El doble error de Galileo y la mentira del heliocentrismo

in #blog3 years ago (edited)

Galileo y sus mentiras

![tres_epistolae (1).gif](https://steemitimages.com/DQmU8o3C6xKNh8N5mscyHz3F1M1eeZbcUgH1dp7oqD8kcCM/tres_epistolae%20(1)

Hola steemians lectores, en esta entrada vamos a analizar las pruebas que otrora presentó Galileo en su inutil esfuerzo por probar una teoría desmeritada y por mucho en su época. Todas las supuestas "pruebas" fueron rechazadas en su tiempo. Pero es necesario una mirada más intima para notar los baches en semejante teoría; es necesario mencionar que si el tribunal que juzgó a Galileo hubiese dispuesto de ellas(hablamos de la tecnología actual), la teoría de Galileo sería rechazada con mucha más facilidad y evidencia para todo el mundo, que es precisamente lo que hoy en día se intenta hacer. Lo que la iglesia en representación del cardenal Bellarmino le quiere decir a Galileo es que su razonamiento en definitiva está basado en las analogías propias, las cuales no son las pruebas en absoluto, si no más bien un intento por tergiversar el asunto y volverlo más confuso.

1612.jpg

vamos a comenzar por la 'gran prueba’ de las manchas solares porque hoy en todas las webs sites y libros de astronomía histórica todavía aseguran que ésta fue una "prueba" válida, sólida e irrefutable, el mismo Bertrand Russell lo afirmó de manera categórica así, cuando en realidad ninguna de las pruebas que Galileo presentó en su vida lo era, y en concreto la de las manchas solares está presentada con gran cinismo(y con cierta mala intención, opinión personal).

ilustracion-de-las-manchas-solares-de-galileos-1613-libro-sobre-el-sol-galileo-galilei-15-de-febrero-de-1564-8-de-enero-de-1642-fue-un-fisico-italiano-matematico-astronomo-y-filosofo-g15d55.jpg

En 1610, con su novedoso telescopio Galileo observó manchas solares en el sol, si bien demoró su publicación hasta 1612. Este descubrimiento refutaba la ”perfección de los cielos”, un concepto aristotélico, y ello se le podría atribuir a Galileo si no es porque es muy discutido que Galileo fuera el primer hombre en observar estas manchas pero aquí no vamos a entrar en esta polémica que no aporta nada al debate geocentrismo-heliocentrismo.

Poco después, la observación del movimiento de estas manchas permitiría a Galileo deducir que el sol está en rotación, y a continuación sugerir la hipótesis injustificada de que también la Tierra debería estarlo. Galileo comenzó a utilizar el argumento de las manchas solares en 1614 en la ”Carta a la Gran Duquesa”. Al observar que estas manchas se desplazan de parte a parte atravesando toda la superficie del sol, Galileo no sólo deduce que el sol está rotando sobre un eje, sino que también extrae otras conclusiones sin tener la más mínima prueba concluyente. Concretamente Galileo asegura en esta Carta que tanto la revolución anual de los planetas como su rotación están condicionadas por Ia del sol. Es decir, como el sol está rotando sobre un eje entonces todos los planetas del sistema deben girar también sobre su respectivo eje de rotación. Y así pretende que ia rotación de la Tierra sea un corolario de la rotación del sol.

Galileo utilizó también Ia rotación del sol como argumento filosófico, pues realizó una interpretación sui generis del pasaje de Josué mandando detenerse al sol en Gabaón (Jos 10,12 14): «Entonces habló Josué al Señor... y dijo en presencia de los hijos de Israel, ¡Sol detente encima de Gabaón! ¡Luna detente encima del valle de Ayalón! ...Y el sol y la luna se detuvieron hasta que el pueblo del Señor se hubo vengado de sus enemigos... No hubo antes ni des pués día más largo». Según Galileo el sol se detuvo, sí, pero fue su movimiento rotatorio, y como consecuencia de ello el resto de planetas, incluida la Tierra, detuvo también su correspondiente movimiento rotatorio.

FOTO_20180425_140549.jpg

No hay que tener muchos conocimientos de física y de astronomía para ver Ia incongruencia de esta hipótesis. Es una pretención sin ningún tipo de fundamento.

