Apuntes para el feminismo: mujeres guerreras - vol. I - Tomiris

in spanish •  9 months ago

Últimamente hay mucha controversia con el movimiento feminista. Más que nada, por su utilización como arma política desde los sectores conservadores, o de aquell@s personas que no entendieron bien el concepto. El tema de esta serie de artículos, no es entrar en este necesario debate, sino más bien que lo escribo por una necesidad casi autómata para compartir algunas feministas de la antigüedad, que han marcado un camino que dejó huella, pero que parece estar borrándose por la manipulación de datos que nos impide tener un pensamiento propio (en el mejor de los casos). Hecha esta aclaración, vamos al grano.

Para empezar cronológicamente con la historia escrita, la primera es sin duda la reina Tomiris.

--- Tomiris de l@s maságetas, la mujer que acabó con Ciro el grande ---

Para hablar de Tomiris, debemos primero hablar un poco acerca de Ciro II "el grande", nieto de Cambises quien lo mandó a matar recién nacido por el consejo de un oráculo que le alertó de que ese niño, en el futuro, se haría con su reino (según nos cuenta Heródoto en su "Historia", I). Luego de consecutivas conquistas, incluído el imperio neo-babilonico que estaba en ese momento bajo el mando del ignoto Nabónido (o Nabónides), Ciro encontró "la orma de su zapato" cuando desafió a Tomiris, reina de los maságetas. El pueblo maságeta, habitaba la zona de Bactria alrededor del siglo VI AC.

bactria.jpg

Hago esta pequeña aclaración antes de meterme de lleno en lo poco y nada que se sabe de Tomiris, por el hecho de que Ciro no fue solamente el creador de un gigantesco imperio basado en la conquista militar-cultural. También fue un reformador religioso que pretendía acabar con los cultos matriarcales, deseo que en parte compartía con sus pares atenienses y espartanos.
Nabónido (o Nabónides), era hijo ilegítimo de una sacerdotiza devota al Dios Sin (también conocido como Nanna para el pueblo acadio), correspondiente a la luna. Si bien el Dios era masculino, en otras culturas mesopotámicas con deidades similares, se asociaba a la deidad con el sexo femenino. Incluso la figura de la sacerdotiza se empieza a encontrar en los cultos mesopotámicos a partir de la devoción a Sin, creador de todas las cosas. Se pueden encontrar claros ejemplos en los bajorrelieves sumerios dónde se le representa como una luna encima del rey quien es conducido por una "diosa madre". De hecho, Sin, es el padre de Shamash (el Dios-sol para l@s sumerios)

Khashkhamer_seal_moon_worship.jpg

Ciro, conquistó el imperio neo-babilónico por una cuestión religiosa, y probablemente, machista. Nabónides estaba construyendo templos en el norte de su imperio, para levantar el honor de su madre que al entregarse al culto de Sin como sacerdotiza, hubo de perder sus privilegios como ciudadana cuando lo tuvo a su hijo como madre soltera (las sacerdotizas no podían tener descendencia, como en casi todos los cultos del mediterráneo). Este hecho, no impidió que Ciro, entregara a su prima para casarla con Nabónides, sino también una satrapía en lo que sería la actual Siria.

Ciro, en su fiebre imperial, quiso también adentrarse en las tierras maságetas. Tomiris, estaba al mando de aquel pueblo. Deberíamos hablar un poco sobre ell@s antes de continuar para poder comprender o al menos conjeturar sobre lo poco que se sabe de sus costumbres. Se sabe que eran un pueblo satélite o descendiente de l@s escitas. También, se sabe (por Heródoto) que l@s escitas tenían por costumbre poner a calentar piedras sobre brasas ardiendo, y sobre estas piedras, posar los frutos de una misteriosa planta "con la que se embriagaban al igual que los griegos hacen con el vino". Por la zona dónde deambulaba el pueblo escita y sus descendientes, sabemos que opio no podía ser lo que inhalaban. Es probable que usaran kush (cannabis índica), con lo cual podemos conjeturar que l@s maságetas usaban cannabis al menos de manera ritual.
Entonces, tenemos un pueblo fumador de cannabis, conducido por una mujer que no consume alcohol, y que no va a la guerra aunque conoce sus artes.

