Fernando Valenzuela

in #biografia4 years ago


Fernando Valenzuela Anguamea (n. Etchohuaquila, Navojoa, Sonora, México, 1 de noviembre de 1960) es un ex beisbolista mexicano quien jugó en las Ligas Mayores 17 temporadas, de 1980 a 1997, con seis equipos, primero con Los Angeles Dodgers. Pitcher zurdo para lanzar y batear. Su récord en su carrera de ganados y perdidos es de 173-153 con un promedio de carreras limpias (ERA) de 3.54 en Ligas Mayores. Notable por su heterodoxa forma de lanzar siendo uno de los pocos pitchers que dominaba el lanzamiento de screwball (tirabuzón). Siempre fue un lanzados duro y los Dodgers sentían que él necesitaba otro lanzamiento. Aprendió a lanzar el screwball en 1979 de su compañero de equipo Bob Castillo.

Infancia.
Fernando Valenzuela Nació en Etchohuaquila, un pequeño pueblo del municipio de Navojoa, Sonora, México, es el menor de una familia de 12 hermanos, su padre Avelino Valenzuela y su madre Hermenegilda Anguamea, vivían de sus labores como campesinos, siendo una vida de recursos económicos escasos. Su acta de nacimiento con fecha del 1° de noviembre de 1960, pero durante su temporada de novato, varios periodistas cuestionaban su edad, ya que parecía de mayor edad que los 20 años que tenía.

En área rural y marginada, las únicas aficiones o actividades recreativas eran depotivas, el béisbol era el deporte favorito de la comunidad, por lo que la mayoría de los niños y jóvenes lo practicaban. Fernando empezó a destacar como jugador, desempeñando en diferentes posiciones, regularmente como jardinero derecho, en cierto juego en el que su equipo iba perdiendo con demasiada desventaja, solicitó jugar en la posición de lanzador, destacando de forma extraordinaria, por lo que a partir de ese juego fue designado como lanzador oficial.

Cuando tenía 17 años, participó en un juego de estrellas representando a Ciudad Obregón ganando el premio del Jugador Mas Valioso.

Carrera profesional.
Inicio de su carrera en México.
En 1977, comenzó su carrera profesional en el béisbol cuando fue firmado como jugador profesional con los Mayos de Navojoa, después de un Torneo Nacional de Primera Fuerza celebrado en La Paz, B.C.S. y enviado al equipo de Guanajuato de la Liga Central.

Tuzos de Silao.
Al destacar notablemente en su equipo, Fernando llamó la atención del equipo Tuzos de Silao, el cual le ofreció su primer contrato profesional por 250 dólares, el equipo jugaba en la Liga Central de México. En su primera temporada tuvo un récord de 5 Ganados y 6 perdidos con un promedio de carreras limpias de 2.23. Al año siguiente, la Liga Central fue absorbida dentro de la expansión de la Liga Mexicana de Beisbol y automáticamente Fernando elevo su nivel a triple A a la edad de 18 años.

Angeles de Puebla.
En 1979 después de su destacada temporada en los Tuzos de Silao, Fernando es contratado por los Ángeles de Puebla, pero debido a la cantidad de figuras que tenía en su cuerpo de pitcheo, lo envió en calidad de préstamo a los Leones de Yucatán, los dos equipos de la Liga Mexicana de Béisbol.

Leones de Yucatán.
En su primera temporada con los Leones, Fernando tiene un récord de 10 ganados y 12 perdidos con un promedio de carreras limpias de 2.49 y 141 ponchados jugando en un equipo muy limitado y en esa temporada en las últimas posiciones, Fernando se gana el respeto de sus compañeros y rivales, destacando por mucho por sus lanzamientos sobre todo cuando se enfrentó a equipos más fuertes de la Liga Mexicana. A pesar de todas las limitaciones del equipo en donde estaba. Un número de equipos de las Ligas Mayores enviaron scout (buscadores de talento) en ese tiempo. Llamó la atención del scout cubano "Corito" Varona, quien no dudo en recomendarlo con el cazatalentos de Los Angeles Dodgers el cubano-estadounidense Mike Brito, el cual fue a México a evaluar a un shortstop llamado Ali Uscanga. Valenzuela estaba lanzando en ese juego y lanzó contra Uscanga tres bolas que fueron tres strikes retirando ponchado al bateador. Brito comentará más tarde: "Olvidé todo acerca del shortstop" y me dedique el resto del juego a evaluar el desempeño de este pitcher zurdo enviando los informes a la gerencia de los Dodgers. Finalmente, Dodgers apostó por el joven pitcher zurdo, comprando su contrato a la Liga el 6 de julio de 1979 por 120,000 dólares.

