El milagro de la vida: Alan David

in spanish •  6 months ago

Uno de mis mejores amigos de la infancia (Luis) se convirtió en papá el pasado 27 de marzo. Junto con su novia le dieron vida a este bebé -no tan pequeño- Alan David.


Fotografía tomada por el doctor en el quirófano y editada en instagram (mas no subida)

Recuerdo 8 meses atrás aproximadamente, estaba en casa de mi ortodoncista (teníamos una relación de amistad además de ser doctora-paciente) en eso recibo un mensaje de Luis que si me podía llamar que me tenía algo que contar y pues de inmediato le dije que me llamará. Cuando contesto la llamada me da la noticia de que su novia Nichol estaba embarazada de 3 semanas aproximadamente. Yo quedé en shock, no lo podía creer.

El ultimo ser que yo veía convertido en papá era a él, además de esto la situación crítica del país donde no se consigue pañales, formulas, etc también me agarró fuera de base. Duré unos segundos en asimilarlo, y lo felicite y me emocioné muchísimo por la noticia, aunque aún estaba debatiéndome entre ¡que emoción! y ¿qué hiciste Luis?.

De verdad el tema de los niños actualmente es una responsabilidad muy grande, no solo el tema de la crianza si no de mantenerlos, bueno… en realidad es TODO. Yo estaba nerviosa, ansiosa, feliz, y preocupada por la noticia.

Los primeros meses fueron catastróficos, pues el embarazo empezó a presentar problemas. Ella empezó con un sangrado repentino por lo que se mantuvo en cama durante 3 meses, sumado a esto conseguir las medicinas para mantener al bebé en su lugar fue una odisea. Sin embargo, todo terminó bien. El bebé se mantuvo en su lugar y ella se reanudó a sus labores.


En la primera semana de ella empezar el trabajo, me llama mi amigo Luis todo agitado que donde se encuentra ubicada una clínica de la zona pues a Nichol (su novia) la había atropellado un motorizado camino al trabajo.Yo me quedé en blanco. No sabía si era una señal de Dios, o que. A todas estas finalmente el bebé salió ileso de este evento y a ella nuevamente le mandaron reposo.


Luis cada vez estaba más entusiasmado con su bebé, me llamaba mes a mes para decirme lo que le había dicho su doctora en cada consulta. Y me daba detalle de todo.

A todos se nos fue pasando el susto, y era más emoción que otra cosa.

Llegó el gran dia.


La fecha era para el 27/03/18. Desde semanas antes ya un doctor amigo de Luis les empezó a dar todas las indicaciones de lo que debían comprar para el momento de la intervención, de hecho el le hizo el gran favor de conseguirle la anestesia y un pase seguro al hospital público. El doctor de verdad se portó a la altura y estoy muy agradecida con él, de hecho es anestesiólogo y el con mi teléfono tomó todas las fotos durante el nacimiento del bebé.

De hecho dejó que estuviésemos en su oficina justo al lado del quirófano.

Ese día se suponía que debía irme temprano con ellos al hospital para entrar con el doctor y no tener mayor inconveniente con los guardias nacionales que cuidan el lugar, obviamente me quedé dormida. A Nichol la ingresaron y yo aún en mi casa. Luis me dijo que me avisaría cuando estuviese afuera para yo quedarme sola, pues nadie puede pasar en la mañana. A todas estas hubo como una mala interpretación de su mensaje, había entendido que ya estaba afuera y me fui. Cuando llego al lugar no veo a nadie conocido, pues resulta que todos se quedaron adentro en la oficina del doctor para esperar al bebé (Luis, una prima de él y una amiga de ella)

Era inútil intentar entrar cuando veía como maltrataban a todo aquel que se quedaba en la puerta, por lo que decidí quedarme allí afuera.

De la nada un guardia me llama, yo me acerco y me pregunta que para cual área iba, a quien tenía en el hospital. Le dije y me dejó pasar.

LOS MILAGROS SI EXISTEN.

Entré súper emocionada, y logré ubicar el sitio. Allí estábamos nosotros esperando ese llanto de vida.

Sale el doctor a decirnos que ya había colocado la anestesia y en menos de 15 minutos ya Alan David estaba afuera con nosotros.

Todo un muchachote peso 3,5 kg. Y midió 53 centímetros.


Fotografía tomada por el doctor en el quirófano, y la subí previamente en mi instagram

Todo en líneas generales salió bien, el maltrato por parte de los guardias al día siguiente era de esperarse (a estos no les caí bien). Del resto solo felicidad.

Ya con más edad, y saber que no viene de una cigüeña me ha hecho reflexionar respecto al milagro de la vida. Como de dos “cosas” aparentemente “inertes” se forma un ser con vida, y más aun me sorprende como es que el bebé se adapta al cuerpo de la mujer con tanta facilidad, como se alimenta de ella, como se conectan. Me parece mágico.

De verdad agradecida con Dios por concederles a este bebe, y por hacer las cosas como las hizo.

Ver a Luis con este rostros de felicidad, ver a su bebe y hablarle "chiquito", no tiene precio.

Bienvenido Alan


Imagen proporcionada por Luis


Disculpen lo borroso de algunas fotografías, pero ustedes saben la emoción jaja
Todas las fotografías fueron capturas con mi teléfono blu r1 Hd, a excepción de la especificada en el texto

Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!
Sort Order:  

Oh! qué lindo bebé, aunque debo confesarte que el hecho de ser mamá me pone nerviosaaaaaa... sin embargo admiro a las mamás por esa entrega hacia sus hijos. Una abrazo :D

·

Y a mi ni decir, siento que no estoy preparada para esa responsabilidad jaja.