Un premio de mentira

in castellano •  last year 

images.jpeg
Fuente

El lunes me tocó ver un espectáculo lamentable es los FIFA The Best Awards 2018 celebrados en Londres. Me indignó completamente que en una ceremonia la cual supuestamente honra a los “mejores” del año, se terminará premiando a jugadores que claramente no merecía esos reconocimientos. Ya ayer hablé bastante sobre cómo fue errada la elección de Luka Modric como mejor jugador de la temporada, pero explotaría por dentro si no hablo sobre como este premio de la FIFA se ha convertido en un bochorno y una vergüenza total.

Créanme que perdía las ganas de vivir con cada minuto que veía esa estúpida premiación. La verdad quede completamente desilusionado, sobretodo porque siempre he sido un entusiasta pero lo sucedido en esta gala de la FIFA hizo que perdiera mi fe en la humanidad. Fueron tantas cosas indignantes y ridículas que me cuesta escoger un lugar por el cual empezar a hablar.

Obviamente el gran robo de la noche fue entregarle el premio The Best a Luka Modric cuando ni siquiera fue el mejor jugador de su equipo, mérito que claramente tenía Cristiano Ronaldo. Ya de esto hablé mucho ayer, sin embargo los otros premios entregados fueron iguales o más escandalosos.

fifaworldcup-20180925-0001.jpg
Fuente

Que podemos decir del premio Puskas, sentí una indignación total cuan vi que se lo dieron al insulso e insípido gol del Salah. Cuando pasaban el recuento de los candidatos coincidía con mis amigos que el tanto del egipcio era el más normal de los diez. El dejar de lado las chilenas de Cristiano Ronaldo y Bale es un insulto al fútbol y un claro castigo de la FIFA para ambos cracks por no haber asistido a la gala. Que no nos mienta la FIFA, este no es un premio al mejor gol, sino al jugador que pueda conseguir más votos a su favor. Me imagino a los millones de egipcios pegados a la PC votando por su compatriota.

mbappe.fanz-20180925-0001.jpg
inexplicablemente Mohamed Salah no estuvo en el equipo ideal de la temporada

Lo del Puskas fue un escándalo, pero el premio al mejor portero fue escandaloso. Tener a Schmeichel, Lloris y Courtois como nominados es simplemente un insulto a Jan Oblak, Ter Stegen y Keylor Navas quienes fueron realmente los mejores porteros de la temporada. A veces pienso que quienes eligen los candidatos a estos premios no ven fútbol y tienen problemas mentales. ¿Y quién me explica que el portero en el 11 ideal de la FifPro fuera De Gea, quien ni siquiera estuvo entre los ternados a portero de la temporada? Un fiasco total.

Ahora que sacamos a colación el 11 ideal FifPro, es simplemente insultante incluir a Daniel Alves como lateral derecho y dejar por fuera a Salah, quien fue nominado como mejor jugador. ¿Ven a lo que me refiero? Simplemente no tiene sentido.

El problema radica en el sistema de votación que propone la FIFA el cual simplemente es estúpido. Por ejemplo, para galardonar al ganador del The Best votan 4 grandes grupos: los fanáticos, los capitanes de Selecciones Nacionales, los entrenadores de Selecciones Nacionales y los periodistas; el voto de cada uno de estos grupos vale el 25% de la elección. La verdad es que el público sencillamente no está calificado para elegir al mejor jugador, porque su opinión es más fanática que objetiva, no están en capacidad de discernir y elegir en este tipo de cuestiones. Y en el caso de los capitanes y entrenadores tampoco están en capacidad de elegir, porque primero no ven tanto fútbol como para saber quién ha sido mejor y segundo porque siempre priorizan los votos hacia sus compañeros de equipo o compatriota. Sólo así se puede entender que Raphael Varane o Kevin De Bruyne reciban votos como el mejor jugador de la temporada. Siempre he sido partidario de que la prensa especializada sea la encargada de elegir estas distinciones porque a pesar de que también suelen equivocarse, su opinión siempre será más objetiva.

La verdad es que con lo que vi en la gala FIFA no me quedó más ganas de ver ninguna de sus premiaciones en mi vida. La realidad es que el premio The Best se convirtió en un simple concurso de popularidad, son los Teen Choice Awards del fútbol. Para mí este premio ha perdido todo su valor, no tiene importancia, es un premio de mentira y para mí no significa nada. Conservo la esperanza de que los periodistas de France Football razonen y puedan discernir quien fue realmente el mejor jugador de la temporada para poder mantener la esperanza de ver premiados a los que realmente fueron mejores del año. Sino tendré que resignarme a entender que ninguno de estos premios individuales tiene significado alguno, que son sólo premios de mentira.

Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!
Sort Order:  

Siento que ninguno de nuestros curadores haya descubierto tu blog antes. Si que es cierto que los curadores curan lo que les gusta siempre que no sea plagio.

Un saludo!