Pero es en su obra "Diálogo de los dos Máximos Sistemas de Mundo", publicada fraudulentamente en 1632, cuando presenta más elaborada la presunta prueba del movimiento de la tierra deducida del comportamiento observacional de las manchas solares. Allí Galileo dice: «Es una prueba (sobre la revolución de la Tierra en torno al sol) tan sólida y racional como nunca antes se ha escrito)...Esta presunta prueba sólida, que en realidad no prueba absolutamente nada, consiste en que Galileo detectó una pauta en el movimiento de las manchas solares, tal como se divisan desde una determinada posición terrestre, siguiendo unas trayectorias curvas cambiantes, de nuevo Galileo presenta un argumento envuelto en un contra-argumento.

Ni Galileo, ni ningún astrónomo del mundo, tenían prohibido trabajar sobre el modelo heliocéntrico de Copérnico siempre que se hiciera en forma de hipótesis matemática, es decir, tomándola así como un modelo matemático para facilitar los cálculos. Las objeciones que hacía la Iglesia era cuando alguien afirmaba que este sistema "era algo más que una hipótesis de trabajo”. Galileo había sido amonestado por el Santo Oficio en 1616 a ”no mantener, enseñar o defender” de esta manera el modelo de Copérnico, y sin embargo, en 1632, consiguió inicialmente un lmprimatur para el “Diálogo” bajo la falsa afirmación de que en la obra ”sólo trataba de refutar Ia doctrina de Copérnico". Poco después el libro fue confiscado y Galileo fue procesado.

20180415_160451_0001.png

LA NEGACIÓN DE LO OBVIO Y LA MATEMÁTICA.

En la obra, Galileo se sirve de un debate entre tres personajes para describir los diferentes puntos de vista cosmológicos puestos en cuestión, los de la movilidad e inmovilidad terrestre. Los personajes que aparecen son: Salviati, que defiende el heliocentrismo; Sagredo, que queda convencido por él; y Simplicio, representante de los astrónomos anticuados que se aferraban al modelo geocéntrico de Aristóteles y Ptolomeoº.

<<Oíd, pues, la gran y nueva maravilla, que el propio sol da testimonio que el movimiento anual es de la Tierra», afirma Salviati que es el portavoz de las ideas de Galileo. Básicamente Ia exposición de esa 'novedosa' maravilla se concentra en estos puntos:

  1. El movimiento periódico de las manchas indica que el sol rota sobre sí cada 27 días aproximadamente.

  2. El eje de esa rotación está inclinado respecto a la normal a Ia eclíptica (fue Scheiner quien calculó que esa inclinación es de unos 7º). Esta inclinación es constante.

  3. Dada esa inclinación, si fuese válido el modelo heliocéntrico copernicano, entonces la trayectoria de las manchas vista desde la Tierra debería variar con un patrón estacional, y esto es efectivamente lo que ocurre.

El Dialogo, en inglés, se encuentra en: http://www.calstatela.edu/facuIty/kanioI/a360/galíleodíalogue.htm

Ya el título de la obra "Diálogo de los dos Sistemas..." es bastante cínico, pues confronta el sistema de Ptolomeo con el de Copérnico, sin embargo Galileo silencia el sistema de Tycho Brahe, que era el más avanzado en aquel tiempo, el más detallado y que Galileo conocía perfectamente pues los Jesuitas se lo habían explicado a fondo.

Sagredo hace entonces un inciso para pedirle a Salviati que aclare el asunto, lo que hace Salviati ayudado de unos gráficos, más detallados, pero similares a los que siguientes:

Figura 1
20180415_161850_0001.png

Figura 2
20180415_162812_0001.png

Fijándose exclusivamente en el eje de rotación, así como en la circunferencia del ecuador solar, perpendicular a él, pude apreciarse que a primeros de Junio y de Diciembre vemos al ecuador 'de plano', esto es, el plano del ecuador está en nuestro mismo plano de visión. Luego el ecuador se va por debajo de nuestro plano, y posteriormente se va por encima.

Salviati dice que esto es lo que debería observarse si el Sol estuviera inmóvil y la tierra moviéndose con un movimiento de rotación (además del de traslación) con el eje inclinado 23,5º respecto al plano de la eclíptica. A continuación, respecto a la posibilidad de describir la variación estacional de las trayectorias de las manchas solares desde el supuesto de la inmovilidad terrestre, Salviati explica que sería necesario postular un nuevo movimiento inherente a la esfera del Sol, el de la oscilación de su eje de rotación con respecto a otro eje perpendicular al plano de la Eclíptica, o sea, una precesión, movimiento que se Ie presenta como impensable.