Heródoto nos cuenta algunas claves para comprender la idioscincracia de l@s maságetas. Lo primero que intentó Ciro, fue ofrecerle casamiento a la flamante viuda Tomiris. La reina, comprendió rápidamente que era una estratagema para adueñarse de sus dominios, negándose de lleno. Ciro, consultando a un oráculo primero, y luego a su consejero personal, Creso (quien fue rey de Lidia), no se decide si atacar o esperar en sus tierras luego de lanzar un ultimatum a Tomiris. Tomiris, le contesta a través de un heraldo el siguiente mensaje:

"Rey de los medos, deja de afanarte en esos afanes, pues no puedes saber si al final redundarán en tu beneficio; renuncia a ellos, reina sobre los tuyos, y resígnate a vernos gobernar sobre nuestros súbditos. Probablemente no querrás seguir estos consejos y preferirás lo que sea, antes que atenerte a una política de paz. Pero si tanto deseas medirte con los maságetas, de acuerdo, suspende el trabajo que te tomas al pontear el río y pasa a nuestro país, que nosotros nos retiraremos a tres jornadas de camino del río; o si prefieres recibirnos en el tuyo, haz tú otro tanto"

Creso por su parte le aconseja a Ciro continuar avanzando en la campaña, y entre otras cosas según nos quedó en la historia de Heródoto, se expresa de la siguiente manera:

"Majestad, ya te dije en cierta ocasión que, como Zeus me ha puesto en tus manos, trataría de evitar, en la medida de lo posible, lo que viera que constituye una amenaza para tus intereses; pues mis sufrimientos, por lo penosos que han sido, me han servido de lección. Si crees ser inmortal y mandar un ejército igual a ti, no sería del caso que yo te manifestase mis pensamientos; pero si reconoces que también tu eres un hombre y que mandas a otros que lo son igualmente, ten ante todo presente que en el ámbito humano existe un ciclo que, en su sucesión, no permite que siempre sean afortunadas las mismas personas. Pues bien, sobre el asunto ahora en debate soy de opinión contraria a la de los aquí presentes, ya que, si accedemos a recibir al enemigo en nuestro territorio, con ello te expones al siguiente peligro: en caso de derrota, perderás, además de la batalla, todo tu imperio, pues es indudable que los maságetas, si logran la victoria, no se batirán en retirada, sino que se lanzarán sobre tus dominios. POr otra parte, si resultas vencedor, no lograrás una victoria tan decisiva como si pasas a su territorio y, en su retirada, persigues victorioso a los maságetas; en efecto, voy a parangonar esta posibilidad con la anterior: en caso de vencer a tus enemigos, te lanzarás sin demora sobre el imperio de Tomiris. Y, prescindiendo de lo que te he dicho, desde luego sería ignominioso e intolerable que Ciro, hijo de Cambises, se retirase ante una mujer y le cediera el campo. Por todo ello, pues, opino que debemos atravessar el río y avanzar todo lo que ellos se retiren; y, luego, intentar vencerlos haciendo lo siguiente. Según tengo entendido, los maságetas desconocen los placeres persas y no saben de grandes comodidades. Por lo tanto, ofrezcamos a tan burdos hombres un banquete en nuestro propio campamento matando y aderezando a discreción numerosas reses; y, añadamos, asimismo a discreción, cráteras de vino puro y manjares de todo género. Hecho esto, dejemos en el campamento las peores tropas y que las demás, por su parte, retrocedan en dirección al río. Pues, si yo no yerro en mis previsiones, ellos, al ver tantas cosas deliciosas, se abalanzarán sobre ellas y, entonces, nosotros tendremos oportunidad de conseguir logros"

Siguiendo el consejo de Creso, avanza sobre el terreno maságeta cruzando el río Araxes, para batirse en tramposa retirada luego. Conociendo las constumbres abstemias de l@s maságetas que bebían principalmente leche, prepara un banquete repleto de bebidas alcohólicas con inmensos manjares, que deja a la intemperie para que las tropas rivales la encuentren. Estos, impulsados por la gula, ya que tenían una dieta diferente y menos apetitosa debido a su carácter nómada, caen en la emboscada culinaria, no sin beber todo el vino que encontraron en ella. Uno de los hijos de Tomiris, Espargapises, se emborracha, y es capturado vivo por las tropas de Ciro. Alertada Tomiris de los funestos acontecimientos, envía a otro mensajero para que trasmita este mensaje:

