Diario de Viaje / Ceará: paseando por el exótico noreste brasileño - II Parte

in travel •  18 days ago 
¡Saludos comunidad! Esta es la continuación de mi viaje por algunos lugares de esta gran región costera de Brasil. Si quieres leer la primera parte dale click acá: (https://steemit.com/travel/@sofathana/diario-de-viaje-ceara-paseando-por-el-exotico-noreste-brasileno-i-parte)

Al día siguiente de haber conocido Canoa Quebrada, salí a caminar cerca del hostal donde me quedé en Fortaleza, por la zona de Iracema.

La idea era ir por la Av. Almirante Barroso para conocer el famoso centro cultural Dragâo do Mar, una impresionante y moderna estructura que tiene de todo: cine, teatro, museo (Cultura Cearense y de Arte Contemporáneo), galería, planetario, cafés, y además está rodeado por otras edificaciones donde hay restaurantes, bares, tiendas de artesanía, que le dan mucho movimiento y ambiente bohemio.


Foto: Centro Cultural Dragâo do Mar


Foto: En uno de los pasillos aéreos del Centro Cultural Dragâo do Mar

Al terminar mi visita saqué mi mapa para ver cómo llegar al Mercado Central, estaba a sólo unas cuadras, allí me entretuve un par de horas. Me encanta curiosear en estos lugares, son como la muestra condensada de cómo es la personalidad de un pueblo o ciudad.


Foto: Mercado Central de Fortaleza

El Mercado Central es enorme, con tres pisos que ofrecen al visitante mucha variedad de productos, desde lo más artesanal que se hace en el estado de Ceará hasta lo más comercial proveniente de todos lados (ropa, zapatos, etc). Llaman la atención la infinidad de hamacas tejidas, las carteras y bolsos de piel y también los licores como la célebre cachaza, con la que se prepara la caipirinha.


Foto: El movimiento de personas es grande en este mercado


Foto: Una simpática franela

Ese mismo día por la tarde, pregunté dónde se tomaba el autobús para Praia do Futuro y me fui para allá, a ver si me daba mi segundo baño playero en Brasil. Esta playa queda como a 5 Km del centro de Fortaleza y es considerada la mejor de la ciudad.


Foto: Praia do Futuro

Mientras llegaba, el cielo se nubló de repente y al bajar en la parada del autobús, comenzaron a caer algunas gotas de lluvia. Crucé la calle hacia la playa, me quité los zapatos y caminé por la arena.

Praia do Futuro es amplia, como 5 Km y cuenta con todos los servicios, hay puestos de comida, bebidas, se puede hacer kitesurf y windsurf y había un montón de gente jugando fútbol. Lo que menos hacían las personas era nadar. A mí me pareció que las aguas eran agitadas, pregunté qué tal y me dijeron que sí, que la corriente era fuerte y había que tener cuidado, pero no fue eso lo que me quitó las ganas de meterme al mar, sino el clima, no había sol, se había puesto aún más nublado desde que llegué y eso me desanimó. Así que simplemente seguí recorriendo el lugar.


Foto: En Brasil hay fútbol en cualquier parte

El plan para el día siguiente era conocer Cumbuco, una playa menos abarrotada de gente y que está a unos 35 Km al noroeste de Fortaleza, famosa por sus dunas. Pregunté en el hostal cómo llegar y tomé un autobús cerca de ahí. Me fui temprano para aprovechar el día y ver si nuevamente me sumergía en aguas brasileñas. Estaba entusiasmada porque había sol radiante.


Foto: Praia Cumbuco

La playa de Cumbuco es súper extensa, por lo que en la entrada, donde te dejan los autobuses, hay un montón de buggies, esos carritos especiales para rodar por la arena, que ofrecen a los visitantes paseos por las dunas y lagunas que hay por ahí. Consulté los precios, no era muy caro, pero como había llevado poco dinero conmigo ese día, si me iba en buggie no me alcanzaría para comprar algo de comer. De todos modos decidí no privarme de ese paseo, lo haría a pie. Sí, iba a tardar más, quizá no iba a ser tan divertido como ir en buggie, pero como me encanta caminar, sabía que igual disfrutaría la excursión.

Mientras andaba por la orilla de la playa, los buggies me pasaban cerca brincando, con la gente que iba montada ahí pegando gritos, a veces parecía que en cualquier momento saldrían volando.


Foto: Este lugar es ideal para la práctica del kitesurf


Foto: Cumbuco y sus paisajes idílicos

Más adelante llegó un momento, cuando ni sabía ya cuánto tiempo tenía caminando, que no se veía a nadie por allí. Mi meta era llegar a la Lagoa do Cauípe, donde se practica kitesurf y según leí había aguas serenas. Creo que luego de más de dos horas, llegué, y en verdad valió la pena la larga y solitaria caminata, el lugar es paradisíaco. Había mucha gente haciendo kitesurf, otros bañándose tranquilamente, comiendo o sentados tomando sol.

Finalmente me di mi segundo baño en una playa de Brasil, descansé en la arena, comí, tomé fotos y luego para el regreso caminé ya más relajada, hasta me pareció más corta la ruta de vuelta, creo que la hice en menos de dos horas, debe ser porque en ciertos tramos me dieron ganas de trotar por la orilla de la playa. ¡Buena energía la de Cumbuco!

Continuará…

¡GRACIAS POR LEER!

Fotos propias tomadas con una cámara digital Sony Cyber Shot 7.2 mp

Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!
Sort Order:  

Congratulations @sofathana! You received a personal award!

Happy Birthday! - You are on the Steem blockchain for 1 year!

You can view your badges on your Steem Board and compare to others on the Steem Ranking

You can upvote this notification to help all Steem users. Learn how here!

Eeeeeeh! :)

videotogif_2018.11.22_16.54.17 (1).gif

¡Muchas gracias por el apoyo!