ProVenezuela Digital Edición: Deportes Edicion#9

El deporte es una de las fuerzas impulsoras más grandes del planeta. Es capaz de dividir familias y a la vez es capaz de fundirte en un abrazo con un completo desconocido sin importar su raza, sexo, edad, tendencia política o estrato social. Por eso hoy de la mano de @yirbeel les traemos una nueva entrega de la revista ProVenezuela Digital: Edición Deporte.

IMG-20180927-WA0001.jpg

NOT The Best

PicsArt_09-24-06.56.35.jpg
Fuente

Este lunes se celebraron los FIFA Football Awards 2018 en Londres. En esta gala se premió a lo mejor del futbol mundial en el 2018 desde jugadores, pasando por entrenadores hasta inclusive los mejores goles. Pero sin duda lo que más expectación generaba era la entrega del premio The Best al mejor jugador de la temporada. El croata Luka Modric terminó imponiéndose a Cristiano Ronaldo y Mohamed Salah, quienes terminaron segundo y tercero respectivamente. De esta forma Modric se convirtió en el primer jugador diferente a Cristiano Ronaldo y Lionel Messi en ganar el premio entregado por la FIFA en los últimos 10 años.

Créanme que jamás en mi vida pensé criticar a Luka Modric, porque es un jugador que amo con todo mi corazón y que merece todo lo bueno que le pase. Lamentablemente para todo hay un tiempo y, aunque me duela mucho decirlo, debo admitir que Luka Modric gano de manera injusta y totalmente desmerecida este premio.

Podran decir “pero si Modric ganó la Champions y fue elegido como mejor jugador del Mundial ¿Cómo no va a merecer este premio?”. Pero es aquí donde se equivocan, porque solo están tomando en cuenta momentos de año en lugar de la temporada en general. Todos se están enfocando en lo que hizo Modric en el Mundial en lugar de su rendimiento durante toda la temporada completa y 1 mes no puede valer más que 10.

Me duele muchísimo decirlo pero el croata no fue ni de chiste el mejor jugador de la temporada, el que fuera galardonado fue una injusticia. La triste realidad es que se están dejando llevar por el “descubrimiento” de Modric, porque parece que ahora es que todo el mundo se está dando cuenta que es el mejor mediocampista de nuestra generación y pieza vital de los éxitos modernos del Real Madrid. Pero de nuevo, estos premios no son por el Mundial. Modric fue sin dudas el mejor jugador del Mundial, en eso estamos de acuerdo; pero si nos ponemos a analizar su temporada completa veremos que dista mucho de ser la mejor de su carrera. ¿O por qué creen que el Madrid no tuvo una buena temporada en Liga? En buena parte porque Luka Modric no tuvo un buen año; el buen rendimiento del club merengue siempre ha ido de la mano con los picos de rendimiento del croata. No podemos premiar a Modric con este premio cuando tuvo una temporada lejos de su mejor nivel en el Real Madrid, ser el mejor del Mundial no basta.

lukamodric10-20180925-0001.jpg
Fuente

De nuevo, quiero recalcar que yo amo a Modric, pero darle este premio sería una injusticia grandísima, porque simplemente no lo merece; lo digo de corazón como madridista: no lo merece. ¿Tendría Modric tanto peso para ganar este premio si Cristiano Ronaldo aún jugara en el Real Madrid? La verdad es que si el luso aún vistiera la casaca merengue, hubiera ganando el premio de la UEFA y el FIFA The Best, y nadie hubiera discutido nada, nadie siquiera hubiera mencionado el nombre de Luka Modric como una posibilidad real de ganar.

Y debo recalcar de nuevo que no estoy menospreciando de ninguna forma a Luka Modric ni desconociéndolo como el jugador más importante del Real Madrid; es que simplemente no fue el mejor jugador de la temporada y una emoción popular llevó a que se cometiera un gran error al nombrarlo como el mejor jugador de la EUFA, como The Best y temó que este error se repita en diciembre cuando pueda ganar el Balón de Oro.

