ido desde el desabastecimiento de productos esenciales hasta la desaparición del dinero en efectivo.

Desde el Gobierno Nacional se han emprendido una serie de acciones en busca de contrarrestar los efectos de esta situación, sin embargo, en la mayoría de los casos estas iniciativas no han prosperado en su cometido.

La implementación del captahuellas y el sistema biométrico para garantizar la equidad en la adquisición de los rubros existentes, el establecimiento de un día único para la compra de productos según el terminal del número de cédula, la regulación de los productos de la cesta básica y la supervisión de los diferentes locales de expendio de alimentos por parte de la Guardia Nacional y los Consejos Comunales no han sido suficientes para combatir la dura crisis que azota al país.

B6dz3O8IcAAjQRP.jpg
Fuente

La Promesa

El Presidente de la República, Nicolás Maduro Moros, anunció en una transmisión conjunta de radio y televisión, el 3 de Abril de 2016, la creación de los Comité Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), organismos que estarían destinados al mejoramiento de la correcta distribución y comercialización de alimentos de primera necesidad.

Según la zona a beneficiar los productos llegarían mensualmente a los hogares de los venezolanos en cajas o bolsas, con un precio invariable de 10.000 Bs, y debían contener cuando menos dos unidades de cada uno los siguientes rubros: Leche, Azúcar, Arroz, Pasta, Aceite, Harina de Maíz y Granos. Con un costo adicional el ciudadano podría escoger entre algunos otros productos entre los que se encontrarían artículos de limpieza, enlatados, harina de trigo, leche líquida, mayonesa, margarina, salsa de tomate y algún refrigerado proteico previamente empaquetado.

La Coordinación Nacional del proyecto estaría a cargo de Freddy Bernal y utilizaría la infraestructura, el personal y maquinaria en general de los extintos Mercal y PDVAL, nacidas también durante la gestión revolucionaria.

clapclap.jpg
Fuente

La Implementación

En su mensaje anual de entrega de cuentas a la nación correspondiente al 2017, hecha desde el Palacio Federal Legislativo ante la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), el 15 de Enero del 2018, el Presidente celebró que 6 millones de hogares hayan sido beneficiados por los CLAP.

Ana Vásquez, habitante de la Parroquia Macarao y beneficiada de la bolsa CLAP, asegura que la distribución mensual ofrecida y proclamada por diferentes voceros del gobierno no se está ejecutando con regularidad, “hemos pasado hasta dos meses esperando la bolsa, cuando nos la van a vender nos avisan un día antes y debe cancelarse en efectivo.”
Durante el mensaje anual de rendición de cuentas el Presidente enfatizó que los "CLAP se consolidaron como una fuerza organizativa popular que da respuesta y atención efectiva a las comunidades en el abastecimiento de rubros alimenticios, productos de higiene y de primera necesidad."

Actualmente el costo de la bolsa o la caja CLAP fue fijado en 25.000 Bs, precio que no es prorrateado según el contenido de la misma, puede venir con solo 2 o 3 rubros y seguir costando lo mismo.

El numero de denuncias por recargo en el costo de la bolsa a nivel nacional es difícil de determinar, generalmente tienen que ver con las zonas de difícil acceso y en los lugares donde el beneficio llega en forma de caja es en estos sitios donfe terminan estableciendo un costo adicional argumentando, por lo general, gastos de flete.

Mariana y Carolina son hermanas. Mariana reside en el Barrio San Pablito de la Parroquia Caricuao y Carolina en la Urbanización Juan Pablo II de la Parroquia La Vega, ambas al oeste de la capital. A Mariana le es vendida la bolsa con bastante regularidad, con intervalos entre cuatro y seis semanas. Carolina realizó el depósito del pago correspondiente a su caja y lleva siete meses esperándola.

En la caja de Carolina todos los productos son importados, en su mayoría de México, en la bolsa de Carolina pueden encontrarse desde productos de la escasa producción nacional hasta alguno que otro importado.

Mariana consuela a su hermana diciéndole que "desde hace tres meses la bolsa ha venido sin leche, sin pasta, sin arroz, sin caraotas, con un solo kilo de azúcar, dos aceites y cuatro harinas de maíz". De igual modo, expresó que de los productos adicionales ofrecidos por el gobierno solo se benefició en dos oportunidades del pollo y la carne a finales de 2016, que jamás ha tenido oportunidad de adquirir los productos de limpieza ni el resto de los rubros prometidos.

