Serie fotográfica *Sucesión* by mcphotowalker | Devolviendo lo obligado – obra de Paulo Licona

in #art2 months ago (edited)

c.jpg

... En la vida real no detener es tremendo acto de valentía...

Saludos comunidad, les comparto mi serie fotográfica denominada ~sucesión~ inspirada en la obra "Devolviendo lo obligado" de Paulo Licona, también se la comparto

Bogotá, Mayo 2019

f.jpg

d.jpg

b.jpg

a.jpg

e.jpg

Devolviendo lo obligado – Paulo Licona

Mayo – Junio

Sala de Exposiciones

⬇⬇⬇⬇⬇⬇⬇⬇⬇⬇⬇⬇⬇

El acto más subversivo del amor es la destrucción, destrucción posible porque el amor sostiene al tiempo, no se deja morir y no mata.

Aquel que destruye cambia la permanencia por lo mutable.

Devolver lo obligado es entregarle a las cosas su justo sitio, permitirles todo el espacio, sustraerse de ellas.

Son las cosas creadas las que pueden devolverle a uno la seguridad; la angustia ya no hace parte de la experiencia de producción porque el ego desaparece ante las cosas empoderadas.

Asumir lo que uno hace más allá del capricho. No soy yo, es el arte. Tú sabes, pero no entiendes.

“Repetir” implica extraer al “yo” de las operaciones internas de las cosas: Las tizas, las rampas, el amor, todo vuelve, reaparece–aparece. Pero lo hace en el lugar de la diferencia, en un proceso de transformación.

La repetición se opone a toda forma de generalidad, nunca es una copia, siempre engendra el cambio.

Lo propio del arte es hacer visible la manera de proceder de la repetición para hacer emerger lo nuevo, para saltar del Caos hacia un orden relativo.

Se repite también la muerte, la muerte traviesa torciendo ataúdes e invocando a la viva que vive del muerto (boba y bobo). La muerte y la repetición miran siempre hacia el futuro.

“El hábito” es un problema moral del ego. La repetición anula el hábito y anula la memoria.

La potencia que le es interna a las cosas creadas prevalece sobre la voluntad del autor que quisiera hacerlas desaparecer para recobrar su propia importancia.

¿A qué obedece la dificultad en el hacer? El proceso es el que lo edita a uno. Las cosas terminan por ser mucho más tercas que uno mismo.

La fiesta de la destrucción del arte es el acto radical que celebra la potencia de este para repetirse en su singularidad.

Lo solemne de las cosas – gravitas – dejémoslas ser esta vez, no las vayamos a romper. Congelemos lo rebelde.

“Cualquier cosa que quieras, quiérela de tal manera que quieras también su eterno retorno”.

Por: @mc_photowalker

Sort:  
Loading...