"Sanguinario Ciro, no te ufanes por lo que ha sucedido; no te ufanes si, con el fruto de la vid (que también os aturde a vosotros cuando os atiborráis de él hasta el extremo de que, al bajaros el vino al cuerpo, os hace soltar inconveniencias), si, con semejante brebaje, has vencido a mi hijo en una celada, y no midiendo las fuerzas en el campo de batalla. Acepta ahora, por tanto, el consejo que mi benevolencia te dicta. Devuélveme a mi hijo y vete impunemente de este país, a pesar del ultraje que has inflingido a un tercio del ejército de los maságetas. Pero si no lo haces, te juro por el sol, señor de los maságetas, que, por sanguinario que seas, yo te saciaré de sangre."

Ciro, hizo caso omiso a las advertencias de la emperadora Tomiris, y Espargapises, cuando despertó de su trance beodo, y al encontrarse maniatado y cautivo de los persas, pidió que lo desataran. Cuando liberaron sus ataduras, se quitó la vida.

Tomiris, completamente enfurecida, reunió todo su ejército y lanzó una ofensiva total contra los persas. La batalla fue reñida, pero los maságetas vencieron, aniquilando a casi todos los persas, incluído el propio Ciro que cayó en combate. La emperadora maságeta, mandó a llenar un odre de sangre humana, y puso en búsqueda el cuerpo inerte de Ciro para cortarle la cabeza y meterla dentro del odre, mientras pronunciaba esta sentencia:

"Aunque estoy viva y te he vencido en combate, tú has causado mi ruina al capturar a mi hijo mediante una celada; pero yo, tal y como te prometí, voy a saciarte de sangre."

Tomyris_Plunges_the_Head_of_the_Dead_Cyrus_Into_a_Vessel_of_Blood_by_Alexander_Zick.jpg

Así, Tomiris acabó con el reinado de Ciro, que duró 29 años. Invito a l@s lectores curios@s a investigar sobre las costumbres maságetas tal como las describe Heródoto.

Ya que el artículo se me hizo un tanto extenso, seguiré con otras grandes personalidades históricas femeninas en una próxima entrega. Gracias por leer, y que la tecnocracia os acompañe.

Aquí os dejo las fuentes para quien quiera adentrarse más en el mundo antiguo:

https://archive.org/stream/HerdotoHISTORIA1LibroICLIO/Her%C3%B3doto%20-%20HISTORIA%20-%201%20Libro%20I%20CLIO_djvu.txt

Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!
Sort Order:  

muy bueno 😋

·

gracias por leer y comentar!

FE DE E-RATAS: debido a mi poca experiencia con la plataforma, y a que no le presté la suficiente atención a lo que estaba haciendo más que nada, tuve un pequeño-gran error en este artículo.
Ciro, no era Ciro II por muy obvio que parezca. En esta errata, que no fue a más gracias a la providencia, me confundí con su abuelo que era Astiages, NO Cambises . Espero sepan disculpar mi comportamiento disoluto. No pude editarlo debidamente a causa de ondas psicotrónicas del espacio exterior. Saludos.

FE DE E-RATAS II: entre las costumbres de los maságetas en el libro de Heródoto, podemos encontrar algunos datos reveladores respecto al carácter aparentemente patriarcal de esta tribu. Utilizaban oro y bronce en sus forjas debido a la abundancia de ambos en su zona.
Si bien son monógamos, "las gozan a discreción". Cuando un maságeta desea una mujer que no es su esposa, simplemente "cuelga su aljaba en la parte delantera de su carro y yace con ella tranquilamente".
En el link que dejé al final del artículo, al final de el libro I, se puede encontrar el resto de datos interesantes acerca de sus costumbres. Tampoco es tan extenso lo que se sabe. Y perdón de nuevo por ser tan disoluto.