Caminos de Escocia

in #castellano3 years ago



Ah, fue sin duda un viaje en el camino, más tiempo sentados en el coche que caminando románticamente con balantes ovejas, porque tenemos que verlo todo y llegar a todas partes! Pero las calles son ...... sólo un carril prácticamente. Cada pocos metros a la derecha o a la izquierda estaba un pequeño espacio así que si tienes la suerte de ver un coche llegar, puedes parar para hacer que pase, y si no te dabas cuenta ... bueno, la vuelta era la única solución! Lo importante era no encontrar a los rebaños, de lo contrario sí, eran problemas, ya que tenía que alquilar el coche un día más para dejar pasar a los animales!
Ciertamente las carreteras no son todas asì, pero cuando se sale de la ciudad y se entra en el campo, esto es más o menos lo normal, y te pregunta a ti mismo si realmente vas a llegar a alguna parte, porque incluso mirando el mapa no estás tan seguro, y al final no te preguntarás si llegarás allì donde predijiste, pero sólo si llegaras!





Y estarà lloviendo. Porque la mayor parte del tiempo llueve, pero esto es parte del contexto y no se puede cambiar, de hecho, cuando acaba te falta algo, pero aprovecha para estirar las piernas y hacer tantas fotos como puedas. A veces llueve gatos y perros de las nubes soscuras e irreverentes, otras veces cae ligera ligera sólo para molestarte. Pero no hace falta pensar en ello, nos metemos la capucha en la cabeza y esperamos que los zapatos no se conviertan en un estanque para las ranas!





Como me gustaria conducir yo misma en estas pequeñas calles en el medio de nada, sentirme exploradora y no sólo navegadora, saltar las zanjas, persiguiendo las vejas, y evitando los demas coches! Pero yo tenía una licencia hacia muy poco tiempo y alguien no confiaba en mí... seguro que si hubiera tenido un tanque tal vez habría sido más tranquila yo misma, de hecho no puedes esperar tenerlo todo, no?





Pero el infatigable temperamento del conductor nos llevó a conocer lugares que todavía parecen no contaminados, como si nadie hubiera pasado antes por allí, vislumbres encantados, lagos azules, torres perdidas; y te sientes como el primer hombre en la luna, porque no hay multitudes de turistas en la cola, pero estas tu sólo tratando de llenar los ojos de magia, inhalando el aire que huele a tierra mojada.






Las fotos son del autor.