Mudanza a la organización de Los Angeles Dodgers.
Después de adquirir a Valenzuela en el verano de 1979, los Dodgers lo enviaron a Lodi Dodgers de la Liga de California con nivel A elevado, donde tuvo récord de 1-2 y un promedio de carreras limpias de 1.13 en acción limitada. Los Dodgers sintieron que necesitaba aprender un lanzamiento con cambio de velocidad, indicando al pitcher Bobby Castillo le enseñara un lanzamiento tipo screwball antes de la temporada de 1980. En ese año, Valenzuela fue promovido a Doble A con el equipo San Antonio Dodgers. Ahí fue líder en la Liga de Texas con 162 ponchados y un récord de 13 ganados y 9 perdidos y un promedio de carreras limpias de 3.10. De ahí pasó a la principal sucursal de Triple AAA: Albuquerque de donde llegó al primer equipo a finales de la temporada en 1980.

Llamado al bullpen de los Dodgers en septiembre de 1980 en el último mes de la temporada, ayudó a los Dodgers a empatar la División del Oeste con Houston Astros, lanzando 172/3 innings en labores de relevo en diez juegos, donde tuvo récord de 2 juegos ganados y un salvamento. Los Dodgers perdieron un juego de play-off y el campeonato de la división ante los Astros.

Profesional.
Grandes Ligas (MLB) con Los Angeles Dodgers.
Para el inicio de la temporada de 1981, Tommy Lasorda, manager de los Dodgers, tenía graves problemas con sus lanzadores abridores, ya que se había quedado corto por las lesiones en el campo de entrenamiento, previo al inicio de la tamporada, por lo que Fernando es llamado al equipo principal y colocado en la lista de activos, quedando como lanzador del tercer juego.

El 9 de abril de 1981, dia del juego inaugural de la temporada de 1981, el principal abridor de los Dodgers, Jerry Reuss, se lesiona de la pantorrilla horas antes del inicio del juego, por lo que Tommy Lasorda en un acto de desesperación y confianza, minutos antes del inicio del juego, decide enviar a Fernando como lanzador oficial del juego inaugural. Conforme empezó el partido, poco a poco se fue adueñando con su labor en el montículo del partido. A la mitad del 5° inning el público asistente y los comentaristas de radio y de TV en el Dodger Stadium comenzaban a preguntar "¿Who is? ¿Who is?" (Quién es, quién es) ya que estaba dominando de manera impresionante al equipo rival y con ventaja de una carrera a cero hasta que en la parte baja de la séptima entrada Mike Scioscia dio jonron para dejar el partido dos a cero a favor de los Dodgers.

En aquel día Fernando tiro un juego completo, blanqueo al equipo contrario y ganaron los Dodgers por 2 carreras a cero a Houston Astros en ese momento en la Liga Nacional y haciendo batería con el catcher [[Mike Scioscia) hoy mánager de Los Ángeles de Los Ángeles Anaheim. Y así empezaba la exitosa racha de ganados.

Liga del Pacífico.
En la fuerte Liga Mexicana del Pacífico jugó la mayor parte del tiempo para los Mayos de Navojoa, luego para los Naranjeros de Hermosillo y en las tres últimas temporadas (2004-2005, 2005-2006 y 2006-2007) lo hizo para los Águilas de Mexicali.