Entonces ¿Quién merecía ganar The Best? Sin duda alguna que el egipcio Mohamed Salah, a quien lamentablemente se le ha dejado de lado y parece que ha quedado en el olvido de la opinión popular tras su lesión en la final de la Champions que lo privó de un posible campeonato. ¿Qué no tuvo buen Mundial? Ciertamente, pero un mes no puede valer más que 10. La realidad es que la temporada de Salah fue simplemente brutal, de los 3 nominado fue el único que pudo mantener un rendimiento altísimo durante toda la temporada, no solo por unos cuantos meses. El egipcio fue el mejor jugador de la Premier League, además de ser el máximo goleador con 34 goles y llevar al Liverpool a la final de Champions en una campaña histórica. Claro, esa desafortunada lesión en Kiev le privó de la oportunidad de ser campeón de Champions, porque estoy convencido que si Salah no hubiera salido lesionado la historia podría haber sido diferente. Y en el Mundial, además de no estar al 100% físicamente, prácticamente jugaba sólo así que pedirle más de lo que hizo es prácticamente una grosería.

Lo único que me llevo de esta gala de la FIFA es decepción por las injusticias que se cometieron y en los en las premiaciones. Honestamente esto hace que pierda mi fe en la humanidad futbolera y me doy cuenta que todos los votantes son unos completos idiotas que no tienen ni la menor idea de lo que hacen. El único merecedor del “The Best” esta temporada era Mohamed Salah, quien tuvo una temporada de ensueño a nivel individual en todas las competiciones que participó. Dicen que nadie es dueño de la verdad, pero yo siempre tengo razón y lo que vi me indica que Mohamed Salah fue de lejos el mejor jugador de la temporada, no Luka Modric. Lamentablemente siempre recordaré este 2018 como el año en que no se premió al mejor.

  • Tiger Woods vuelve a ganar un título 5 años después. El golfista estadounidense se coronó campeón del Tour Championship jugado este fin de semana. El ex número 1 del mundo y ganadores de 14 grandes, volvió a levantar un trofeo desde que lo hiciera por última vez en 2013.

  • Isco fue operado con éxito. El jugador del Real Madrid fue operado con éxito de una apendicitis aguda. El malagueño será baja durante al menos 5 semanas y se espera que este de vuelta para el Clásico vs Barcelona el 28 de octubre.

  • Alemania albergará la EUROCOPA 2024. El Comité Ejecutivo de la UEFA votó a favor de que Alemania sea la sede de la EURO 2024, por encima de Turquía quien era el otro país contendiente. Será la segunda vez que Alemania sea sede, luego de que albergase el evento en 1988.

  • Victor Martínez se retira del beísbol. El pelotero venezolano jugó el sábado su último partido en la MLB. Martínez, de 39 años, jugó durante 16 temporadas en las mayores y disputó 1.973 juegos.

  • El record de Batshuayi. El jugador belga se convirtió en el primer jugador en marcar en las 4 grandes ligas de Europa, luego de marcar ante el Celta de Vigo. Mitchy Batshuayi vio puerta en Francia con el Lille, en Inglaterra con el Chelsea, en Alemania con el Borussia Dortmund y en España con el Valencia.


Fuente

El primer himno nacional entonado antes de un partido internacional se cantó en un partido de rugby. Este acto que es tan común en la actualidad es algo que ocurrió por primera vez en un partido de fútbol. Concretamente ocurrió en 1905 cuando el galés Teddy Morgan en la previa de un partido contra Nueva Zelanda entonó el himno de Gales, para contrarrestar el efecto psicológico de la danza de guerra maorí de los All Blacks. Esta acción de Morgan fue acompañada de sus compañeros y del público que llenaba el estadio. En la actualidad este se ha convertido en un acto común durante los partidos que enfrentan a diferentes países en casi todos los deportes.

El milagro de los Andes


Fuente

Nos ubicamos en el viernes 13 de octubre de 1972. El equipo escolar de Rugby Old Christian Club de Montevideo (Uruguay) se disponía a bardar el avión que los llevaría a Santiago de Chile para afrontar su encuentro con Old Boys de esa misma ciudad. 45 personas abordaron en principio el vuelo.

