3 Palabras en que pensar: impotencia, indolencia e impaciencia.

in creativecoin •  last month  (edited)

Entre la impotencia y la indolencia 2.png


La cima que cuesta entre la impotencia y la indolencia
Fuente: Diseñada por @janaveda


Ensayo de lo cotidiano: Impotencia e indolencia

La impotencia es un vocablo de moda, que produce miedo y negación en los hombres en edad madura, e inclusive, en algunos jóvenes. La palabra indolencia, parece ser tomada del abanico médico e indicar una patología que inhibe la sensación de dolor, tal como en el caso de la temida Lepra.

Aunque interesantes e importantes, este breve ensayo evita versar sobre las acepciones sobre al cuidado de la salud fisiológica. Empero ¡Si! con la sana interacción psico-social que debiera reinar entre las personas.
Hace algunos años estuvo de moda, en el apogeo de la autoayuda, eso que Daniel Goleman acuñó: "inteligencia emocional", todo un bestseller que hizo transcender, gracias a la revolución de la información, constructos de la jerga académica al uso vulgar y extendido. En tal sentido, intentaré apartarme de tales modas para el manejo de la impotencia y la indolencia que se argumentará.

Déjenme explicarles, también es de uso extendido, cuando no se puede alcanzar una meta, sea esta física o intelectual, es por falta de suficiente fuerza para acometerla, asimismo, en lo subjetivo, suele emanar un sentimiento de frustración que mortifica y en ocasiones indigna, según se atribuyan las causas, aquí se está ante un estado de impotencia.
En cuanto a la indolencia, suele ser la etiqueta que se le coloca a quien no muestra sensibilidad ante el dolor ajeno, en términos de la psicología moderna, estos carecen de simpatía o empatía. En los casos extremos, se halla el psicópata, sociópata, o cualquier bicho raro que se me escapa, mas nadie está exento de tropezar en el camino con alguno de estos especímenes ¡Oh! ¡No! Dios, líbranos de ser uno de ellos.

Y es que, la "inteligencia emocional" trajo consigo, teorías y estrategias que intentan domar los arrebatos emocionales para facilitar las relaciones sanas entre las personas. Sin embargo curiosamente la depresión y la angustia, han crecido en grandes proporciones entre los ciudadanos de las grandes urbes, siendo catalogadas como epidemias en pleno siglo XXI.
Debo ser coherente con lo expresado en el principio del ensayo, no hablaré sobre salud sino de una restringida actitud ante las disyuntivas de las impotencia e indolencia, los casos extremos, someramente aludidos, dejemos que los profesionales los manejen según sea su ciencia.

Javier actual.png

Fuente: Diseñado por @janaveda

Pensándolo bien, aquí tenemos otros escollos, y es que cuando se habla de actitud, también hay otras modas psicológicas, tales como la PNL (Programación neuro-lingüística) o las técnicas de visualización creativa, para citar apenas dos de las muchas que pululan por ahí. Hago una acotación necesaria: respeto los esfuerzos por entender la psique humana, por lo tanto, no hay intención de desprestigiar, cada quien decide en que creer sin menoscabo de la verdad (subjetiva / objetiva). En tal sentido, solo les cuelo mi opinión.

Hechas las consideraciones de rigor, diré que en ocasiones, hemos sentido impotencia antes circunstancias, comparables con las empinadas y altas montañas, que sin ayuda es imposible escalar, en esos momentos, acudimos a ciertas personas, creyéndolas en capacidad de darnos la mano, pero no lo hacen, muy a pesar de la necesidad que manifestamos.

En nuestro ser, se aglutinan gradientes de sentimientos, tales como el enojo y la desesperación que desembocan en resentimientos, en una justificada misantropía. Solemos esgrimir su falta de solidaridad, quejándonos hasta el cansancio. Sin mirar y reparar las pocas veces que nos calzamos sus zapatos. No es que no existan seres indolentes, lamentablemente abundan, tienen fríos sus corazones y practican sumos egoísmos. Probablemente reprobarían una evaluación de personalidad y merecerían las más duras condenas. Aunque, al hacer introspección, caemos en cuenta que nuestra impotencia no es culpa de ellos, algo se hizo mal, o dejado de hacer, aunado con algo de impaciencia y obnubilado por falsas expectativas.

¡Si! tu prójimo podrá ser indolente, mas tu impotencia e impaciencia son solo tuyas. Si te ayudan, que viva la solidaridad, pero no te olvides de hacer tu parte, a lo mejor, sea a ti a quien te pidan les ayudes a escalar la montaña, y si no estás preparado, estás en riesgo de ser tildado de indolente, aunque sufras en tu fuero interno por no poder ayudarlos.

Cinta divisora para post 3.png

Notas:

  • Imagen principal: Hecha en Gravit Designer - versión 5.5.372 y Paint S para Mac - versión 5.6.11 (315) por @janaveda
  • Texto: Género "Ensayo" de la autoría de @janaveda con base en sus vivencias y lecturas sobre el tema
  • Avatar: Diseñado por el autor (@janaveda pensando)

Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!
Sort Order:  

6VvuHGsoU2QBt9MXeXNdDuyd4Bmd63j7zJymDTWgdcJjnzadHMR35jupSLKfsxWsDpv7tyKd4sRJpNAJLQKYfDE48odTPmu227aT6PpKVy9HCmTh8gH8CV2MRvxAtm.gif

Buena definición de estas 3 palabras.. gracias por aportar tu punto de vista... Saludos

la "inteligencia emocional" trajo consigo, teorías y estrategias que intentan domar los arrebatos emocionales para facilitar las relaciones sanas entre las personas.

Es un articulo muy rico en todo su contenido.