Especial para ti: “Día de las Madres”/Concurso @votovzla.

in #venezuela3 years ago

¡Hola amigos de Steemit! quisiera compartir con ustedes mi participación al concurso que se encuentra realizando @votovzla, en el que demostrar cuanto queremos y admiramos a nuestras madres es el tema principal.

Llevo 15 años, cinco meses y 20 días, o 5649 días, observando el mismo rostro decirme todos los días “Te amo”, tan fácil y sencillo, algo que sale de sus labios de manera natural. Ese ser tan excepcional que ha estado conmigo en todo momento de mi vida, bueno o malo, es un ángel al que suelo llamar mamá.

Mi mamá se llama Livia, casi como el país solo que sin la “b” en vez de la “v”. Ella es uno de mis ejemplos a seguir (Porque tengo otros ejemplos a seguir que comúnmente se hacen llamar mis tías). Nació y creció en una zona rural y a corta edad de ser consciente le ofrecieron las dos opciones que decidirían su vida: Estudiar o dedicarse al campo. Mi mamá, decidió que lo mejor para ella seria estudiar, por lo que su primaria fue estudiada por allá, sin embargo, cuando fue a iniciar el bachillerato se vino hasta Calabozo a vivir a la casa de uno de un par de tíos, Félix y su esposa Eduarda, quienes hoy en día son mis abuelos adoptivos.

Desde entonces mamá se esforzó mucho en demostrar que la oportunidad que se le estaba dando al irse a estudiar no era mal aprovechada. Con esmero se graduó del bachillerato y pronto comenzó a trabajar para poder pagarse los estudios de contaduría en una universidad privada. Luego conoció a papá y se casó con el cuando tenía 21 años. Cuatro años después, quedó embarazada de este hermoso ser que les escribe.

Aún por ya tener un buen marido, una casa y comodidad, mamá no dejó de estudiar su carrera de contaduría, incluso cuando tres meses después de mi nacimiento resultara nuevamente embarazada del horripilante y feo niño… Es broma, solo lo molesto un poco porque sé que está leyendo esto… En fin, mi “hermanito” menor (Las comillas son porque en realidad ese “hermanito” me lleva como 30 centímetros más de altura).

Mamá terminó de estudiar contaduría pública cuando mi hermano tenía unos 4 o cinco meses de gestación, de hecho en sus fotos de graduación nadie la detuvo a salir con su panza abultada como toda orgullosa embarazada. Nos crió de la mejor manera posible, nos enseñó cosas como: “No juzgues a una persona sin conocerla”, “No hables con extraños”, “Como trates a las personas ella te tratarán a ti”, “Comparte si quieres que compartan contigo”, “No saques la cabeza por la ventana del auto”, “Pórtate bien, y si te portas mal te llevaré al psicólogo al que me llevaban a mi” (Todos sabemos cuál era ese psicólogo). “Se gentil y humilde”, “Hoy tienes, mañana no sabes”, “No todo lo que quieres lo puedes obtener”, “Si quieres algo, trabaja por ello”, “Mira a ambos lados de la calle antes de cruzar”, “Hazlo y yo te explico, no lo voy a hacer por ti, no te voy a durar toda la vida”.

Y las más importantes: “No me mientas, yo lo averiguo todo”, “Puedes confiar en mí, soy tu mejor amiga”.

También no hay que dejar de lado todas esa claves secretas que nos enseñan, como por ejemplo, yo tenía siete años y ya sabía identificar las señales de mamá cuando íbamos a comprar, intentaré narrárselos desde un punto vista claro: “La vendedora al ver llagar a mamá va inmediatamente a atenderla, cuando mamá menciona que es alguno de sus hijos la vendedora se acerca a uno de nosotros, supongamos que soy yo, entonces utiliza ese truco barato de comerciante de enamorar al niño en los cuales yo caía con facilidad, solo que tenía una soga que halaba desde el borde del precipicio de engaño comercial, y esa soga era la mirada de mamá.

