Five feet apart (Película): una más que no está de más.

in spanish •  5 months ago 

Otro conmovedor drama adolescente

Aunque los romances de jóvenes en los que al menos uno de ellos está enfermo no son ninguna novedad (Love Story es de 1970, por ejemplo), en los últimos años han proliferado estas historias, tanto en la pantalla grande como en la llamada "literatura juvenil". Now is good con una condenada Dakota Fanning, o quizás la más recordada de todas, la historia entre Augustus Waters y Hazel Grace en The fault in our stars, son algunas de esas múltiples historias de amor adolescente marcadas por la tragedia.

En esa misma corriente se encuentra Five feet apart, una película estrenada el pasado mes de marzo, protagonizada por Haley Lu Richardson y Cole Sprouse. Stella y Will son dos adolescentes que se conocen en el hospital. Ambos padecen de Fibrosis Quística, una enfermedad grave que ataca principalmente los pulmones de los pacientes, mermando su capacidad para respirar y convirtiéndolos en presa fácil para las infecciones. De hecho, Will tiene una bacteria resistente para la cual están ensayando un tratamiento nuevo. La FQ representa una bomba de tiempo; un trasplante de pulmones, además de ser una posibilidad remota, sólo le garantiza al individuo unos cinco años más de vida, pero mientras llega ese momento, los cuidados contra las infecciones deben ser minuciosos. La enfermedad pende sobre ellos como la espada de Damocles.

Como es común en este tipo de romances adolescentes, Stella y Will son opuestos y complementarios: ella es virgen, tierna, aplicada, ordenada, sufre de trastorno obsesivo compulsivo, lleva un diario, una agenda y parece tener muy claro lo que espera de la vida y es muy optimista, aún en su situación. Por otro lado, Will es el típico chico "malo", rebelde, que no espera nada de la vida porque sabe que su muerte es inevitable, es franco, quizás muy directo, para hablar y por supuesto es artista, le gusta dibujar bosquejos, retratos, caricaturas. Aunque el inicio de su relación no es el más amable (típico) cuando comienzan a hablar y a compartir tiempo juntos, comienzan a descubrir aspectos encantadores del otro y rápidamente se enamoran (también típico). Sin embargo, al tener el mismo padecimiento, no pueden acercarse. Tienen que mantener la distancia de seis pies de separación entre ellos. Un enfermo de FQ puede ser tocado o tocar a una persona sana sin ningún problema. Pero al acercarse a otro enfermo de FQ, se arriesga a contraer alguna bacteria mortal, como la que tiene Will. Así que en este caso, el "chico malo" puede resultar en realidad perjudicial para Stella, en el sentido más estricto de la palabra, porque (típico) ella se enamoró del único chico de quién no se podía enamorar.

Sin embargo, esto no los desanima y buscan la forma de estar siempre en contacto: videollamadas, sobres, notas, llamadas telefónicas... y se suscita un tierno cortejo adolescente como cualquier otro, con citas, palabras románticas, declaraciones de amor, regalos ingeniosos (una hermosa búsqueda que Stella planea para Will, o un deseo que éste le cumple a ella), con la obvia salvedad del entorno: su mundo está delimitado por las paredes de un hospital. La película es un producto propio y digno de su género. Es romántica, triste, divertida, pero sobre todo, predecible.

Y sin embargo, funciona, a mi parecer, gracias a la química entre Stella y Will y al carisma que irradian en pantalla, sobre todo Haley. Creo que su interpretación del personaje es lo más destacado que tiene esta película que así como no sorprende, tampoco decepciona: entrega justo lo que vende. Considero un 6,5/10 para este drama romántico por la novedad de la enfermedad (ya han hecho demasiadas películas con pacientes con cáncer), por llevar un poco más lejos las dificultades de tener una relación en esas condiciones (acá ni siquiera pueden acercarse, mucho menos tocarse) y por la actuación de la protagonista y sus líneas en el guión, que comienza y termina con una reflexión importante sobre la vida y con una frase sobre la cual vale la pena reflexionar: life's too short to waste a second.

Reseñado por @cristiancaicedo


Otros posts que pueden interesarte:

#Reto12Votos Semana 42 - Fetichismo / Gracias a Freud
Roman Holiday (Película): el día que nos enamoramos de Audrey Hepburn
Us (Película): ¿qué la hace diferente a otras cintas de terror?
Montevideanos (Libro): la humanidad contemporánea, vista por Mario Benedetti
A veces (Poema Original): sobre los altibajos en la vida
La maldición de La Llorona (Película): ¿más de lo mismo?
Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!
Sort Order: