Cervantes Ciencia// Serie Vida. Vol.19 pt 2/2

in blog •  10 days ago


editoral 2.png

La Ciencia del miedo

Todo lo que ocurre a nuestro alrededor tiene efecto en nuestro organismo, y es que existen estructuras encargadas de obtener esa información y transformar esos estímulos en reacciones químicas que van directamente al cerebro, quien se encarga de interpretarlas y dar una respuesta oportuna. La sensación de miedo o terror que podemos sentir al observar ciertas situaciones, objetos o personas es canalizada por la amígdala cerebral, que desencadena una serie de efectos orgánicos, los cuales se traducen en una respuesta defensiva hacia la situación vivida.

El miedo ha formado parte de nuestro proceso evolutivo. Imaginemos a ese hombre primitivo que se atemorizaba con aquellas situaciones que atentaran contra su vida e impidieran su sobrevivencia. Nuestra rápida evolución cultural nos ha permitido generar un miedo mucho más controlado que el de nuestros antepasados, de allí que se hayan establecido ciertas celebraciones que se fundamenten en el terror, como la fiesta de Halloween, donde las personas generalmente asumen disfrazarse de personajes terroríficos de la vida real o ficticia.

Sin embargo, el saber que sólo es un disfraz también puede llegar a ser interpretado por nuestra amígdala cerebral, lo que permitirá no encender la alarma completa, sino generar un aumento de adrenalina. Con esto quiero decir que no es lo mismo sentir miedo ante una situación inesperada que ver personas disfrazadas durante la noche de Halloween.

En el área de Ingeniería, @xandra79 escribe sobre la licuefacción de los suelos, responsable de muchos eventos que han generado víctimas fatales y cuantiosas mermas materiales, al producir movimientos o traslaciones de construcciones. ¿Da mucho miedo, no?

Además el Licenciado @felixrodriguez trae para nosotros excelentes consejos sobre el bolso escolar y la espalda de nuestros hijos ¡Bienvenido! Hoy recibimos con algarabía a una persona valiosa en la plataforma, se trata de @lupafilotaxia quien esta semana forma parte del equipo y nos trae un artículo refrescante y novedoso.

Recuerda que nos escuchamos a través de los podcasts educativos en el server del único Witness de la comunidad Hispana, @cervantes. La próxima semana traemos sorpresas y una nueva serie ¡VIDA! Que de seguro no te querrás perder.

Somos Cervantes y somos Ciencia


@alexaivytorres


Coord. Editorial Cervantes Ciencia


cintillo_1_z.jpg


moral.png


Las acciones humanas provienen de las consideraciones y lecturas previas, de esquemas mentales que han sido procesados, entendidos, interpretados y razonados por la inteligencia biológica; en consecuencia, el comportamiento humano no es más que la posterior táctica sociobiológica que ejecutan las personas, luego del discernimiento cognitivo entre el bien y el mal. Esto significa que actuamos de forma consciente, en ausencia de actos innatos e instintivos como los observados en los animales. Ahora bien, podemos considerar entonces que la moral biológica vendría siendo la suma de códigos conductuales, derivados de las interpretaciones que el ser humano ha realizado desde su génesis hasta la actualidad.

 

Entonces, los elementos morales y éticos que hoy predominan no son más que las expresiones impuestas por costumbres, conductas y hábitos del comportamiento de una persona o grupos de personas. Frente a este escenario, y atendiendo al comportamiento mostrado por el ser humano hacia su entorno ambiental, es importante realizarnos las dos interrogantes que formulamos a continuación:

¿El ser humano adoptó de manera consciente conductas depredadoras y antiambientales?


Esta incógnita germina, producto del visible proceso de deterioro social y ecológico que vive la humanidad, como consecuencia de prácticas de irrespeto, irresponsabilidad y mal uso de los recursos naturales; aspectos contraproducentes, si los analizamos desde la incapacidad del ser humano, para establecer métodos de sana convivencia, que le permitan relacionarse con su entorno sin dañar su propio hábitat. Sin embargo, las conductas observadas revelan comportamientos egoístas y materialistas, que nos conducen a la siguiente pregunta:

¿El egoísmo y materialismo son elementos impuestos como hábitos de comportamiento en las personas?


Inquietud emanada de la constatación de los visibles actos individualistas que se han apoderado de las personas, donde prevalece el rompimiento de armonía social, además de la extrema valoración material, cuyo desenlace rompe la sustentabilidad ambiental.