La contradicción está en que a Salviati Galileo no le importa añadir los movimientos que sean necesarios a la Tierra, pero Ie repugna hacer eso al Sol. De hecho este movimiento del Sol ya lo había postulado el astrónomo Scheiner, contemporáneo de Galileo, en su obra ”Rosa Ursina", y no tiene nada de repugnante o imposible.

Le verdad y la mentira
Desde la perspectiva heliocéntrica del Sistema de Copérnico esa disposición del eje de rotación del Sol, tal como la vemos desde la Tierra, es debido a que la Tierra orbitaría el Sol trasladándose con su eje de rotación NS inclinado un ángulo de 23,50 respecto de la normal al plano de la eclíptica. Entonces, según se ve en Graf. 3, aproximadamente en los equinoccios el eje de rotación se presenta inclinado 23,5º hacia delante o hacia detrás porque el ecuador terrestre resulta casualmente alineado con el plano eclíptico. Mientras que en las dos posiciones ortogonales (principios de Julio y de Enero) coincidiendo con el perihelio y el afelio, en el primero la Tierra está inclinada hacia abajo y vemos el ecuador solar levantado, lo opuesto en el segundo; pero en ambos casos el eje terrestre y el solar resultan coplanares por lo que desde aquí vemos un eje con inclinación de Oº.

Figura 3
20180415_220533_0001.png

Este modelo explica la secuencia de la figura 2, pero el modelo geocéntrico de Tycho modificado lo explica igualmente (Ver figura siguiente).

Figura 4
20180415_220641_0001.png

Desde la época de Galileo, la causa de las cuatro estaciones quedó totalmente enredada, pues fue atribuida a la inclinación de 23,5‘7 del eje de rotación terrestre, en lugar de a la inclinación del plano de la eclíptica de esos 23,5º respecto del plano del ecuador de la tierra inmóvil.

DQmQA58TNcAE8FB4TVHJcu7UoeuKJYbFQBtwntFTBB6cVrR.png

La verdadera causa de Ias estaciones en el geocentrismo se basa en que el 21 de Junio, es el solsticio vernal, el sol se halla en la posición de máxima altura (ángulo horario=90°), es Verano en el hemisferio Norte pues los rayos solares inciden allí con un ángulo mayor, o sea, calientan más, además iluminan una mayor proporción de hemisferio. En el otro extremo el solsticio invernal, el 21 de Diciembre (Ah=270º), los rayos inciden con un ángulo menor,e iluminan una proporción inferior de hemisferio, es decir, se entra en el Invierno.

Analema (1).jpg

Transversalmente a esta línea de solsticios existe Ia línea de equinoccios, que une los puntos de la eclíptica en los que el sol atraviesa el plano del ecuador terrestre. Corresponde a los días 21 de Marzo (Ah=0°) para el nodo ascendente y 22 de Septiembre (Ah= 180°) para el nodo descendente.

analemma-Matthew-Chin-Hong-Kong1.jpg

”Este movimiento de precesión no debe confundirse con el de la ”precesión de los equinoccios" que los astrónomos heliocentristas actuales atribuyen al eje de rotación terrestre con un periodo de 25.816 años, y que en realidad es debido al movimiento del universo sobre el eje terrestre."

Untitled-1-2.jpg

El recorrido del sol ha sido constante a lo largo del tiempo, la evidencia de ello son las culturas antiguas como Egipto, Sumeria, Babilonia, Persia, Grecia, entre otras más que detallaron la marcha de la luminaria mayor por el plano terrestre a lo largo de los últimos 6000 años aproximadamente.