»La vendedora me presenta sus mejores opciones, con las que me encantaba pero luego la soga era halada y miraba hasta mi mamá quien ya se había enterado del precio, y existían dos opciones: O me daba la miraba que indicaba que no, o no me la daba y entonces tendría que acercarme a preguntar si estaba dispuesta a comprármelo. Supongamos que me dió la mirada, entonces yo entendía que era imposible llevarlo, pero seguía con la farsa, mamá entonces accedía a que me los probara y cuando la vendedora pensaba que ya me tenía en la palma de su mano, con todo el dolor de mi corazón, le decía con mi mejor cara de niñita actriz: “No me gusta”. La vendedora se quedaba con la idea de que era una niña caprichosa y cuando salíamos de la tienda, mamá me tomaba de la mano y decía: “Menos mal que dijiste que no, Josegreh, porque hubieses visto el precio, muy caro”. «

Ay madre, era obvio que diría que no, esa mirada en tus ojos sacada desde el mismísimo infierno aterraría a cualquiera.

Así mismo, también están esas típicas frases como “Pasa que no te voy a pegar” pero todo el mundo sabe que con esa chancla en mano al momento de pasar tu mamá te diría algo así como “Yo te dije que…” pero en monosílabos y por cada palabra un chancletazo. “Yo”, chancla, “Te”, chancla, “Dije”, chancla, “Que”, chancla… Suerte que yo era la más recatadita entre mi hermano y yo, por lo que puedo contar las veces que esto sucedió con una mano y aún me sobrarían muchos dedos. También ésta esa especie de refrán que comparten todos los padres, “En mis tiempos…”.

Mamá no solo me enseñó las cosas más importantes de la vida, sinó que también me enseñó lo básico para sobrevivir en ella. Y lo que hoy mueve mi vida, como usar la computadora y como leer. Una de mis tías dice que cuando tenía tres años tomé una película que estaba por allí y con las típicas frases de una niña le dije que decía, ustedes saben: “Aquí dice…Re-almen-te… a-mor”.

Mamá es mi heroína por tres sencillas razones:

  • Me enseñó los valores básicos de la vida a mí y a mi hermano por igual. Jamás nos trató con preferencia, y aunque sigo tratando de convencerla de que soy su hija favorita y la más hermosa, sigue diciendo que soy la única que tiene, ¡¿Pero con más razón, verdad?!

  • Jamás se rinde en lo que quiere hacer, no deja tirados sus sueños muy a pesar de la energía negativa que muchos desprendan hacia ella.

  • Todos los días, desde hace muchos años, ha estado dispuesta a levantarse temprano a colaborarnos, como ya estamos grandes y nos hacemos nuestro desayuno para ir al colegio, ella se levanta, revisa un poco Steemit, va y se pone a preparar el almuerzo, se prepara para pasar cuatro horas sentada frente a un escritorio para atender a las múltiples personas que van a verla a su trabajo, luego sale a las 12:00 pm a esperar en una cola indeterminablemente larga a esperar transporte, ese que se conoce como “carrito” por aquí, en el que un carro de esos clásicos llegan a seguir una ruta y llevan consigo a cinco o seis personas por dicha ruta. Luego llega a casa como a las 12:30 o 1:00 pm a almorzar lo que previamente había preparado, da un par de vueltas, y se regresa a pasar otras cuatro hora anteriormente dicho escrito, luego de eso, camina dos cuadras (Que aquí son cortas, pero tengo un reciente tío político que asegura que en direcciones de llanero el no confía), y pasa otra hora y media estudiando en un pequeño salón clases de inglés intensivo. Luego trata de llegar a casa como pueda, ya sea en carrito o autobús, lo primero que pase, y llega a casa como a las 6:00 o 6:30 pm, y en incontables ocasiones se dispone a sí misma a hacer la cena. Finalmente, aún cansada, vuelve invertir más tiempo en Steemit y finalmente se acuesta como a las 11:00 pm a descansar. Y luego el día vuelve a empezar. Cabe destacar que ella invierte ocho horas de su día en un trabajo por el cual le pagan lo que equivaldría a un cartón de huevos junto a un par de papeles higiénicos.

Mamá es mi persona admirable, pero tampoco puedo dejar de lado a las mujeres que están una generación atrás, mi querida abuela Ramona que siempre me habla sobre sus animalitos y que nos amina a mi hermano y a mí a publicar en Steemit, a mi preciada abuelita Eduarda que aunque sea adoptada siempre fue muy generosa conmigo y mi hermano, la que siempre nos da una sonrisa y con un gesto muy amable nos permite asaltar su cocina llena de panes dulces o jugos naturales deliciosos y que nos ayuda a convencer a nuestros padres a esperar a la cena solo para que degustemos sus maravillosas arepas; a mi amada abuelita Luisa que siempre ha estado con nosotros (Vive en la esquina de la calle en la que vivimos), y que todas las tardes nos invita a pasar por allá y siempre nos ofrece algo, avena, pan con miel o lo que sea, mientras luego nos relata que el gobierno en el que vivimos es malo y que lo mejor es salir del país.