Ambas interrogantes revelan la doliente pero certera realidad, vinculada al quebrantamiento moral hacia el bien, que de manera inequívoca nos lleva como seres humanos por caminos ininteligibles, ajenos al verdadero rol como sujetos biológicos y sociales, situación que nos debe llevar a la inmediata reflexión y puesta en escena de actos morales benevolentes en materia ambiental, como fórmula de coexistencia y convivencia ecológica, además de la necesidad de impulsar la formación de una nueva sociedad, que muestre actitudes, valores, conductas, principios morales de respeto a la naturaleza, y pensamientos sustentables que garanticen el equilibrio ecológico en el planeta.

Y dicho esto, surge una interrogante alternativa:


¿Cuáles serían los valores ambientales que pueden propiciar una moral biológica benevolente en el ser humano?


Dentro de los principales aspectos ya tratados por expertos en la materia, podemos enumerar las siguientes consideraciones:

A. Respeto: Como elemento afín a nuestro entorno biológico
B. Amor: Como acción de empatía conservacionista
C. Sensibilidad: Como acción protectora de las especies
C. Responsabilidad: Como compromiso de defensa a los hábitats
D. Conservación: Como acto práctico de uso consciente de los recursos naturales

Valores que, desde la concepción ambiental, se hacen necesarios para promover conductas positivas en las personas, como mecanismo de formación del nuevo individuo, cuyas acciones morales le permitan coexistir social y ambientalmente, sin afectar negativamente ni comprometer el equilibrio ecológico de su propio entorno.

Para Cervantes Ciencia: Prof. Luis Paz /@lupafilotaxia


el bolso escolar.png


Cuando del cuidado de nuestros hijos se trata, muchos de nosotros, como padres, tratamos de darles lo mejor y protegerlos de todo aquello que los puede afectar, tanto física como mentalmente. Sin embargo, en ocasiones, sin darnos cuenta, podemos estar ocasionando daños en la condición de salud de nuestros pequeños.

Cuando se acerca el inicio de clases nos esmeramos en comprarle a nuestros hijos lo mejor y más llamativo, incluyendo los bolsos escolares. Pero hemos de tener cuidado, pues, muchas veces estos, en combinación con su uso durante años, pueden repercutir en afecciones de la columna vertebral de nuestros hijos, debido al peso que cargan estos en la espalda.

Las desviaciones que se presentan en la columna vertebral afectan con relativa frecuencia a la población infantil, y lamentablemente en la gran mayoría de los casos pasan inadvertidas, y nuestros pequeños no manifiestan síntomas que alerten de su existencia, ya que la ausencia de dolor es usual.

La columna vertebral está conformada por huesos (vértebras) y cartílagos (articulaciones) y protegida por músculos que, en la edad infantil, están en pleno crecimiento y desarrollo, por lo que una mala postura o sobrepeso puede afectar su normal desarrollo y repercutir en afecciones en el futuro.

Fisiológicamente, la columna vertebral soporta el 10% del peso corporal. Los pediatras recomiendan que el peso total sobre esta no debe superar el 15% del peso del niño o niña, y que, preferiblemente, la carga sea bien repartida y esté sobre los dos hombros.


Cuando nosotros, los padres, decidimos comprar un bolso para que nuestros hijos asistan a la escuela, es fundamental que apreciemos el tamaño y que este sea adecuado a la edad y talla, pues, si elegimos uno grande, esperando que le sirva durante muchos años como método de ahorro, podemos conseguir que el peso lo perjudique, sobre todo en la zona lumbar.

Comisión Norteamericana de Seguridad de Productos del Consumidor calculó que 7.500 niños asisten a los servicios médicos por lesiones causadas por los bolsos escolares. Este reporte, según artículo publicado en la revista Archives of Pediatrics and Adolescent Medicine.

Entre las lesiones más comunes que se pueden presentar, tenemos: dolor lumbar, de espalda, cuello y hombros; mismas que repercuten en el rendimiento escolar y desarrollo intelectual de los niños.


En consecuencia, como padres, lo primero que tenemos que hacer es enseñar a nuestros hijos a preparar su bolso escolar, priorizando el material a llevar a la escuela de acuerdo al de las asignaturas del día, con el objetivo de que, al final, el niño sea capaz de realizar esta actividad él solo. Adicionalmente, en pro de la salud de nuestros pequeños, usar bolsos con ruedas e incentivarlos a realizar ejercicio físico, como la natación y el ciclismo, que favorecen el desarrollo de los músculos de la espalda.

Escribió para Cervantes Ciencias el Licenciado @felixrodriguez


Referencias.

Referencia 1
Referencia 2
Referencia 3


suelos.png


En ocasión del reciente terremoto ocurrido en Indonesia, hoy compartiremos sobre el fenómeno de la licuefacción o licuación de suelos, que ha causado desastres en diferentes partes del mundo, estudiado desde la Ingeniería Geotécnica, rama de la Ingeniería Civil.

¿Qué es la licuefacción de suelos?


Es un fenómeno temporal, en el cual un suelo saturado o semisaturado, en presencia de un sismo o fuerza externa, pierde contacto entre sus partículas y pasa de estado sólido a líquido.

Cuando se produce licuefacción, las edificaciones no fundadas en suelo firme flotan y pierden su estabilidad, siendo posteriormente absorbidas por el suelo. Por otro lado, objetos que se encontraban enterrados, como tanques, tuberías, emergen y flotan sobre el suelo líquido.

¿Por qué prestarle atención?

Porque ha sido responsable de numerosos eventos que han generado víctimas fatales y cuantiosas pérdidas materiales, al producir movimientos o deslizamientos de casas, edificios y ruptura de infraestructuras de servicios de agua, gas, electricidad, entre otros.

¿En dónde ocurre?


En áreas con materiales granulares sueltos de baja densidad y arcillas extremadamente sensitivas, siempre en presencia de agua. Las zonas costeras son generalmente susceptibles a sufrir este fenómeno, no obstante, no siempre es así. Un ejemplo de ello puede ubicarse en el centro de México, que posee suelos de baja densidad y alta humedad.

Factores que lo producen


-Movimientos sísmicos
-Pilotes hincados
-Vibrocompactación de suelos
-Utilización de explosivos para la construcción, minería o demolición

Mapas de Susceptibilidad a la Licuefacción


Con el fin de aportar herramientas al ingeniero, se han ido generando mapas de susceptibilidad en diferentes países que permiten zonificar las áreas por grado de peligrosidad de licuefacción. En complemento con estudios de suelos propios de los proyectos de edificación, y el acatamiento de normas sismorresistentes, es posible lograr diseños estructurales más seguros.

Reflexión Final


Cuando se observan los desastres provocados por los terremotos, nos preguntamos cómo se hubieran podido minimizar los daños. Indudablemente, es imprescindible planificar antes de construir, y muy necesario apoyarse en estudios geotécnicos que permitan detectar posibles suelos licuables, aplicar métodos de mitigación y diseñar cimentaciones que garanticen mayor estabilidad en las estructuras.

ter">Escrito por @xandra79 para Cervantes Ciencia


DSCN8733 (1).jpg

Referencias
CNN. [Artículo en Línea]. ¿Qué fue lo que causó el terremoto en el centro de México?. Recuperado de.

4i88GgaV8qiFU89taP2MgKXzwntUGAvkoQiKU7VxyD37q92qa1KyQstYNuuE4LBTzm9cLtoSQU2oBYV5KGAQkJZzxQoXn7AjU2N6xCcMzC34AbAeSZHukEan6S.png

●●●


Un Witness se encarga de mantener parte de los servidores/nodos para que Steemit no se caiga y siempre tengas posibilidad de postear, comentar, votar y recibir transferencias. @Cervantes está optando para ser Testigo/Witness del Steemit como representante de la Comunidad Hispana

ter">Si te gusta nuestro contenido, ven y apoya a @Cervantes como Witness en

ter">https://steemit.com/~witnesses


Posted from my blog with SteemPress : http://cervantes.one/wordpress/index.php/2018/12/03/cervantes-ciencia-serie-vida-vol-19-pt-2-2/

Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!
Sort Order:  

Hola, ya extrañaba la revista, gracias por este valioso aporte que nos conlleva a reflexionar sobre diferentes temas, en esta ocasión me llamó la atención de manera especial lo de los bolsos escolares, los padres no estamos muy pendiente de eso, como menciona el artículo nos dejamos llevar por el tamaño y el precio pero rara vez adquirimos un producto pensando en la salud. Gracias @alexaivytorres y todo el equipo, abrazos y bendiciones.

Excelente la revista muy variada, con temas interesantes.