Carta para alguien :: Serie epistolar

in #castellano2 years ago (edited)

La persistencia de la memoria epistolar


¿Verdad que una carta, cuando se escribe a un amigo, es un acto de fe, un momento grave? Siempre lo he pensado así; y por eso, mi vida entera podría ser trazada leyendo las cartas que llevo escritas.

JULIO CORTAZAR










Las cartas, como quizá también los diarios, ya no predominan como lo hicieron en otras épocas; en mi caso, el diario fue sustituido por blocs de notas regados por el escritorio de mi computador o por borradores en mi bandeja de correo electrónico. Allí —en mi correo electrónico—, sí que predominan las entradas a una especie de diario y las cartas enviadas y no enviadas, para alguien o para nadie.

Las cartas para nadie son esa especie de entrada de diario, esa conversación con alguien que no es, ese mensaje en una botella. Las cartas para alguien sí que tienen un destinatario, mas se categorizan en enviadas y no enviadas. Como fiel amante de la novela epistolar, también lo soy de la escritura de las mismas, y esta serie, además de una exploración personal, es un experimento poético, filosófico, un recorrido entre la realidad y la ficción.


Querida G.,

El trabajo, entre otras cosas (mas principalmente el trabajo), ha tenido mi mente en otra parte, distraída, cansada, incapaz de escribir o de leer...

Mi intención era escribirte antes pero por lo visto, y ahora me identifico tanto con lo que mencionaste, no es tan fácil escribir un mensaje como al que a uno le gustaría sin prestarle la debida atención y dedicación.

El otro día disfruté mucho leyendo tu respuesta. (Aunque no entiendo porque continúas repitiendo que eres un desastre o desastrico. Me encanta como escrbes, y al fin y al cabo ¿qué no somos todos unos desastricos?) La vía epistolar tiene lo suyo, los mensajes son especiales ¿no? Con el auge de la mensajería instantánea la hemos ido olvidando y desusando... Pero bien, acá estamos, y eso me alegra y lo disfruto tanto. Una entre muchas de las cosas que me llama la atención es que por esta vía los mensajes perduran mucho mas tiempo que por cualquier otra . Algún día dentro de muchos años podremos examinar 'la correspondencia que tuve en mis veintitantos', y ver qué había en nuestras cabezas, como escribíamos, nuestra filosofía, nuestros sentimientos, y luego... sentir nostalgia.

Me he dado cuenta de que una vez que nuestros dedos entran en acción, una vez que vencemos la inercia inicial, las ideas comienzan a fluir; la primera ley de newton aplica en este campo también, la inspiración se encuentra siempre al acecho.

Espero que tengas la oportunidad de conocer a la rayuela. Llegué a identificarme tanto con ella... Como no lo había hecho anteriormente con ninguna otra historia ni con sus personajes. Puede ser tediosa en ocasiones, mas todo el tedio que haya podido causar en un momento dado es destruido por un par de líneas un poco más adelante. Y te saca una sonrisa, porque fuiste consciente de lo que hizo, de que habías dudado, y de que luego ya toda duda se había disipado. Te transportará a esas noches y tertulias del club de la serpiente: jazz, existencia, realidad, lluvia, luz de velas, lecturas, vino y cigarrillos.

Sobre el tema de los sueños, del anhelo del pasado y de los deseos futuros hay tanto que no entiendo... Opino que es cierto lo que mencionas sobre la insatisfacción con el presente, esa costumbre que tenemos de preocuparnos, a veces de más, por cosas que ya pasaron u otras que aún son inciertas... Al leerte también yo recordé algo que vi o leí, decía que esa insatisfacción no es sino la naturaleza tendiendonos la mano para nuestra sobrevivencia, es el impulso al progreso; o algo así. Pero a ver, aunque ese fuera el caso, creo que ya viene siendo hora de trascender esa condición, esa constante insatisfacción. Debemos aprender entonces a aspirar al equilibrio, no podemos desconectarnos por completo ni del pasado ni del presente ni del futuro, simplemente no podemos... No es fácil, poco a poco, trabajo de hormiguita... Como he escuchado últimamente en el trabajo.