Carrera Post-Dodgers.
Después de tener un pitcheo ineficaz en el entrenamiento de primavera en 1991, fue liberado por los Dodgers. Al momento de su liberación, varios líderes de los Dodgers incluyendo Tommy Lasorda, Fred Claire y Peter O'Malley, alabaron a Valenzuela por haber creado excitantes recuerdos por varias temporadas y mencionaron que había sido una decisión muy dificil para liberarlo.

Un intento abortado de regreso con California Angels falló más tarde en ese verano. Firmó con Detroit Tigers en la primavera de 1992, pero nunca jugó para el equipo y su contrato fue comprado por los Charros de Jalisco, equipo de la Liga Mexicana de verano. Fue lanzador y jugó la primera base en algunos partidos cuando no estaba en el monticulo, antes de hacer un breve regreso en 1993 con Baltimore Orioles.

Brincando entre las grandes ligas y México por las siguientes pocas temporadas, tuvo un sólido regreso a las ligas mayores en la temporada de 1996 con San Diego Padres teniendo un récord de 13-8 y un promedio de carreras limpias de 3.62 y se retiró un año después con un récord final de 173-153 y un promedio de 3.54 en carreras limpias como miembro de St. Louis Cardinals. Los pájaros rojos serían su último equipo en las Ligas Mayores.

Los Angeles Dodgers lo invitaron al entrenamiento de primavera en 1999, pero rechazó el ofrecimiento.

Pero el 29 de junio de 2004 anunció que quería regresar al montículo en la Liga Mexicana del Pacífico para jugar con Las Águilas de Mexicali en el mes de octubre, con 44 años. Lanzó otra vez en la Liga Mexicana de verano durante la temporada 2005-2006 El 20 de diciembre de 2006 en Mexicali, Baja California Norte, fue el pitcher abridor de las Águilas de Mexicali en el último juego profesional de su carrera.

Bateo.
Valenzuela fue considerado atípicamente un buen bateador para ser pitcher. Su mejor año en el plato fue en 1990, su último año con los Dodgers cuando bateó .304 con cinco dobles, un jonrón y 11 carreras impulsadas en 69 turnos al bate. Tuvo un OPS de 101, colocando a Valenzuela justo arriba en porcentaje entre todos los bateadores de la Liga Nacional en ese año. En 966 veces al bat en su carrera, - aproximadamente dos temporadas completas de un bateador a tiempo completo - tuvo un promedio de bateo de .200 con 10 jonrones, 26 dobles y 84 carreras impulsadas. Fue utilizado en ocasiones como bateador emergente por el pitcher, bateando .368 (de 19-7) en tales situaciones. Dos veces estando con los Dodgers, fue llamado para jugar los jardines y la primera base en un juego maratónico de extra-innings en el cual no lanzó. Ganó el premio bate de plata que es solo para pitchers en 1981 y 1983.

Después del retiro.
En el 2003, regresó a la organización de los Dodgers como comentarista de radio en el idioma español para los juegos de la Liga Nacional división Oeste, uniendose con Jaime Jarrin y Pepe Yñiguez ambos comentaristas en español. En 2015 fue contratado como comentarista del color en español para SportsNet LA.

Valenzuela fue parte del equipo de managers de la Selección de México en el Clásico Mundial de Béisbol en el 2006, 2009 y 2013.

Compró el equipo Tigres de Quintana Roo de la Liga Mexicana de verano en 2017.

Legado.
Valenzuela ingresó al Hispanic Heritage Baseball Museum Hall of Fame (Museo del Salón de la Fama de la Herencia Hispana del Béisbol) el 23 de agosto de 2003, previo al juego en el campo de ceremonias en el Dodger Stadium. En 2005, fue nominado como uno de los tres pitchers abridores del Equipo Latino de Leyendas de las Ligas Mayores. En el 2013 fue ingresado al Salón de la Fama del Béisbol del Caribe.

El mánager de la casa club de los Dodgers, Mitch Poole tuvo el gesto no oficial de retirar el uniforme con el número 34 que utilizó Valenzuela con los Dodgers por respeto a su carrera.

