Los migrantes no existen

in #blog3 years ago (edited)

people.png

Los migrantes no existen. Nos metieron cuento y nos lo tragamos.

Nos dijeron que la gente nace con etiquetas y certificaciones de origen. Que cada bebé que viene al mundo trae sellado en la coronilla su destino único y absoluto: pertenece o no pertenece.

Dicen los astronautas que nos hace falta ir un poquito más al cielo, para darnos cuenta que las fronteras son imaginarias. Son una invención humana para que existan los otros. Esos otros amenazantes, como decía el profe Carlos Sandoval.

¿Cómo puede haber migrantes en un mundo sin fronteras? Pues eso, que no existen, háganme caso.

Lo que existe es gente. Gente que se desplaza. Las razones, como los sueños, son infinitas. Unos se mueven huyendo de la violencia. Otras buscando oportunidades. La aventura llama a algunos. A otras, como a mi, las mueve el amor. O la curiosidad. O la ignorancia. Las ganas de ver si es cierto que la grama es más verde del otro lado. La ambición. La angustia.

La gente se mueve hacia el norte, hacia el sur, hacia el este y hacia el oeste. En carro, a pie, en barco. En el maletero de un bus, rezando para que no te encuentre la migra. En primera clase de un avión, deseando no haberte equivocado. A la fuerza. Con esperanza. Hacia un hogar que te espera con alegría. O hacia el vacío.

Nos movemos. Desde siempre.

Se movieron nuestros ancestros desde el corazón de África. Explorando.

Eso es. No somos migrantes. Somos gente que explora. Estamos explorando el mundo, encontrando donde ser felices, donde echar raíces o donde soltar vuelo. Exploramos para encontrar y para encontrarnos. Exploramos el espacio, las profundidades del mar y nuestros corazones.

Los migrantes no existen.

Somos gente que se mueve. Porque tenemos derecho a movernos en este mundo nuestro. Porque el lugar que nos vio nacer, no tiene por qué vernos morir. Menos si movernos puede hacer que evitemos el dolor y hasta la propia muerte.

Y si las instituciones, leyes y cabezas obsoletas no saben que hacer con nuestro movimiento, pues a cambiarlas.

Aun tenemos tiempo.


Foto por Kevin Hendersen en Unsplash

Sort:  

Thanks, I really enjoed this. You really articulated your point. Great job.