La diferencia entre estos testimonios puede ser explicada a través de las declaraciones ofrecidas por Freddy Bernal, Ministro de Agricultura Urbana y Coordinador Nacional de los CLAP, quien expresó que “las cajas de los CLAP son solamente para los sectores "más vulnerables" de Venezuela, porque "las clases media y media alta tienen recursos suficientes para comprar en el mercado normal venezolano, e incluso traerlos importados.”

descarga.png
Fuente

Los Datos

La Asamblea Nacional estimó que a finales del año 2017, la inflación acumulada en Venezuela rondaba el 2000%, convirtiéndolo en el único país en el mundo con un índice inflacionario de cuatro cifras y mermando significativamente el poder adquisitivo de los venezolanos.

De igual modo, el principal órgano del Poder Legislativo indicó que la escasez de los productos básicos o de primera necesidad supera el 90% en la totalidad de las empresas de comercialización de alimentos.

Esta situación convierte a los Comité Locales de Abastecimiento y Producción en el principal comercializador de alimentos del país, en otras palabras, la alimentación de gran parte de las familias venezolanas depende de los CLAP. Quizá por ello Freddy Bernal declaró que “Los CLAP han logrado mantener en pie a la revolución.”

El aparato productivo del país genera cada vez menos recursos. La falta de materia prima indispensable para la producción de alimentos y artículos de primera necesidad ha sido determinante; las divisas preferenciales no son otorgadas a las empresas que realmente producen y requieren importar materia prima que resultaría imposible adquirir con la devaluada moneda nacional.

La inexistente inversión extranjera en un país que no reúne los requisitos mínimos para atraer inversionistas y la falta de mano de obra calificada en el campo y en las empresas que fueron objetivo de expropiaciones han terminado de dilapidar el sólido sistema económico del que otrora disfrutó Venezuela.

clap-aponte-990x460.jpg
Fuente

El Caos

Junto con el decreto de inicio de la época navideña el 1 de noviembre de 2017, el Presidente anunció el cuarto aumento salarial del año y la implementación de un plan de abastecimiento de productos navideños que incluiría los ingredientes necesarios para la realización de la tradicional hallaca y un pernil.

Los días fueron transcurriendo y llegó la navidad y el pueblo seguía a la espera del cumplimiento del ofrecimiento presidencial. A tan sólo dos días para que el año terminara el pueblo decidió recurrir a la protesta ciudadana en varias localidades del país en búsqueda de que sus necesidades fuesen cumplidas.

Las promesas presidenciales no fueron cumplidas. Desde el ejecutivo se intentó justificar este incumplimiento responsabilizando a los gobiernos de Portugal y Colombia de conspirar en contra del pueblo y las intenciones del Gobierno venezolano como una ampliación de la denominada guerra económica.

Sin embargo, la dotación de perniles que llegó a suelo venezolana fue destinada a beneficiar a los efectivos de las Fuerzas Armadas e integrantes de la estructura política del partido oficial, alegando que fue un incentivo por el arduo trabajo político realizado a lo largo del año.

Tras el silencio oficial las protestas derivaron en saqueos y algunas otras acciones vandálicas que terminaron agudizando la crisis y el clima de tensión por la situación política del país.

Los grandes establecimientos de distribución de alimentos se niegan a recibir mercancía por temor a ser saqueados, el tránsito de vehículos de carga de alimentos cada vez es menor por el mismo temor, pues ya se han dado casos de acciones vandálicas en plena carretera.

Ante toda esta problemática la iniciativa emprendida por el Gobierno Nacional en la voz del Vice-Presidente de la República Tareck El Aissami, ha sido la exigencia a las diferentes cadenas de distribución de alimentos de retomar los esquemas de precios del mes de diciembre, sin importar que ni siquiera los costos de producción sean cubiertos con los precios de diciembre.

Es evidente que la dinámica económica producto de las diferentes iniciativas emprendidas desde el gobierno han sido ineficientes, improcedentes e incapaces de cubrir y satisfacer las necesidades de los venezolanos.

Si la tendencia se mantiene y avanza al mismo ritmo que lleva hasta ahora, el principal aleado de la revolución, eso que para Freddy Bernal ha logrado mantener en pie a la revolución puede terminar siendo su peor enemigo y la chispa que inicie un gran incendio social con consecuencias inimaginables, irreparables e irreversibles.

636500325476762881.jpg
Fuente

Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!