Leo y Manuel

in spanish •  3 months ago

Me gusta la carta de los padres de Leo y Manuel. Ambos son políticos, y se nota. Pero ésa es la parte que menos brilla de su sincero agradecimiento. Por supuesto, también ha sido criticada en algunas redes sociales. Pero el hecho reiterado y ya explicado de que las redes no son más que una herramienta, un medio y no un fin en sí mismas, debiera minimizar la importancia de ese rasgo que las caracteriza. Aunque sea una herramienta que utilizan, y con la que se asoman a los demás en igualdad de condiciones, mal nacidos, tontos ilustres, curiosos pasivos, esforzados responsables, bien nacidos y serenos inteligentes, entre muchos otros perfiles.

Bebé prematuro UCI Neonatos

Gabriel, mi niño, estuvo tres días en la UCI de neonatos del Materno Infantil de Málaga. Su mami y yo nos decíamos continuamente que sólo estaba de vacaciones al sol, ya que la ictericia infantil le obligaba a recibir sesiones de fototerapia hasta que sus niveles de bilirrubina en sangre volviesen a la normalidad y su carita y el fondo de sus ojos dejara de estar amarillo. No era grave. Muchos bebés pasan por ello. Y casi siempre tiene fácil solución. Pero sólo quienes han visto a su bebé obligadamente embutido en una de esas cunitas de cristal, compartiendo ese espacio comunitario con otros bebés que luchan por salir adelante, algunos en condiciones fisiológicas alarmantes, saben.
De la emocionante carta de Iglesias y Montero traspasa la sensación de solidaridad con otros padres que también están allí, preocupados como tú, cada cual en su medida administrando su esperanza y su miedo. El miedo por los hijos acerca a quienes lo sienten. En cada una de las líneas de la carta flota también cómo dependemos de la altísima responsabilidad de los médicos y cómo valoramos la importancia de sus cuidados y de su trato, en este caso concreto, a los pacientes pequeñitos y a sus padres. Pero, sobre todo, la carta nos traslada el amor que se siente por los hijos, aunque pesen 750 grs y 1 Kg, respectivamente, como pesaron los mellizos de Pablo e Irene al nacer hace unos dos meses.

Pablo Iglesias e Irene Montero

Al leer la parte de la carta en que los papás agradecen a quienes les han hecho llegar su calor y su ánimo cada uno de los días que sus bebés tenían el reto de crecer un poco más, adversarios políticos incluidos, es fácil sonreír cuando hacen especial mención a la llamada de los Reyes, teniendo en cuenta el activismo republicano del líder de Podemos y de la portavoz en el Congreso, y a la de amigos creyentes cuyos rezos por sus hijos agradecen como ateos. Es magnífico que lo vivido les haya hecho escribir esto: “Enseñaremos a nuestros hijos que sean siempre respetuosos con el que piensa distinto porque la humanidad, la decencia y la amistad no son el patrimonio exclusivo de ninguna causa”
Nada hace peor a un político y a un ciudadano que el sectarismo. Y pocas cosas nos hacen mejores que el dolor y el amor, si somos capaces de comprender que los otros también los sienten. ¡Vamos!

(c) Domi del Postigo / www.domidelpostigo.es

Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!