Pueblos pintorescos de España: Tazones

in #spanish2 years ago

Asturias septiembre 2012 807.jpg
Resulta inevitable, pero hablar de Tazones implica, necesariamente, comentar, siquiera sea por aquello tan español de nobleza obliga, la anécdota histórica que une a este pinturesco pueblecito pesquero de la Ría de Villaviciosa, con la figura, severa y dantesca, del emperador Carlos I de España y V de Alemania.
Asturias septiembre 2012 808.jpg
Buenas o malas, las lenguas-que en España hay muchas, variadas, ricas y bien sueltas, gracias a Dios y a esa Musa donde alienta el gusto, que se llama variedad- afirman que una tormenta –por desgracia, no ofrecen ninguna pista sobre la posibilidad de que fuera provocada por bruxas, nuberos, ventolines, espumeros o diaños- alejó el navío en el que viajaba tan preeminente viajero, de su destino -probablemente uno de los principales puertos cántabros de la época, como Santoña, Laredo o San Vicente de la Barquera, lugares, así mismo, de arribe de peregrinos, algunos de los cuales continuaban el Camino de la Costa o descendían por el puerto del Escudo hacia los misterios de las Merindades burgalesas, continuando viaje hacia la tumba del Apóstol, habiendo recogido el azufre tradicional de lugares como San Pantaleón de Losa, San Pedro de Tejada o Santa María de Siones- obligándole a recalar aquí, en la costa asturiana de Tazones y pernoctar cuatro noches en una recia casona gótica de Villaviciosa, situada a escasos metros de aquélla otra donde naciera uno de los ilustres, sapientes y recordados hijos cultos, que no indianos, de este entrañable y primitivo Concejo de Maliayo: D. José Caveda y Nava.
Asturias septiembre 2012 830.jpg
Cuenta la anécdota en cuestión –siendo otra forma, posiblemente mucho más frívola, pero divertida de aprender Historia- que motivados y evidentemente cansados de las sucesivas incursiones de rapiña y saqueo de esos especuladores de los mares, que fueron los hijos de Odín, o puede que quizás mal aconsejados por ese duende marujón de andar por casa, perverso por derecho de nacimiento, al que por estos lares hacen referencia como el ‘diañu burlón’ -que por algo Asturias es un país de grandes, viejos e interesantes Mitos- el emperador y sus acompañantes fueron confundidos con piratas, y a punto estuvieron de ser convenientemente escarmentados por un pueblo cansado de invasiones y saqueos.
Asturias septiembre 2012 833.jpg
¡Y ‘votu al diablu’, que en la sangre lo llevo, lo terco que en ocasiones puede llegar a ser un asturiano cuando le acarician los bemoles con un tema de invasión!. Díganselo a Don Pelayo y sus treinta ‘asnos’ (1), y la que liaron en el Monte Auseba, convirtiéndose en los primeros ensalmadores que pusieron, así mismo, la primera cura contra la fiebre islámica, aplicando el infalible remedio de la estaca, para que anduvieran más derechos que un palo.
Asturias septiembre 2012 795.jpg
Ahora bien, el pueblo, colgado como un delicado farolillo chino sobre la pequeña bahía de aguas color esmeralda, mantiene esa distribución urbanística hermestina o trismegista, tan propia de los Antiguos Misterios, con su barrio de Arriba, dedicado a San Miguel -seguramente, hubo algún avispado arquitecto medieval, que leyó a Vitrubio y copió sus consejas para honrar de manera decorosa y geométrica a los dioses, en base a sus características y méritos- y su barrio de Abajo, más terrestre, apiñado –porque la solidaridad, cuanto más cercana más humana- íntimo en sus rincones picarescos –calles similares en la castellana Olmedo, llevan el nombre de ‘Abrazamozas’- oficiante de sudor, cal y teja, dedicado a un inquieto y a la vez inquietante santo caminero, como es San Roque.
Asturias septiembre 2012 794.jpg
Si en el primero destaca, aunque eso sí, dándole la espalda a la mar bravía -que nunca se sabe lo que se va a quedar en aguas profundas y lo que puede devolver generosamente a la playa- la iglesia que, de cuna románica, su hermoso rosetón sugiere rosas simbólicas, elaboradas con mimo en los laboratorios alquímicos cistercienses, en el segundo, qué duda cabe, la Casa de las Conchas representa, por contrapartida, la magia informal y desenfadada de los caminos, en base a la acumulación del Símbolo Santiaguista por antonomasia -la vieira- rindiendo culto -con permiso de la Inventio y de don Miguel de Unamuno, faltaría más- a la figura de un apóstol de armas tomar, que cual Pelayo evangélico, también es notablemente conocido como el Hijo del Trueno.
Asturias septiembre 2012 826.jpg
De la ancestral historia peregrina de Tazones, ofrecen digno testimonio las icnitas o huellas de dinosaurio repartidas por la costa que, aunque a merced de los valses naturales marcados por la subida y bajada de las mareas de ese esplendoroso Danubio Azul, que metafórica y poéticamente es el Mar Cantábrico, recuerdan la más antigua de todas las peregrinaciones: las del hambre y la supervivencia, que al fin y al cabo, pueden ser consideradas como daños colaterales en esa misión imposible que es la vida.
Asturias septiembre 2012 828.jpg
En menor medida por motivos de supervivencia, aunque sí de hambre, y hambre verdaderamente golosa -sabiendo que lo que te vas a llevar a la boca es natural, que nada tiene que ver con el serrín o el corcho envasado que te venden en los comercios de las grandes capitales, sino que por el contrario, es fresco y rico, rico, como diría Carlos Arguiñano- las mesas de los restaurantes, alineadas como un pequeño ejército sobre ambos extremos de la avenida principal -y de hecho, la única, posiblemente despejada en los años sesenta, por si acaso Míster Marshall se perdía oportuna y convenientemente por Tazones, como ya hemos dicho que se perdiera Carlos I- esperan, somnolientas y con la madera dorando al sol la brillantina de la sidra, la ansiedad marabúntica de unos turistas, que ya, mediado el mes de septiembre, comienzan a hacer las maletas, guardando los buenos recuerdos estivales en un rincón de éstas, junto al jabón de afeitar, el after shave, la pasta de dientes y unos calzones cuya fibra conservará durante mucho tiempo el orbayo de los vecinos montes y el salitre vecino del mar.
Asturias septiembre 2012 805.jpg
Cerca de ellos, quizás por un curioso efecto de asociación, hay una tienda de artesanía que, de nombre La Ballena Azul, me trae muy gratos recuerdos de aquélla otra Ballena Alegre –desgraciadamente, y que me perdone San Patricio, hoy reconvertida en Pub Irlandés- situada en los aledaños de la calle Alcalá, muy cerca de donde la severa Cibeles sueña con su hogar en Pesinonte, en cuyos bajos un soñador, de nombre Fernando Sesma, asombraba al mundo con sus contactos con extraterrestres del planeta Ummo, que previamente se habían dejado ver, en 1967, por San José de Valderas.....
Asturias septiembre 2012 812.jpg
Ya ven: la magia de unas tertulias o filandones que también un mar, mucho más voraz, como es el de la especulación, se tragó para no devolver jamás. Recuerdos de un Madrid que ya no existe y caso de hacerlo, sólo sería posible dentro de aquello que el gran poeta Rafael Alberti, definió como el mito de Bizancio.
Asturias septiembre 2012 803.jpg
Como esa barquita solitaria, balanceándose suavemente al compás de las olas, mis recuerdos me dejan un agridulce sabor a pasado. Quiérase o no, siempre he sido un sentimental.
Asturias septiembre 2012 799.jpg
Y créase o no, de Tazones siempre me he llevado un buen recuerdo, sin dejar -júrolo por la Santina- ningún recuerdo personal en el malecón.
Asturias septiembre 2012 809.jpg
Notas:
(1) Eso creían los ejércitos de Munuza, ignorantes, qué duda cabe, del incendio que puede provocar la más leve de las chispas. Lo que demuestra, que la prepotencia puede terminar como Narciso: ahogada en su propia imagen.