También se encuentra mis tías, esas mujeres consentidoras siempre nos ayudan a convencer a nuestros padres de darnos alguna golosina o ellas misma fingían caer en nuestros encantos y nos las compraban. Tengo varias, unas seis por parte materna y una por parte paterna, si me pidieran compartir a alguna con gusto los invito a pasar un día con ellas, pero ojo eso no significa que te la esté regalando o algo por el estilo, ¡Ojo que solo comparto!.

Por último, quería dejarles un poema por aquí sobre lo que pienso de las madres que me rodean:

Mamá es una palabra hermosa de decir,
es como un bonito y perfecto ángel,
y aunque me cueste, quizá contigo pueda de su amor compartir,
¿Dije ángel? ¡Tacha eso y pon Arcángel!

Mamá es mi heroína de capa y buen perfil,
por fuera te dará una sonrisa amigable e inocente,
pero por dentro en como un impenetrable marfil,
solo que a mí me dejo entrar por ser diferente.

En sus cálidos brazos siempre quiero estar,
será mi refugio y mi pilar,
pero también será quien me ayude a mi camino encontrar,
y sin duda hacia un buen futuro me va a lanzar.

Pero aun soy pequeña y quiero disfrutar,
de su buena comida, y degustar
que su ingrediente secreto es amar
con fuerza y sin miedo a fracasar.

Por ella cantaría frente a un gran, incontable y desconocido gentilicio,
incluso cuando me encarcelen por atormentar
hasta el poste que los perros suelen orinar,
pero no me importaría pasar una larga condena si valió la pena mi sacrificio.

Desconocidas las razones por la que soy su hija,
pero agradezco a Dios por haberme dado semejante madre,
a la que no le importa que sea terca, amargada, o mis decisiones, mal dirija.
e incluso que la atormente con mi singular desmadre.

También agradezco a mis lindas abuelas luchadoras,
que la apoyaron en sus sueños.
Y a mi abuela paternita y colaboradora,
con mi papá y sus desempeños.

Jamás debes olvidar:
No digas quién es tu favorita,
o cuál comida prefieres disfrutar,
incluso quién es más risueñita;
una madre es un regalo a resguardar,
no importa cuán pequeñita,
¡Su corazón es el que más te va a amar!

¡Espero les haya gustado ésta publicación! ¡En especial a ti, mamá, la hice con mucho cariño para ti!

Los marcos de las fotos que utilicé son los siguientes:

Marco 1
Marco 2
Marco 3
Marco 4

Y una pequeña imagen que tomé de por allí:

Corazón

¡Gracias por leer!

Sort:  

Excelente post. Muy elocuente. Me hiciste sonreír con lo de la chancla y verdaderamente es así. Me encanta leerte porque tus escritos son frescos y nada tediosos. Saludos.

Excelente publicación @josegrech, me emocionaron cada una de tus palabras, que detalle tan lindo el de tu escrito, me siento muy orgullosa de ti hija querida. Mucha suerte y éxitos para ti. Que Dios te bendiga y te guié en cada uno de tus pasos para que alcances tus sueños!

Congratulations! This post has been upvoted from the communal account, @minnowsupport, by josephever from the Minnow Support Project. It's a witness project run by aggroed, ausbitbank, teamsteem, theprophet0, someguy123, neoxian, followbtcnews, and netuoso. The goal is to help Steemit grow by supporting Minnows. Please find us at the Peace, Abundance, and Liberty Network (PALnet) Discord Channel. It's a completely public and open space to all members of the Steemit community who voluntarily choose to be there.

If you would like to delegate to the Minnow Support Project you can do so by clicking on the following links: 50SP, 100SP, 250SP, 500SP, 1000SP, 5000SP.
Be sure to leave at least 50SP undelegated on your account.

Muy buen post @josegrech, sigue así. Éxitos!