Disfruto tanto la noche, la tranquilidad de la noche... solo hace un momento estaba en el patio, disfrutando el frío y el silencio, viendo el cielo, las nubes, las montañas. Estaba esperando estas horas para terminar de escribirte, son mis horas favoritas...

Quisiera extenderme más pero no quiero, siento que ya me extendí demasiado y sin embargo hay tantas cosas de las cuales hablar. El trabajo ha estado terrible, terrible, desde hace un tiempo, no te había dicho nada... terrible. Lo anotaremos en los temas pendientes: Laplace, el trabajo, poesía... agrega también tú a la lista. Me despido querida, ha sido un placer conocerte, reconocerte, continuar conociendote... un abrazo.

Los Teques, un 15 de agosto, 20XX

D

 

P.D. Sobre este tema de los instantes presente y sobre el pasado, vinieron a mi cabeza dos comentarios que me gustan mucho y aprovecho para compartirte, uno de Borges sobre un gato y uno de Russel en una especie de oda al pasado:

Entró. Ahí estaba el gato, dormido. Pidió una taza de café, la endulzó lentamente, la probó (ese placer le había sido vedado en la clínica) y pensó, mientras alisaba el negro pelaje, que aquel contacto era ilusorio y que estaban como separados por un cristal, porque el hombre vive en el tiempo, en la sucesión, y el mágico animal, en la actualidad, en la eternidad del instante. (Borges - El sur)

Sólo el pasado es verdaderamente real. El presente no es más que un penoso nacimiento al ser inmutable de lo que ya no es. Sólo lo muerto existe plenamente. Las vidas de los vivos son fragmentarias, inciertas y cambiantes; las de los muertos completas, libres del yugo del Tiempo, todopoderoso señor del mundo. Pesares enterrados en la tumba, tragedias de las que sólo queda un recuerdo lejano, amores inmortalizados por la santa imposición de las manos de la Muerte: todos tienen un poder, una tranquilidad mágica, intocable, a la que nada presente puede alcanzar. (Russell - Ensayos filosóficos)





Posted from my blog with SteemPress : https://ficciones.timeets.com/2018/09/04/carta-para-alguien-serie-epistolar/

Sort:  

Excelente post super interesante. Upvoted Follow saludos desde Canadá

Me gustaría presentarte nuestro blog de noticias de Bitcoin y criptomonedas, esta es una buen oportunidad para estar al día sobre la nueva economía mundial, si te gusta te invito a que nos sigan aquí https://steemit.com/@cryptonoticias

Maravilloso.; y sin duda las conversaciones en forma episcopal hace tiempo tenían características que las hacen únicas y que hacían que nos conectaramos de una manera mucho más intensa que la que podría otorgarnos esta era de velocidad y de mensajes instantáneos. Saludos.

Así es, son muy especiales. Se conservan y contrastan de esta forma con los mensajes instantáneos que aunque pueden ser también maravillosos, rara vez son conservados. Más de una vez he tomado una captura de pantalla a un hermoso mensaje con el fin de conservarlo. Saludos querido amigo @darius86. Abrazos.

Hermosas palabras. Me encanta el recorrido por el tiempo y los recuerdos, además la cercanía de la carta. A veces es necesario escribir todo aunque el destinatario nunca lo lea, despojarse de varias cargas pequeñas.
¡Ah! Por cierto, tu blog de timeets está lindo :D

¡Gracias, @Aleli! Sí, así es, desde siempre me han encantado las cartas y creo que fue luego de leer a Werther que realmente me apasionaron. Tal cual como mencionas, así no sean leídas ayudan mucho. Saludos.

Cada vez que pienso en el género epistolar me acuerdo del joven Werther (cómo me cayó de mal el pobre, jajaja). Pienso que lo que es genial de las cartas cuando están tan bien escritas es que uno puede sentir que es el destinatario. ¡Excelente! Un abrazo y siga escribiendo cartas a esa persona que inspira tanto en ti.

Gracias amiga querida. Qué bueno que así la hayas sentido. De eso se trata la serie epistolar que vengo maquinando. Las cartas son para alguien... Hasta cuando el área de destinatario dice "Para nadie". Saludos y abrazos.

Coin Marketplace

STEEM 0.19
TRX 0.03
JST 0.027
SBD 3.14