El 26 de octubre de 2010, ESPN proyectó un documental desde la llegada de Valenzuela al equipo de los Dodgers, titulado "Nación Fernando" como una parte de sus 30 documentales.

Vida personal.
En 1981, Valenzuela se casó con Linda Burgos, una maestra de escuela de Yucatán, México. Al principio de su carrera, viajaba con su familia en el receso de las temporadas entre las ciudades mexicanas de Etchohuaquila, Sonora y Mérida, Yucatán. La pareja tiene cuatro hijos. Uno de sus hijos, Fernando Jr. "El Torito" jugó en las organizaciones de San Diego Padres y Chicago White Sox como primera base. Desde el año 2006, juega en las ligas menores de béisbol en México o en ligas independientes.

Valenzuela obtuvo la ciudadanía estadounidense el 22 de julio de 2015, en una ceremonia realizada en el Ayuntamiento de los Ángeles. Ha participado en dos desfiles de las Rosas. En 1983 a bordo del flotador del gobierno de México y en 2008 a bordo del flotador de Los Angeles Dodgers.

Anécdotas.
El día del juego inaugural de la temporada de 1981, Tommy Lasorda le pregunta a Fernando Valenzuela si podía tirar en el juego y este le contesta: "...Eso es lo que estaba buscando", entonces Lasorda le entrega la pelota a Fernando y le dice "...Ten toma la pelota y haz lo que puedas".
En su primera temporada causó gran sensación, volviéndose un fenómeno entre la afición latina y anglosajona, su poder de atracción consistía en su gran carisma y en su peculiar forma de realizar los lanzamientos hacia home, es decir, a su forma como miraba hacia arriba, por lo que varias veces los jugadores contrarios alegaban al ampayer que tenía notas o alguna sustancia que hacía que los lanzamientos hicieran efecto en la pelota, siendo Fernando un especialista en el lanzamiento llamado de "Tirabuzón", por lo que se detenía el juego y los oficiales le revisaban la visera de la gorra. Nunca le encontraron sustancia alguna.
El 29 de junio de 1990, Fernando lanzó el primer juego Sin Hit Ni carrera para un lanzador mexicano, pero horas antes del inicio del juego Dave Stewart logra un juego sin hit ni carrera; Fernando estaba preparándose para lanzar, realizando tiros de calentamiento y cuando le comunican que Dave había concluido con la hazaña les comenta, en tono de broma:"... Bueno ya vieron un juego sin hit ni carreras por televisión... ahora verán uno en vivo".​

Sus récords más notorios:
6 Juegos de Estrellas por N.L.
Novato del Año (1981)
Premio Cy Young (1981)
Mas Blanqueadas en una Temporada: 6 (1981)
Guante de Oro (1986)
Bat de Plata (1981, 1986, 1989)
Mas Juegos Ganados en N.L: 21 (1986)
Líder en N.L. con Más Juegos Completos en una Temporada: 1981 (11), 1986 (20) y 1987 (12)
Más ponches en Juego de Estrellas al ponchar a 5 bateadores seguidos de la Liga Americana (4 de ellos cuartos bates). El sexto bateador Kirby Pocket no se dejó ponchar y solo puso el bat para rola a segunda.
Más aficionados metidos a los parques de béisbol durante 10 años de carrera. (Ni Babe Ruth, Ni Roger Maris, Ni Mickey Mantle, Ni Hank Aaron, Ni Joe Dimaggio, Ni Jackie Robinson, Ni Ted Williams, Ni Nolan Ryan, ni ningún otro pelotero de MLB logró meter a los millones de fans a verlo jugar)

Dueño del equipo Tigres de Quintana Roo.
Tras la desvinculación de los Tigres de Quintana Roo equipo de la Liga Mexicana de Béisbol en 2017 y su posible extinción de un equipo lleno de tradición, Valenzuela y un grupo de empresarios Yucatecos compran el equipo al empresario Alejo Peralta hijo, mismo que se quedaría en el destino turistico Cancún, Quintana Roo, México.