Todo era normal hasta que el avión voló sobre la cordillera de Los Andes y empezó a experimentar turbulencias. En esto momento toda la tripulación abrochó sus cinturones y se preparaban para lo peor. Fue entonces cuando el avión empezó a perder altura y el impacto era inminente. La aeronave empezó a rozar las montañas y perdió las dos alas, lo que hizo que varios pasajeros salieran despedidos. Finalmente el avión colisionó en un glaciar en el Valle de las Lágrimas ubicado en Argentina a casi 4.000 metros de altura; el choque ocasionó la muerte inmediata de 13 personas, mientras que otros quedaron gravemente heridos muriendo ese mismo día y otros al día siguiente.

El capitán del equipo de rugby, Marcelo Pérez, organizó a la gente para atender a los heridos y adecuar el fuselaje para poder pasar la noche. Los supervivientes, que tenían entre 19 y 25 años, debieron hacer frente a las gélidas temperaturas de -25° y -42°.

Idearon lo necesario: ropa, botas, gafas de sol, camillas; todo esto con los restos del avión. Pensaron que pronto los rescatarían; sin embargo al octavo día los supervivientes se enteraron a través de una radio de baterías que la búsqueda del vuelo siniestrado se había cancelado, causando el desaliento del grupo.


Fuente

El 19 de octubre un alud sepultó el fuselaje del avión que aún permanecía y terminó ocasionando la muerte de otras personas que dormían en su interior. Con el pasar de los días debieron enfrentarse a la triste realidad de que se estaban quedando sin alimentos y se encontraban en un ecosistema en el cual tampoco podían conseguirlo. Fue entonces cuando el grupo tuvo que enfrentarse a una dura decisión: comerse a sus compañeros de viaje fallecidos. Debido a las bajas temperaturas los cuerpos se habían conservado, evitando así enfermedades. Sin ninguna otra alternativa y tras tensas discusiones, los supervivientes decidieron practicar el canibalismo para no morir de hambre. La única regla: no comer los restos de familiares directos ni mujeres.

Los días seguían pasando y era evidente que la única manera de salvarse era ir a buscar ayuda, ya que el mundo los daba por muertos. Era el 12 de diciembre y se tomó la decisión que Nando Parrado, Roberto Canessa y Antonio Vizintin irían en la expedición, pero a los pocos días que salieron Antonio se lesionó y tuvo que regresar.

Parrado y Canessa siguieron juntos caminando más de 60 kilómetros en medio de un terreno difícil sin muchas fuerzas ni ropa adecuada. A los 10 días siguieron el cauce de un río, se acostaron a dormir y a la mañana siguiente al despertar vieron que un arriero los observaba desde el otro lado del río.

El ruido del agua hacía imposible que se entendieran así que el arriero amarró un papel y un lápiz a una piedra, y se los tiró. Nando logró escribir un mensaje que decía:

“Vengo de un avión que cayó en las montañas. Soy uruguayo. Hace 10 días que estamos caminando. Tengo un amigo herido arriba. En el avión quedan 14 personas. No tenemos comida. Estamos débiles. ¿Dónde estamos? ¿Cuándo viene?”

Inmediatamente el arriero partió en busca de ayuda. Así el 22 de diciembre helicópteros partieron para rescatar a los 14 supervivientes que quedaban en la montaña guiados por Parrado y Canessa. Todos los 16 supervivientes habían sobrevivido durante 72 días después de la tragedia, entonces el mundo se enteró que estas 16 personas habían logrado a las temperaturas gélidas, el dolor y las duras condiciones con perseverancia, unión y fe.

Desde entonces la historia del “Milagro de los Andes” ha inspirado libros, películas, crónicas y charlas que han traspasado fronteras y cautivado el corazón de las personas con esta historia que ejemplifica el instinto de supervivencia del ser humano.

Sort:  

Muy buena edicio que tragico lo que le sucedio al equipo de rugby y que fuertes fueron los que sobrevivieron saludos y un fuerte abrazo para todo el equipo @provenezuela