Mariolga se fue tranquila. Microrrelato y reflexión.

in spanish •  26 days ago  (edited)


Mariolga se fue tranquila.


Son de distintas tonalidades los comentarios que se tejen, en relación con la actitud que asumen algunos familiares, en cuanto ocurre la muerte de un ser querido.

Diversos elementos confluyen al momento de emitir una consideración. Y entre esos elementos, está el ser una persona de avanzada edad, y a quien se lleva la muerte por una especie de ley natural.

Otro factor radica en que la persona haya estado sufriendo demasiado, y su enfermedad no tiene curación, y en lugar se buscarse la sanación, se ansía es la muerte, como la opción de que esa persona no siga sufriendo.

Entonces se dice que descansó de tanto sufrimiento.

Hace unos días murió una mujer de 78 años, y sus 2 hermanas, una de 74 y otra de 72 lucían serenas y solo esperaban las 4 de la tarde para llegar al sitio donde iba a ser cremada. Era Mariolga.

Volviendo al tema del sufrimiento, en varias oportunidades he presenciado conversaciones de parientes que están con un familiar en graves condiciones, y cada día, en lugar de ser de esperanza, se convierte en una agonía prolongada y dolorosa. Sería preferible morir más rápido.

La eutanasia es un tema que ha sido tratado múltiples veces, pero es algo que en Venezuela se dejó de debatir, y se opaca o silencia con la obviedad de que no se practique a ninguna persona. En los animales se denomina sacrificio.

Pero la eutanasia ha sido pasada por alto en Venezuela, por correrse el riesgo de utilizarse como recurso para lograr oscuros propósitos, como el procurar una herencia de alguien que está enfermo, pero que tiene curación.

De cualquier manera, la crítica de la gente es insalvable y, aunque sea un alivio verdadero que la muerte llegue a acabar con un padecimiento, no es bien visto por gente que está a la caza de motivos.

Por eso, cuando supe que Mariolga había muerto, me entraron pensamientos diversos que me hacían pensar en que fue mejor su muerte, que seguir viviendo en pena.

De otra parte, quedan las expectativas de si fue realmente apreciada y querida en la vida.

La vida la da Dios, y dispone de ella.

Mariolga, sin duda alguna, se fue tranquila porque estaba sentada en una mecedora en el patio de su casa, y en horas de la mañana, cuando le fueron a llevar el desayuno, apenas si hubo tiempo para que la muchacha que la cuidaba, pudiera apreciar el gesto más dulce que pudo mostrar Mariolga en toda su existencia. Su última sonrisa llena de placidez y serenidad. Tal vez de descanso.

Mariolga se fue tranquila.

Paz a su alma.



Posted from my blog with SteemPress : http://lecumberre.repollo.org/2020/01/02/mariolga-se-fue-tranquila-microrrelato-y-relexion/
Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!
Sort Order:  

videotogif_2019.10.13_13.17.00.gif

Las gracias @templo por haber votado este post de la vida real, una experiencia de los últimos días de 2019. Bendiciones de Dios.