Reflexiones absurdas de una mente olvidada || ¿Enfermedad?

in steempress •  14 days ago


puesta sol.jpg

La juventud corre por mis venas y no sé bien dónde se encuentra.

Esa fue la base de mi despertar: El dónde se escondió. Tal vez en el tal vez y el no lo sé.

Mi cuerpo tiene un cúmulo de rencores. Algunos temores se fueron depositando sobre él. Algunas frustraciones, por supuesto; y un poco de pesimismo y búsqueda de atención le terminó convenciendo de algo que no era: Enfermedad.

Y aquí estoy, luchando contra un rival imaginario. La perfección de mis átomos se vio manchada por el molde de tragedia que yo mismo utilicé para depositar los años de mi juventud. Si alguno me pregunta ahora mismo cómo vivo junto a ello le respondo con la sonrisa más honesta posible: ¿Con qué estoy viviendo además de mí?

Las heridas en el corazón de las personas toman un tiempo en sanar; las eventualidades que se oponen a nuestras expectativas de la felicidad dejan una traza cada vez más profunda. Yo he dejado heridas y cicatrices en la perfección de mi cuerpo; desvirtué un poco su concepto, y él, tan amoroso y condescendiente sólo se guió por todos los pensamientos que yo tenía; después de todo, el mundo busca siempre darme la razón. ¿A eso se le llama realidad?

La juventud corre ahora más por mis venas. La juventud real. Esos miedos y penas están allá bailando de forma armónica. ¿Mi cuerpo? Hay algunas heridas que siguen cicatrizando pero nuestros términos son cada vez mejores. Entendí que él se guía por mi mente y empecé a sanar esas pequeñas manchas del pensamiento que me sumergían en el caos de la no vida. Exacto, la no vida. ¿Qué es? Simple: Lo que este mundo nos conceptualizó por vida. El temor, el pudor, el ajetreo, la tragedia. Eso es la no vida; y lamentablemente, nos enseñaron y decidimos aprender que eso es la vida; un lugar para desconfiar y no creer de nuestro verdadero potencial y nuestra verdadera esencia: La honestidad, la calma y el amor.

¿Dónde está mi juventud? Aquí, conmigo, cerquita. Un paso a la vez, un pensamiento a la vez, y algunas veces el silencio es necesario también. Yo corro de la mano con el niño que alguna vez fui, y vivo jugueteando con el presente que estoy viviendo. En el momento que la lóbrega voz del temor viene a recobrar su terreno, ahogado por los rayos de la felicidad, silencio. Silencio el pensamiento innecesario; después de todo, mi cuerpo escucha más de lo que el mundo me enseñó; ¿no debería ser esa la primera lección en las escuelas?

Vive tu ritmo, guía tu vida y tu cuerpo caminará en la misma dirección. La enfermedad la han dibujado como la tragedia ineludible del ser humano. ¿Qué es para mí?, un silencio. La enfermedad nació cuando dejé de escuchar los mensajes de gracia y me enfoqué en el maquetado pensamiento de dolor.

Ahora, tengo corazón más sano que nunca y una mente que vuela cada vez más alto. ¿Mi cuerpo preguntarás? Él recupera las heridas que alguna vez le sembré, para en un futuro, caminar al mismo ritmo de mis sentimientos.

Gracias doy ahora por vivir en este mundo tan hermoso y darme la chispa necesaria para ver la bendición de la vida.

Fondo luz.jpg

separador.png

Gracias por leer.



Posted from my blog with SteemPress : http://johannfrare.vornix.blog/2018/10/04/reflexiones-absurdas-de-una-mente-olvidada-enfermedad/
Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!
Sort Order:  

Upvoted.

Vaya, me encanto mucho, sin palabras...

·

Me alegra que te haya gustado, Richard. Recuerda: La mente es poderosa ;)