20180415_224911_0001.png

Ciertamente el sol participa de cuatro movimientos": el primero es el de traslación a Io largo de 365,256 días efectuando una órbita a la Tierra dentro del plano de la eclíptica, teniendo en cuenta que este plano está inclinado 23,5º respecto del plano ecuatorial terrestre fijo. Por otra parte, el sol rota con un eje R de spin que está inclinado 7º respecto de la perpendicular a la eclíptica (Norte-Este). Un tercer movimiento es el diurno del Sol -junto a todos los cuerpos del Cosmos revolucionando una vuelta por día en torno al Eje Polar, pero este movimiento no lo expresamos para simplificar. Y un cuarto movimiento, que Galileo se negó a considerar, es el de precesión del eje R" en torno al Norte-Este con un periodo próximo a un año. Desde esta perspectiva los dos modelos son equivalentes, pues ambos explican los datos observacionales de la gráfica 2.

maxresdefault.jpg

Conclusión: Ia prueba de ”las manchas solares" de Galileo (y del 99,9% de los libros y webs de Astronomía actuales que las citan) no es válida como prueba concluyente a favor del modelo heliocéntrico de Copérnico.
En mi concepto y es algo muy personal, no siento que vivo en una esfera girando a una escalofriante velocidad de 1.760 km/h sobre el Ecuador, y en España a 1.099 km/h por la forma geodesica de la supuesta esfera, todo en conjunto con la luna viajado también a 67.000 Millas/h alrededor de una estrella, siento más bien que nosotros, osea la tierra, los humanos, los animales, somos el centro de la creación, ya que así lo demuestran las miles de imágenes y experimentos que se han hecho hasta hoy, temas que tocaremos más adelante, hoy en 2018 se ha hecho demasiado para demostrar el geocentrismo hay millones de personas que están comenzando a investigar por si mismos, esta semana habrá una conferencia en Londres, el año pasado hubo una el EEUU, han habido muchos encuentros acerca del tema que para muchos hoy día es una realidad, sobre la tierra plana se ha hablado bastante en los últimos 70 años, y más aún cuando 1/4 de la Población mundial que conoció acerca del alunizaje no cree aún que la NASA halla llevado hombres a la luna!, tema que hoy día es sensura en algunas canales de Youtube y Facebook lo sensuran, será cuestión de tiempo para que en steemit se empiece a compartir acerca del tema.

image

En el "Diálogo" la opinión de Galileo es que el modelo de Copérnico contiene sólo dos movimientos para la tierra, rotación y traslación, que son ambos en sentido contrahorario (+), y uno para el sol en sentido horario ( ); en cambio, en el modelo de Ptolomeo el sol debería tener cuatro movimientos incongruentes (dos en sentido horario y dos contra). Por tanto, Galileo insinúa que el sistema de Copérnico es superior al de Ptolomeo en cuanto a: (l) Simplicidad, (2) Congruencia. ”Simplicidad frente a Complejidad, Congruencia frente a Incongruencia”. Dicho así, muchos de los lectores quedarían convencidos de este eslogan categórico. ¿Pero verdaderamente es así? No, en realidad Galileo estaba equivocado, o como David Topper dice, Galileo estaba engañando deshonestamente a sus lectores. En el modelo heliocéntrico la Tierra realmente tiene tres movimientos, los dos citados ( )y el de precesión de los equinoccios (+), o sea 2 negativos y uno positivo, con lo que el argumento de la ‘Congruencia' queda falseado, y lo mismo sucede para la 'Simplicidad’ pues con el movimiento de rotación del Sol el Heliocentrismo utiliza 4 movimientos (3+1) frente a los (0+4) del Geocentrismo. Galileo conocía la precesión de los equinoccios, pero en el 'Diálogo' aporta un sorprendente argumento para apartarlo del discurso, apelando a la ley de inercia "un cuerpo permanece en el mismo estado (en movimiento o estático) a menos que una fuerza externa o presión-colisión cambie este estado". Así, asegura Galileo, la Tierra tiene dos movimientos, traslación y rotación, y su eje de rotación está inclinado 23.5º, y así seguirá por siempre con estos movimientos e inclinación sin la necesidad de ningún movimiento adicional.

De nuevo nos encontramos con manejos dudosos por parte de los presentados como ilustrados en la ciencia oficial, en un

Para cerrar, al ver estas imágenes de globos aerostáticos sin cámara Gopro o gran-angular, si no con una cámara de ángulo rectilíneo, quedé abrumado, estupefacto, inmóvil, cuánta belleza.

image

image

image

Nur para [email protected]

Sort:  

Hi arborescente .Upvoted you as my follower.Thank you.Want to see you grow in steemit...Please visit my blog and upvote me and get more upvotes ...