Vídeos relacionados:

AVISO: esta es una edición, revisada, actualizada y ampliada de la entrada Peregrino en Tazones, publicada originalmente en mi blog RECUERDOS DE UN PEREGRINO. Tanto el texto, como las fotografías, como los vídeos (excepto la música, reproducida bajo licencia de Youtube) son de mi exclusiva propiedad intelectual. La entrada original, a la que no obstante, se enlaza con Steemit (talentclub), pueden encontrarla en siguiente dirección: https://jc347.blogspot.com.es/2012/09/peregrino-en-tazones.html

juankar.jpg
diseño: @txatxy

IMG_2907.JPG

Sort:  

Parece un pueblo de los playmobil, precioso.

Mira, eso no se me había ocurrido y ahora que lo dices...pues como que tienes la razón, ja, ja

que bonito pueblo, sus gentes son fantásticas como buenos asturianos.
si no conoces sus romerías anímate ,son lo mas de los mas corriendo la sidra y el buen humor
siempre bien recivido
gracias por la historia juancar siempre emocionante, pero me gusta lo lúdico jeje

Hola. Sí, recuerdo algunas romerías asturianas, como las de Luarca y la Jira de Otur y tengo experiencia en algunas otras por la parte de Castilla, sobre todo en Soria y en Segovia. Son todas muy lucidas, divertidas y llenas de colorismo por todos lados. Sabes, hace tiempo que venía pensando ir publicando algunas de las más curiosas a las que he asistido. Gracias por recordármelo. Un abrazote